viernes, 16 abril 2021 09:33

Irene Montero se cuela en ‘Sálvame’ y convierte a ‘Rociito’ en un problema institucional

Llegó Rocío Carrasco a Telecinco y su testimonio provocó una ola entre los políticos, quienes, ávidos de unirse al carro de lo que es trending topic, salieron en masa a apoyar a la hija de la más grande. Desde Rocío Monasterio a Irene Montero, el espectro político ha salido en tromba a mojarse tras la exclusiva docuserie de Sálvame Deluxe. En el caso de la ministra de Igualdad, no ha dudado en entrar en directo en el programa para dar el punto de vista de su cartera y su lucha contra las violencias machistas, como remarca la propia política. De esta forma, con la reacción de todos los principales espada de la política española, en plena campaña por Madrid, se ha convertido el caso mediático de Rocío Carrasco Jurado en un problema institucional.

IRENE MONTERO SIGUE EL PROGRAMA DE LA CONFESIÓN

Se había anunciado todo lo anunciable. Con píldoras sobre lo mucho que podía decir Rocío Carrasco de su vida pasada de juventud. A la hora de la verdad, incluso la ministra Irene Montero estuvo atenta a lo que allí se decía. No tardó en publicar un hilo de Twitter en el que ponía el foco en que consideraba a la mujer como una víctima de violencia de género.

El testimonio de Rocio Carrasco es el de una víctima de violencia de género. Cuando una mujer denuncia públicamente la violencia puede ser cuestionada o ridiculizada. Por eso es importante el apoyo. #RocioYoSiTeCreo, ha comenzado la ministra Irene Montero en su perfil.

A continuación, ha enumerado las ideas que viene defendiendo como ministra de Igualdad y política de Unidas Podemos.

“La violencia machista la ejercen los maltratadores contra las mujeres por el hecho de ser mujeres”, para después acotar que “No se trata de criminalizar a los hombres”. Por supuesto, ha cargado contra los medios de comunicación: “Muchas veces los medios de comunicación se convierten, con o sin voluntad, en amplificadores de los discursos que cuestionan a las mujeres, que las ridiculizan o revictimizan.”

Tras lo cual ha apelado al periodismo feminista. Para Irene Montero es el único ejercicio del Periodismo que da voz y legitiman a las víctimas de violencias machistas. Todo ello mientras se sucedía el especial de Telecinco sobre Rocío Carrasco. Sálvame ha visto la oportunidad dorada para anotarse un punto y la ha aprovechado.

EN DIRECTO, EN SÁLVAME

Dado el juego que ha dado el testimonio de Rocío Carrasco y la respuesta de Irene Montero, esta ha accedido a entrar en directo en Sálvame para explicar su visión de lo que había relatado la hija de Rocío Jurado en televisión.

“Es importante que, como Gobierno, a estas mujeres les mandemos un mensaje muy claro, y es que este país está de forma decidida luchando contra la violencia contra las mujeres”, ha comenzado, remarcando “que nos ocurre por el hecho de ser mujeres”. Ante eso, la periodista Carlota Corredera, conductora del programa, le ha preguntado sobre lo que ha fallado para que si los informes, que supuestamente establecen una causa efecto entre su situación psicológica y el posible caso de maltrato, no se haya juzgado.

Aquí ha aprovechado para sacar pecho de lo que ha hecho al frente del ministerio de Igualdad, y ha tomado para sí el concepto de justicia patriarcal. Irene Montero ha sacado a colación el caso de La Manada para insistir en la criminalización de las mujeres que denuncian. Y, por supuesto, ha calzado su proyecto de Ley de Sí es Si. “Cuando una mujer denuncia públicamente la violencia puede ser cuestionada o ridiculizada. Por eso es importante el apoyo #Rocíoyosítecreo”, remarcaba.

IRENE MONTERO NO HA ESTADO SOLA

En esta ocasión, Irene Montero no ha sido la única en entrar en un programa magazine para dar su visión feminista del relato de Rocío Carrasco en Sálvame. Mónica García, de Más Madrid, entraba en directo en ‘Todo es mentira’, de Risto Mejide para aprovechar la coyuntura y cargar contra Rocío Monasterio por su tuit sobre la docuserie.

Precisamente Rocío Monasterio ha sido una de las más criticadas sin haberse inclinado por ninguna de las partes.

Adriana Lastra, portavoz en el congreso del PSOE, también ha querido estar en el timeline del tema como Irene Montero: