sábado, 10 abril 2021 13:22

Cuarta ola: ¿Está de verdad España en peligro de rebrote?

El ambiente en España es de euforia contenida. Se sabe que la incidencia del Covid está bajando, pero aún no lo suficiente como para dar un respiro a los sanitarios. En varias regiones ya apuntan a que empieza de nuevo el goteo de ingresos. ¿Se avecina una cuarta ola? ¿Cómo será el nuevo rebrote? Mientras que el año pasado la consigna, tras los duros meses de marzo, abril y mayo era salvar el verano, los gestores políticos han aprendido la lección (a medias): ahora no hay que salvar la Semana Santa, que se da por perdida, sino que se apunta al verano. Pero todo va a depender de las nuevas variantes y el plan de vacunación.

Incluso Fernando Simón, que durante la segunda ola renegaba que fuera aquello un repunte en los casos, no ha dudado en hablar de una cuarta ola tras el valle en el que parecemos estar ahora mismo. Hemos tocado suelo, pero la incidencia no ha bajado de los 128 casos por cada 100.000 habitantes. No estamos en riesgo extremo, pero todo apunta a que volvemos a escalar hacia él. ¿Está España en riesgo de rebrote? Veamos cuáles son las señales y hacia dónde apuntan.

LA OMS APUNTA A ESPAÑA: PODRÍA LLEGAR LA CUARTA OLA DE REBROTES

El director de OMS-Europa, Hans Kluge, ha lanzado una advertencia clara sobre la Covid y la posibilidad de que vivamos en breve los efectos de una cuarta ola: “El peligro es todavía claro y está presente”. ¿Dónde radica? La responsable de Emergencias de OMS-Europa, Catherine Smallwood, lo ha explicado recientemente: “Hay un riesgo de que suban los casos, lo estamos viendo en varios países. La cobertura de las vacunas no ha llegado a los grupos que están impulsando la transmisión, así que tenemos que confiar en las medidas que tenemos”.

A pesar de que el organismo internacional valora como muy positiva la evolución de la incidencia en España, gracias a las medidas adoptadas, la presencia y expansión de variantes como la británica, que comienza a ser mayoritaria, preocupa a las autoridades sanitarias, por lo que insisten a los gobiernos competentes en mantener las restricciones de cara a Semana Santa si se quieren evitar rebrotes de gran dureza en las semanas siguientes.

oms