jueves, 22 abril 2021 12:20

Bou cumple su amenaza y cesa a cargos del PPC con el beneplácito de Génova

Josep Bou ha cumplido su amenaza contra el PPC. El presidente de los ‘populares’ en el Ayuntamiento de Barcelona ha cesado a los presidentes de distrito y a Eduardo Bolaños, según ha podido conocer MONCLOA.com. Los ahora despojados de las funciones municipales son cargos orgánicos de la cúpula de Alejandro Fernández.

Fuentes internas del PPC apuntan a la inacción de la dirección general del Partido Popular, que protege a Bou desde su inicio. “Ha contado con el beneplácito de Génova“, han asegurado las fuentes consultadas. El también empresario había asegurado que el presidente del PP, Pablo Casado, le ha respaldado al frente del partido en Barcelona, un hecho “incomprensible” para numerosos cargos y afiliados del PPC, consultados por este medio.

“Bou no es afiliado”, han recordado las mismas fuentes consultadas. “Cómo es posible que una persona no afiliada, que no cree en el proyecto, que ha dejado la puerta abierta a unirse a otras formaciones puede disponer de tanto poder municipal”, reflexionan.

Casado dio su apoyo al empresario y ha cesado al jefe de Gabinete de Alejandro Fernández, Eduardo Bolaños, junto a los presidentes ‘populares’ de distrito, Isaac Martin (Sarrià) y Xavi Cañigueral (Les Corts).

ATAQUE PERSONAL CONTRA RAMÍREZ

La amenaza de Bou es un ataque “personal y directo” contra Óscar Ramírez, el concejal y portavoz del PPC en el Ayuntamiento de Barcelona. La enemistad entre Bou y Ramírez viene de lejos, cuando el empresario comenzó a insultar y menospreciar al resto de su equipo, al que define como “la camarilla”.

La drástica medida del empresario se produce en plena reorganización interna del PPC, que previsiblemente será esta semana, pero después de la investidura, según han apuntado fuentes parlamentarias del partido a MONCLOA.com. Será en el seno del consejo provincial, con Ramírez en la presidencia, y donde no puede cesar a Bou al no ostentar cargo orgánico alguno.

Bou guarda aún otro ataque al PPC. El empresario catalán tiene aún el acta como concejal y en caso de marcharse al grupo de los no adscritos del Consistorio, dejaría muy mermada la asignación económica municipal de los ‘populares’. Esta decisión no se ha adoptado aún, pero Bou pretende ser candidato por otra formación, como Ciudadanos o Vox, de cara a las elecciones de 2023. Según fuentes internas del PPC, su nombre está totalmente descartado para representar a la formación.

Bou dio sendos ultimátums al PPC en dos entrevistas. En TVE2, instó a la formación a elegir entre los cargos fieles a Fernández y él; mientras en Betevé, señaló que él no se iba, dejando entrever el movimiento que ha realizado este martes.

ELOGIOS HACIA CAÑIGUERAL

“El presidente del grupo municipal Josep Bou me acaba de comunicar mi cese como Conseller de Les Corts”, ha escrito Xavi Cañigueral en su perfil de Twitter. El ahora exconcejal señala así que no se trata de una dimisión. Además, ha elogiado su propia labor. “Han sido unos años apasionantes en los que me he dejado la piel por los vecinos de Les Corts y por el proyecto liberal-conservador y constitucionalista de los ‘populares'”.

“Quiero dar las gracias a aquellas personas que a lo largo de este tiempo han confiado en mí para ejercer este cargo”, ha considerado, tras sentirse “afortunado por haber conocido a personas maravillosas y comprometidas con su barrio”.

De hecho, hasta rivales políticos se lo han reconocido. “Ha sido un placer coincidir contigo en esta etapa. Suerte y aciertos para la que inicias. Un abrazo, Xavi”, ha escrito Sonia Reina, concejala de Cs en el mismo distrito.

Otra muestra de la valía del cesado por Bou es el mensaje del concejal de ERC, pese a estar en las antípodas ideológicas, se ha desecho en halagos hacia Cañigueral. “Xavi, pese a las diferencias ideológicas ha sido un placer coincidir contigo en los diferentes espacios, espero podamos volver a coincidir, mis mejores deseos. ¡Un abrazo!”, ha escrito Mario Campelo. En el mismo sentido se han expresado otros concejales, como Jordi Guillén (BeC). “Pese a las diferencias ideológicas y políticas ha sido agradable compartir espacio y conversaciones contigo. Muchos aciertos en el futuro, Xavi”, ha escrito.