domingo, 18 abril 2021 03:42

“Inés Arrimadas volverá a su puesto en D’Aleph”, el runrún en Barcelona

“Inés Arrimadas volverá a su puesto en D’Aleph“. Es el runrún que recorre distintas sedes parlamentarias en Barcelona, según ha constatado MONCLOA.com.

“No tenemos información sobre una posible reincorporación de Inés Arrimadas a D’aleph”, han afirmado fuentes internas de la empresa a este medio, mientras han confirmado que Arrimadas goza de una “excedencia forzosa” y, por tanto, “conserva su puesto de trabajo por ser cargo público electo”. La líder ‘naranja’ ha negado que haya pedido su volver a la empresa, según han apuntado fuentes oficiales a este diario.

La duda está si Arrimadas saldrá de Ciudadanos después de la reestructuración de la Junta, aunque no se espera que lo haga de inmediato. Todo apunta de nuevo a importantes cambios y búsqueda de culpables, pero se esperan medidas contundentes. “Se escucha con insistencia“, afirman las mismas fuentes sobre este runrún que alimenta una posible salida de la líder ‘naranja’ de la política activa. “Ella no ha pedido volver“, ha afirmado su equipo a preguntas de este medio.

La empresa, que aún mantiene la silla para Arrimadas, no ha respondido a este medio. Se trata de una consultora con fuerte presencia en el sector público. Sus clientes se cuentan a cientos, incluidos alguno consejos comarcales de Cataluña -entes que duplican costes y que la propia Arrimadas ha pedido eliminar-, Ayuntamientos y casi todas las Comunidades de España. En total, 200 entidades pagadas con el dinero del contribuyente; otras 50 organizaciones no lucrativas; y 30 empresas privadas. Uno de los últimos contratos data de 2019, de la Comunidad de Madrid, por el que obtuvo 19.059,92 euros, sin IVA. La consultora cuenta con 25 años de experiencia y cerca de 60 empleados, según fuentes internas.

BARCELONA, MADRID O JEREZ

Para Arrimadas no sería problema trabajar para la compañía fundada en Barcelona, ya que además de su sede en la Ciudad Condal, también dispone de oficinas en Madrid y Jerez, de donde es natural la líder de la formación naranja. Además, si quiere viajar también podría desplazarse a Valencia, Murcia, Cantabria, Marruecos y Chile.

“Perseveramos en la aportación de valor y la generación de impacto, y nos mueve la voluntad de participar en la construcción de una sociedad más equitativa y emprendedora y de una administración pública más eficiente al servicio de la ciudadanía”, se define la empresa.

SIN MEDIDAS TRAS LA DEBACLE DEL 14-F

Tras el 14-F, la formación ‘naranja‘ optó por un comité de urgencia tras obtener tan sólo seis de los 36 escaños en la Cámara catalana, pero no se adoptaron medidas. Eso sí, los dedos apuntaban directamente a Carlos Cuadrado. La operación en Murcia y la convocatoria electoral en Madrid -junto con el cese de todos los consejeros ‘naranjas’- ha provocado ahora la reunión al máximo nivel.

Se hizo lo mismo tras el pasado hecho que no se dieron tras el desastroso resultado electoral en Cataluña, pese a que todos los dedos apuntaban directamente a Carlos Cuadrado y José María Espejo. Se hizo un Comité de urgencia, pero sin que hubiera cambios justo después de este duro golpe en las urnas. Tres años antes, con 36 diputados, ahora tan sólo seis.

Antes de su entrada en política, la líder de los ‘naranja’ abandonó la consultora, pero mantuvo el puesto a través de una excedencia. La vacante existe desde 2014, año en el que dio el salto a la política activa, para después sustituir a Albert Rivera al frente del Parlament, como jefa de la oposición siendo el partido más votado de Cataluña en 2017.

SITUACIÓN SIMILAR A UPYD

En tan sólo tres años, el partido sólo ha caído elección tras elección, especialmente el descalabro de 2019. Ni dos años han pasado para encontrarse ahora en un punto crítico, de supervivencia, muy similar al de UPyD antes de su extinción. La falta de fuertes medidas tras la debacle en Cataluña el pasado de 14-F encendió los ánimos, mientras que el intento de hacerse con el poder en Murcia ha hecho saltar por los aires todo puente con el PP -a excepción de algunas Comunidades- y expulsar a los críticos de su gestión.

Pero no sólo, el goteo de bajas ha sido incesante entre los afiliados, y los pesos pesados han comenzado a abandonar el barco, como Fran Hervías y Toni Cantó. Antes de ellos, hubo otros, como Marcos de Quinto y Lorena Roldán -ahora también en el PP-, desencantados por la deriva de Arrimadas.

Cuadrado, vicesecretario general de Ciudadanos, estaría tras la moción de censura en Murcia. Él, y no sólo Arrimadas, dio la orden de firmar el escrito que ha provocado un terremoto político casi sin precedentes. El partido rompió unilateralmente su acuerdo con el PP, pero desde las filas ‘populares’ aguardaron a un después fichado Hervías para poder abortar la maniobra. Según ha publicado El Español, el ahora miembro de Organización de la formación azul llamó para convencer a tres diputados naranjas y mantener sus Consejerías en la región. En Madrid, Isabel Díaz Ayuso contraatacaba con un adelanto electoral, eliminando todo intento de una moción de censura.

SALIDAS DE HISTÓRICOS

Tras la marcha de Hervías al PP, se ha producido la de otro histórico. Toni Cantó ha cogido la puerta de la política para cerrarla por fuera. “Obviamente dimito de esta ejecutiva y mando un afectuoso saludo a los afiliados, que no merecen un gobierno de partido que no asume responsabilidades”, ha dicho el hasta ahora diputado.

Cantó ha rechazado sumarse a la nueva Ejecutiva tras la falta de medidas contundentes y una profunda autocrítica. Así, ha pedido la dimisión en bloque del Comité Permanente, órgano al que Arrimadas había pedido incluirle.

A juicio del también actor ha considerado que Arrimadas solo ha pretendido salvar sus propios muebles y los de su Ejecutiva, sin “asumir responsabilidades”, y dar la espalda a los cada vez menos afiliados. “Sólo me planteo ahora llamar a mi representante para empezar a trabajar de lo mío dentro de poco”, ha zanjado.