jueves, 22 abril 2021 05:20

Un joven denuncia una brutal agresión de seis mossos: “Te arranco la cabeza”

Golpes, escupitajos, patadas y todo tipo de insultos racistas y xenófobos. Así procedieron presuntamente seis agentes de los Mossos d’Esquadra, que se encuentran pendientes de saber si se abre juicio oral o se se sobresee la causa penal contra ellos tras cometer presuntamente esta brutal agresión a un joven, W., en Sant Feliu Sasserra (Barcelona).

Los hechos ocurrieron presuntamente el pasado día 10 de enero de 2019, durante un operativo policial en el municipio efectuado a las 18.00 horas. Los seis agentes denunciados detuvieron a W., pero en el curso de la intervención con “se le humilló y agredió tirándolo al suelo, con escupitajos, patadas y golpes en la cabeza”, según consta en el auto al que ha tenido acceso MONCLOA.com.

PRESUNTAS AMENAZAS E INSULTOS

En paralelo, y también durante la actuación policial, presuntamente los agentes profirieron amenazas como “te arranco la cabeza”; “eres un mono“; “hijo de puta”; “es lo más cerca que vas a ver el demonio”; “negraco de mierda“; “tontolaba”; “vete más lejos de Africa para abajo”; “soy racista mucho pero si fueras blanco te hubiera pegado igual de fuerte o más”; “ya te he dicho por teléfono que te iba a pegar una hostia que te iba a dejar blanco” o”vaya chusma de mierda que nos llega a esta país”. También recibió insultos, como “subnormal”; “gilipollas”; “mierda humana esta“.

El juez no tiene acreditado que el resto de agentes del despliegue policial reprochara, interrumpiera o tratara de parar de algún modo a sus compañeros.

GOLPES EN EL PECHO Y OJO IZQUIERDO

El denunciante acudió al hospital horas más tarde de la presunta agresión, sobre las 00.58 del 11 de enero, mostrando contusiones en el ojo izquierdo, dorsal y tórax. En marzo de este año, se puso fin a la instrucción “sin practicarse la rueda de reconocimiento solicitada por la acusación al renunciarse a la misma”.

El juez ha tomado declaración a los seis agentes y tendrá que decidir si les imputa un delito contra la integridad moral y otro de lesiones, ambos recogidos en el Código Penal, todo sin perjuicio de la posterior calificación provisional que en su caso puedan realizar las partes acusadoras.

En este sentido, ha declarado “procedente” continuar con la causa “por los trámites previstos en los arts. 757 y siguientes de la misma para el procedimiento abreviado”.

COMPORTAMIENTO AGRESIVO

“El comportamiento agresivo, degradante y vejatorio de los seis agentes policiales contra el detenido debe calificarse como un presunto delito contra la integridad moral ya sea por acción o por omisión por permitir algunos de ellos que los otros compañeros ejecutaran las acciones descritas contra W.”, afirma el auto.

“El presunto delito de lesiones se muestra acreditado por el parte de urgencias del día 11/1/19 al que se ha hecho referencia”, ha concluido.