domingo, 18 abril 2021 01:24

David Pérez, consejero de Ayuso: “Iglesias viene a Madrid a seguir en la bronca”

David Pérez es uno de los consejeros estrella del equipo de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Tras el terremoto político que ha azotado esta región, el consejero se ha acercado a MONCLOA.com para analizar los detalles de todo lo que ha ocurrido estas últimas semanas. El consejero de Vivienda y Transportes de Madrid se moja y habla desde el abandono del vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de su responsabilidad para fajarse contra Isabel Díaz Ayuso hasta el cómo se ha vivido esta convocatoria anticipada electoral.

A su juicio, ¿qué cree que ha llevado a Pablo Iglesias a dejar la vicepresidencia para disputar a Isabel Díaz Ayuso la presidencia de la Comunidad de Madrid?

Se ha puesto de manifiesto que el proyecto de Podemos es un proyecto fallido basado en crear grandes expectativas y en mensajes populistas. Cuando llega el momento de pedirles que cumplan con todo lo que han prometido se ve que nada de nada. Esto es lo que ocurre con estos movimientos populistas, que prometen mucho, pero cuando les toca cumplir y tienen la oportunidad… Podemos ha tenido en su mano la vicepresidencia, y la sigue teniendo, para hacer todas esas cosas que han prometido. Y ¿qué ha hecho? Nada. Es lo mismo que pasó con Carmena en el Ayuntamiento de Madrid. Decían que iban a hacer viviendas para todo el mundo; acabó su legislatura y solo habían hecho una decena de viviendas.

Ante ese proyecto fallido y esa demostración pública de que todas esas promesas se han visto defraudadas , Pablo Iglesias ha optado por venir a Madrid para ver si puede seguir en la contienda, en la bronca permanente; porque así no tiene que demostrar su capacidad para cumplir sus promesas. 

Es un movimiento arriesgado…

Es una apuesta que han hecho porque tienen (la izquierda) obsesión con Madrid. Esta Comunidad es un modelo que a ellos les desafía. Les pone frente al espejo de sus contradicciones, de su incapacidad, de su falta de proyecto. La Comunidad de Madrid es una realidad de libertad, de las políticas liberales que ellos detestan y que funcionan. Y no pueden soportarlo. No pueden soportar por más tiempo que haya una comunidad autónoma que, siguiendo planteamientos políticos liberales, cree riqueza, cree empleo, cree oportunidades para la gente, ofrezca respuestas sociales… Y por eso, el objetivo es la Comunidad de Madrid y, en este caso, Isabel Díaz Ayuso.

¿Cómo ha repercutido estas elecciones anticipadas en el trabajo que lleváis a cabo en las consejerías?

Desde las consejerías se tiene una planificación que, en algunos casos, tiene que ser a cuatro años y en otros a más, como el plan VIVE, que es un proyecto a ocho años que pretende crear 25.000 viviendas, de las cuales, en esta primera legislatura, íbamos a lanzar 15.000 (y ya hemos licitado 7.000). Hay un impacto en un adelanto electoral en esa planificación. Pero como creemos que los madrileños en este momento apoyan una continuidad de las políticas que estaba habiendo. Creemos que estas elecciones van a ser un simple paréntesis donde los madrileños no solo van a revalidar el gobierno del PP, sino que lo van a reforzar. Vamos a intentar que durante estos dos meses nada se interrumpa y a partir del 4 de mayo continuar retomando todos estos proyectos y seguir sacándolos adelante.

Este terremoto político de las últimas semanas se ha gestado con cierto secretismo. Aguado ha dicho que no supo nada de lo que ocurría, y como él, la mayoría de los miembros de Gobierno. Como consejero popular, ¿cómo ha vivido esta convocatoria electoral?

Sobre cómo lo hemos vivido… son acontecimientos que son importantes en la gestión. Pero lo hemos visto como algo necesario. Realmente, para que la Comunidad de Madrid pudiera seguir garantizando los servicios y la puesta en marcha de esas políticas que crean empleo, que crean riqueza, que apuestan por la vertebración regional, por un transporte de calidad, por una sanidad de calidad y una educación de calidad y por esas políticas de libertad, pues se necesita una estabilidad. No podía estar amenazada por un riesgo de una moción de censura que, hasta el momento de ocurrir lo de Murcia, era un riesgo hipotético, pero que el día que ocurrió lo de Murcia se convirtió en un riesgo bastante tangible. Y ahí hubo que tomar una decisión desde la responsabilidad, que era garantizar la estabilidad de las políticas que los madrileños necesitan. 

¿Cree que el partido naranja volvería a apoyar al PP? O le daría sus votos a Gabilondo…

Yo creo que en política ante todo hay que ser coherente con los principios que se mantienen. Yo no puedo concebir que un partido como es Ciudadanos se eche en manos del PSOE con tanta facilidad. Yo creo que ha sido esa ambigüedad que ha tenido donde sus propios líderes han llegado a decir muchas veces que ellos lo mismo pueden gobernar con el PP que con el PSOE; y se enorgullecían. Yo creo que con un partido como el PSOE no se puede ni se debe gobernar cuando estás diciendo que eres un partido liberal, que es lo que dice Ciudadanos. Por tanto, me parece tan incoherente que Ciudadanos se haya echado en manos del PSOE que ahí está teniendo sus consecuencias. Están perjudicando a su propio partido porque su votante se ha visto defraudado. El votante de Ciudadanos no quiere que su voto sirva por ejemplo para fortalecer a Pedro Sánchez. Si quisiera eso, votaría al PSOE, pero como no quiere eso, tampoco va a votar a Ciudadanos.

Esto al electorado le despista mucho porque espera una coherencia. Y siempre que se juega con la coherencia se pierde el capital más importante que tiene un partido político que es la confianza. Y es que es algo muy sensible y muy vulnerable y con lo que no se puede jugar. Yo creo que acercarse al PSOE ha sido un error para Ciudadanos que lo pagará caro. Confiamos en sacar una mayoría suficiente como para no tener que depender de Ciudadanos, pero de ser así, confiamos en que nadie prefiera un gobierno social-comunista en la Comunidad de Madrid que un gobierno liberal que ya ha acreditado su capacidad para garantizar el progreso real, no el de boquilla. Los madrileños tienen muy claro lo que quieren. En este contexto nos la jugamos y no puede caer Madrid en manos de Pablo Iglesias, de Pedro Sánchez o de sus candidatos.

Entiendo que tras las próximas elecciones, el socio preferente del Partido Popular será Vox. Los de Monasterio aseguran que el pin parental será una línea roja entre sus exigencias. ¿El PP cederá ante esta demanda de Vox?

Nuestro socio preferente es el electorado madrileño. No tenemos otro socio. Queremos poder desarrollar nuestro proyecto de gobierno en la Comunidad de Madrid sin dependencias ni limitaciones. Gobernando para todos. Ahí están todas las ayudas que se están dando, no hacemos distinciones. Y el hecho de tener una mayoría suficiente para poder hacerlo es una garantía. Ya hay bastantes complicaciones de momento en la vida diaria de los ciudadanos con toda la pandemia, con sus efectos sobre la crisis económica… como para tener más problemas. Ayuso representa soluciones y garantías.

¿Repetirá usted como consejero de Vivienda si ganan las elecciones?

Eso yo no lo puedo saber. Es una decisión de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, quiene estoy convencido de que sí va a repetir como presidenta.