sábado, 10 abril 2021 22:01

Iván Espinosa de los Monteros ‘rompe’ con Rocío Monasterio para la campaña

El matrimonio entre Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio ‘se rompe’ en plena precampaña electoral. La candidata de Vox no tendrá el respaldo de su esposo en ninguno de los actos oficiales de la precampaña y campaña a la Asamblea de Madrid. Y es que, el portavoz de Vox en el Congreso se desmarca por completo para “robar ni un segundo” de protagonismo a su mujer.

Espinosa de los Monteros será el único dirigente de Vox que no apoye la campaña de Monasterio, quien “se ha ganado su puesto sola” en Vox. De hecho, la candidata sí compartirá cartel con el líder del partido, Santiago Abascal, y otros miembros destacados de la junta de la formación conservadora, durante en su acto de presentación en Vallecas, que tendrá lugar este miércoles por la tarde.

En vez de Espinosa de los Monteros, Monasterio irá acompañada del secretario general, Javier Ortega Smith; el portavoz del Comité de Acción política, Jorge Buxadé; y la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona.

ÚNICO DIRIGENTE AUSENTE EN LA CAMPAÑA DE VOX

De esta forma, el marido de la candidata de Vox será el único dirigente que no participará en la contienda electoral. “A diferencia de otras políticas de otros partidos, se ha ganado su puesto ella sola”, ha dicho el portavoz y diputado de Vox en clara referencia a Podemos, donde se ha ascendido a cargos por afinidad. “En este partido las mujeres se lo ganan, no se lo dan unos a otros”, ha dicho.

La precampaña de Vox arranca en Vallecas, “uno de los barrios” donde el partido está “fuertemente instalado”. La intención de Vox es plantar cara a la formación ‘morada’ en un feudo donde “no echan de menos a (Pablo) Iglesias”. Según han señalado fuentes de Vox a MONCLOA.com, se habían barajado hasta diez localizaciones para iniciar la precampaña, como Leganés y Usera, entre otras. Sin embargo, se escogió la Plaza de la Constitución de Vallecas por su simbología en unos comicios en anunciados y peleados en clave nacional.

Espinosa de los Monteros ha tratado de quitar hierro en su rueda de prensa en el Congreso. “Es un sitio tan bueno como otro cualquiera”, ha señalado el diputado de Vox, sin ocultar que sería una satisfacción barrer a Iglesias en su casa natal. También se ha mostrado “muy optimista” de cara al resultado final en la contienda por el Gobierno de Madrid, donde espera que la formación de la que es miembro sea decisiva. Eso sí, ha evitado entrar en el reparto de sillones o dar sus votos a Isabel Díaz Ayuso sin apenas negociación. “No hay nada establecido”, ha considerado.

RISAS A COSTA DE TEZANOS

También se ha referido a la polémica encuesta del CIS, que tradujo los porcentajes de su estimación en escaños de forma gravemente errónea. Desde el CIS se remiten a las explicaciones de José Félix Tezanos, presidente de la institución, sin modificar una coma el error. De hecho, sólo sería posible en el caso de una abstención altísima, en contra de todo pronóstico, que apunta a una elevada abstención. A Vox se le han concedido nueve escaños, mientras que a Podemos se le han adjudicado 10.

Espinosa de los Monteros se ha mofado de Tezanos, quien vaticinó tan sólo un escaño para Vox en las pasadas elecciones andaluzas para después obtener 12. El CIS también erró con la formación cuando predijo cero escaños en Cataluña, frente a los once que dieron las urnas; y ahora sólo da nueve en Madrid. “Es previsible” que puedan llegar a 20 asientos en la Asamblea. “Algunos utilizan las encuestas para dirigir el voto de uno a otro lado, pero sospecho que vamos a tener un resultado bastante bueno”, ha zanjado.