miércoles, 21 abril 2021 20:16

Cazan al exlíder de la CUP viendo porno y sus gustos sexuales desatan la polémica

En la tarde del jueves, Antonio Baños se colaba como trending tópic en Twitter. ¿Volvía a la política activa tras su dimisión en 2016? Nada más lejos de la realidad. El exdiputado de la CUP, cometió un funesto descuido al tratar de entrar en la polémica sobre la poetisa Amanda Gorman y su traductor catalán. Intentó crear un debate sobre el contenido de su publicación y terminó siendo el escarnio del ojo avizor de los usuario: en la captura de pantalla aparecían unas llamativas pestañas que evidencian los gustos sexuales del cupaire por la pornografía de coprofilia japonesa y las orgías BDSM. 

El miembro de la formación independentista colgaba en su cuenta de Twitter una captura de un reportaje sobre el caso Amanda Gorman sin percatarse de que en el mismo navegador tenía otras pestañas abiertas que no casan idealmente con el mensaje ‘feminista’ que estaba lanzando. En las pestañas de navegación en internet que tenía abiertas se podían apreciar búsquedas como ‘fantastic orgy’ o ‘japanese scat’ junto a otras sobre el cambio climático. Cuanto menos, chocante. En cuanto los usuarios comenzaron a responder y compartir la publicación, el ex diputado de la CUP borró el tuit.

LOS GUSTOS POR LA COPROFILIA DEL EX DIPUTADO DE LA CUP QUE HAN SORPRENDIDO A LAS REDES

Las webs de pornografía de coprofilia o atracción fetichista por los excrementos en las prácticas sexuales (o en el día a día) y las orgías que publicitó indirectamente el ex diputado de la CUP aumentaron exponencialmente sus búsquedas. El morbo de saber cuáles son los gustos de este periodista reconvertido en político. Por supuesto, antes de que optara por eliminar el tuit, los usuarios hicieron suficientes capturas para que circulara por todas las redes de difusión posibles. Incluso en su página de Wikipedia en inglés ya se recoge el suceso en su perfil como una persona que “disfruta de fantásticas orgías y el ‘japanese scat”. 

Antonio Baños fue elegido candidato de la CUP por Barcelona en 2015 y consiguió su escaño en el Parlament en los comicios de septiembre de ese mismo año. Su actividad política fue corta. El 4 de enero de 2016 renunció a su acta después de que la CUP decidiera no apoyar la investidura de Artur Mas, candidato de Junts pel Sí a la presidencia de la Generalidad.

COPROFILIA Y BDSM

La coprofilia, en su práctica sexual más popular, sobre todo a raíz del desliz del ex de la CUP, el scat, incluye la defecación sobre la pareja sexual como un estímulo erótico o de dominación. De hecho, este tipo de prácticas se asocian al BDSM, esto es, a los roles de dominación en la práctica sexual. El BDSM hace referencia a las siglas Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

¿Este tipo de gustos implica una cierta obsesión con este elemento escatológico? En realidad, esta parafilia muestra una realidad más amplia de las preferencias sexuales. En España, aunque sea minoritario, existe, si bien es en países como japón donde más presencia tiene.

El hecho de que dentro del juego sexual se incluyan elementos escatológicos como la orina (lluvia dorada) o las heces (scats), no implica exactamente fijación sino el interés y el morbo que le genera esa situación. O lo que es lo mismo, ese momento íntimo hay personas como el ex diputado de la CUP que lo encuentran estimulante para la lívido. Aquí, además, existe un cierto componente de voyeurismo, al estar, presumiblemente, sólo delante del ordenador buscando o consumiendo este tipo de contenido.

La forma más extrema de esta práctica, la coprofagia, supone la ingesta directa de excrementos, con los consiguientes potenciales problemas de salud que puede generar por bacterias y otros elementos presentes en las heces.

Más allá de las web de contenido pornográfico, también existen redes sociales que facilitan los encuentros con personas con estos mismos intereses o gustos sexuales como Fetlife o Sométeme. A través de ellas se puede conocer y chatear con personas afines. También se organizan encuentros mediante estas aplicaciones o en locales de ‘ambiente’ BDSM.