viernes, 23 abril 2021 03:21

Iglesias viene a freírte a impuestos: Podemos quiere que los madrileños paguen 1.000 euros más al año

El vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quiere que pagues más por el bien común. Ese es el mensaje que intentarán vender desde el partido morado, pero lo cierto es que los expertos consultados por MONCLOA.com auguran que esos diez impuestos que el candidato de la formación de izquierdas en la Comunidad de Madrid pretende subir en la región si gobierna supondrá que la administración pública ingrese unos 3.500 millones de euros más, vamos, que cada madrileño pagará de media al año unos 1.000 euros más por la subida fiscal. Patrimonio, sucesiones y otros ocho impuestos más que Iglesias viene a disparar solo por el presunto “bien común” y para que la Comunidad de Madrid deje de ser un “paraíso fiscal”, según su criterio.

La idea de Podemos es subir diez impuestos, empezando por el de Patrimonio, que está al 100% bonificado por la Comunidad de Madrid, acabando por Sucesiones y pasando por la parte que le corresponde a la autonomía en referencia al IRPF. Todos los importantes. Desde la izquierda consideran que Madrid es un paraíso fiscal para los ricos, algo que perjudica a las comunidades autónomas colindantes. Pero lo cierto es que los economistas consideran, a falta de que Iglesias publique su programa electoral (que no diferirá del de Isabel Serra) , que el resumen es que el vicepresidente pretende que, de media, los madrileños paguen 1.000 euros más al año para pagar lo que el dirigente morado considere.

El primer impuesto con el que Iglesias quiere crujir a los madrileños es el de Patrimonio, que desde 2008 está completamente bonificado por la administración. Tener bienes en Madrid será sinónimo de pagar impuestos. ¿Que quieres una casa? Estupendo, a pagar por el mero hecho de tenerla una tasa que Iglesias fijará a su juicio. Si ya era difícil el acceso a la vivienda, Iglesias pretende hacer que sea más caro para, con ese dinero, refinanciar sus medidas “sociales”, pues su programa también contemplará una buena batería de subvenciones.

Además del de Patrimonio, está el impuesto de Sucesiones. Ya se han dado situaciones en otras regiones como Andalucía donde esta tasa no está bonificado a través de la cual hay gente que no puede recibir el patrimonio de sus padres por tener que pagar una suma desproporcionada. En Madrid se paga, pero menos. Mucho menos que en otras autonomías. Y esto es algo que Iglesias no soporta. Este impuesto está bonificado al 99% en la Comunidad de Madrid. Si heredas 100.000 euros, solo tienes que pagar 1.000 por este impuesto. Iglesias no quiere esto. Quiere que se pague más, mucho más. Concretamente, en casos muy extremos, Iglesias lo quiere subir hasta un 34%. Es decir, que si heredas 1.000.000 de euros, tendrás que pagar al Estado 340.000. En el caso de lo que menos herencia cobren, tendrán que pagar en torno a un 7% (que si se compara con el 1% actual… te salen las cuentas).

También quiere tocar el IRPF, en este caso el de las personas que tengan más ingresos. Este impuesto se paga a dos administraciones: la estatal y la autonómica. En la parte que le corresponde al Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos ya han elevado la tasa a los que más ingresos tienen, pero la Comunidad de Madrid en la parte que le corresponde no lo ha tocado e incluso lo ha bajado. El vicepresidente quiere acabar el trabajo en Madrid y elevar los impuestos en la parte autonómica.

Estos son tres de los diez impuestos que quieren subir desde Unidas Podemos. Pero el resumen es que Iglesias quiere crujir a impuestos a los madrileños para luego crear nuevas subvenciones para los más necesitados. Crujir para luego darlo a su discreción es el resumen de la política fiscal de Unidas Podemos. Desde luego, desde la formación morada tienen claro que el mensaje es distinto. Según detallan ellos, solo quieren subir los impuestos a los que más tienen. No tocarán a quienes cobren poco, pero lo cierto es que sí lo harán. La media es que cada madrileño deberá pagar algo más de 1.000 euros al año en tasas para llegar a ese objetivo de Iglesias de que la administración autonómica ingrese 3.500 millones de euros más y así conseguir gastar ese dinero en lo que él quiera.

LIMITACIÓN DE ALQUILERES

La otra medida estrella con la que aterriza el vicepresidente del Gobierno en la Comunidad de Madrid es la de limitar el precio de los alquileres. El Ejecutivo actual apuesta por rebajar el importe de las rentas no mediante intervencionismo, sino jugando con las reglas del libre mercado. El consejero de Vivienda, David Pérez, ha asegurado en exclusiva a MONCLOA.com que su proyecto de crear 100.000 viviendas será mucho más efectivo que el hecho de decirle a los propietarios lo máximo que pueden cobrar a un inquilino por su inmueble.

Iglesias quiere poner un techo en una ciudad donde los alquileres están disparados. Además de crujir a impuestos a todos los madrileños, el intervencionismo que propone Podemos pretende hacer que el precio de la vivienda baje por designio divino del líder de la formación. Todas estas políticas hacen temer que la llegada de Iglesias a la Asamblea de la capital vaya a ser como un elefante en una cacharrería, ya que el PP ha hecho de la Comunidad de Madrid un ejemplo de autonomía liberal que es la única que en plena pandemia ha generado riqueza y ha crecido y aguantado la embestida de la crisis sanitaria.