miércoles, 14 abril 2021 15:48

ERC tensa la cuerda para anular la estrategia de Puigdemont

Volantazo de ERC. Los republicanos han resquebrajado la unidad de los políticos independentistas huidos a falta de dos semanas para cumplirse el plazo para lograr un acuerdo de investidura. Los republicanos han entregado a Meritxell Serret ante el Tribunal Supremo. La exconsejera está procesada por desobediencia y malversación, y ha dejado su cargo en Bruselas para entrar en el Parlament.

Este movimiento brusco de ERC se produce sin que los equipos negociadores de JxCat, CUP y los republicanos hayan cerrado un pacto de mínimos. Con la constitución del Parlament, los partidos tienen de plazo hasta el 26 de marzo para llegar a un acuerdo. En caso contrario, podría haber una repetición electoral, un escenario que se abre tras la falta de consenso y la negativa de ERC a hablar con el líder del PSC, Salvador Illa.

Serret huyó de Cataluña en octubre de 2017 para evitar ir a juicio. La exconsejera de ERC tuvo un papel secundario entre los hechos del 6 y 7 de septiembre, el 1-O y la proclamación de la independencia de ocho segundos. Recaló en Bruselas, junto a Puigdemont, y Bélgica denegaba su extraditación.

Pese a no tener ninguna orden europea de detención de Pablo Llarena, instructor de la causa del 1-O, Serret ha viajado a España para presentarse ante el juez de forma voluntaria.

JxCat, por su parte, ha respondido rápidamente a través de Josep Lluís Cleries, portavoz de JxCat en el Senado. “Queremos manifestar todo nuestro apoyo a la consejera Meritxell Serret”, ha afirmado el político, que ha reinvidicado la “amnistía” como la única solución para los presos independentistas.

LIBERTAD POR UN DELITO QUE NO CONLLEVA CÁRCEL

Sobre Serret sí pesaba una orden de detención para tomarle declaración. Llarena ha tomado nota y la ha dejado en libertad. Para este juez, todos los líderes del ‘procés’ organizaron, planificaron e implementaron la “ejecución del referéndum”, pese al “riesgo de violencia” inherente a la celebración de la consulta ilegal.

La ahora diputada de ERC en el Parlament no está imputada por un delito de rebelión, como sí ocurre con el resto de políticos condenados. La pena condenatoria sería inhabilitación y sanción económica, pero no pena de inhabilitación y multa, pero no de cárcel.

DE COBRAR 80.000 A 60.000 EUROS

Tras su huida, ERC y JxCat la colocaron al frente de la Delegación de la Generalitat en Bruselas ante la Unión Europea, con más de 80.300 euros brutos anuales. Sin embargo, mantuvo distancia con respecto a la política activa.

Según ha explicado, vuelve a Cataluña “para continuar su lucha política contra la represión“. Además, en su butaca continuará defendiendo “la autodeterminación”, así como el regreso del resto de “exiliados políticos”.

“La decisión estaba muy meditada”, ha afirmado. “Pienso -continúa- que es la decisión correcta y el paso lógico en mi lucha para contribuir a poner fin a la represión contra el independentismo del estado español”.

FREIXA, LA SUSTITUTA DE PUIGDEMONT

“Por mis padres, abuelos y por mis hijos. El objetivo es posible. El sueño está a un paso”. Así se presenta Glòria Freixa, la elegida por JxCat para sustituir a Carles Puigdemont en el Parlament.

Sus escritos en redes sociales muestran su apoyo incondicional a Borràs y Puigdemont, que encabeza la imagen de su perfil en Twitter. “Un honor volver a trabajar por mi país desde la más noble institución”, ha afirmado.

Freixa ha elogiado a Josep Costa, en teoría el siguiente de la lista para ocupar el asiento del fugado Puigdemont. Sin embargo, el expresidente del Parlament ha renunciado al acta.

“Gracias Josep por el trabajo hecho con firme lealtad y decisión para conseguir el objetivo, la libertad de nuestro país”, ha escrito. “Seguiremos haciendo la labor juntos desde donde sea”.