martes, 20 abril 2021 13:32

Lo que menos gusta de ‘Sky Rojo’, la nueva serie de moda en Netflix

Toma nota. Tenemos nueva serie española que iba para bombazo y ya lo es, tras su estreno el pasado 19 de marzo: ‘Sky Rojo‘. Si te gustó ‘La Casa de Papel’, puedes estar seguro de que esta te va a encantar. Veamos todo lo que necesitas saber de la serie que viene de la mano de Álex Pina (‘La casa de papel’) y Esther Martínez Lobato (‘Vis a vis’) y que cuenta con 8 episodios de algo más de 25 minutos. Pero, como cualquier estreno, ya han salido voces indicando sus carencias o excesos. Y de eso también hablaremos.

El rodaje de ‘Sky Rojo’ comenzó el 18 de noviembre de 2019, y finalizó el 15 de febrero de 2021, por culpa de la pandemia del coronavirus. Ahora, analizando cada detalle, podemos decir que esta serie apuntaba a pelotazo y que iba a dar que hablar, y así ha sido. Sus actores protagonistas son Lali Espósito, Miguel Ángel Silvestre, Verónica Sánchez, Asier Etxeandia, entre otros.

De qué va ‘Sky rojo’

‘Sky Rojo’ es una serie dramática española original de Netflix y que ya podemos ver en nuestras casas desde esta plataforma. Muchos dicen que es la heredera de ‘La Casa de Papel’, una serie que marcó un antes y un después en la televisión, y que ha creado toda una saga y que ya llega por la quinta temporada. La verdad es que las críticas ya han sido muy buenas, y muchos ve en ‘Sky Rojo’ la sucesora de Tokio, Nairobi o Río. Pero también, como veremos, han provocado contras.

‘Sky Rojo’ arranca con Wendy (Lali Espósito), Coral (Verónica Sánchez) y Gina (Yany Prado) que son tres prostitutas que huyen del club de alterne en el que vivían tras dejar a su proxeneta gravemente herido y con medio cuerpo paralizado. Se trata de una cubana-estadounidense, una argentina y una española que desde ese momento emprenden un viaje por carretera sabiendo que, después de lo que han hecho, están muertas.

Con varios delitos graves a sus espaldas, por los que no pueden acudir a la policía y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar. La tiene ese punto de serie feminista que como ‘Vis a Vis’ tanto gustan entre los espectadores, o eso parecía, porque también se dice lo contrario.