miércoles, 29 mayo 2024

Vídeo: Estas son las imágenes inéditas de la batalla campal de Vallecas

Bajo una lluvia de piedras, botellas de cristal, huevos y ladrillos de considerable tamaño. Así se ha dirigido Santiago Abascal a los cerca de 200 personas concentradas en la Plaza de la Constitución situada en el centro de Vallecas.

Vox ha apostado por presentar su candidatura en Vallecas. Un ejercicio de libertad de expresión que la izquierda radical ha comparado con una afrenta y una provocación, también para el PSOE, Más Madrid y Podemos. La batalla campal ha concluido con 14 personas heridas, una de ellas el diputado de Vox, Ángel López, que ha sido atendido tras recibir el impacto de una piedra en la mano.

Convocados por Vallecas Antifascista y otras secciones antisistema, como el Sindicato de Estudiantes, o ‘Vallecas para todas. Vallekas Antifa’, cientos de personas han rodeado a los simpatizantes y militantes de Vox, quienes han recibido un lluvia de objetos, como latas, piedras, palos de gran tamaño y botellas de cristal. Algunos de los seguidores de Vox han devuelto la agresión de la misma forma, lanzando los objetos que les llegaban hacia los antisistema.

1
FUERTE DESPLIEGUE POLICIAL

El periodista Cake Minuesa, increpado por los antisistema. / AJM

El acto de Vox para presentar su candidatura en este emblemático barrio madrileño comenzaba con un fuerte dispositivo policial de las unidades antidisturbios de la Policía Nacional, que ha llegado a utilizar un helicóptero ante el tenso ambiente viviendo en la también conocida como ‘Plaza Roja’.

El cordón policial se ha desplegado no sólo por las zonas de acceso a la plaza, sino también por la parte de la fuente, donde algún despistado de Vox ha tratado de cruzar encontrándose con un pasillo de violentos, que han llegado a zarandear y tirar al suelo a dos mujeres y agredido a otros jóvenes que llevaban la bandera de España, tal y como ha sido testigo MONCLOA.com.

La entrada de Cake Minuesa, uno de los periodistas más críticos contra la izquierda, en los alrededores del parque de la Plaza de la Constitución ha encendido los ánimos de los más extremistas. De hecho, el informador, que ha pedido en todo momento la libertad de expresión, ha tenido que ser escoltado por la policía para poder realizar su labor.

Atrás