miércoles, 21 abril 2021 06:41

El PSOE quiere una “superconsejería” de Sanidad que meta en vereda a los centros de salud

La pandemia que ha cambiado el mundo será el motor de acción de los socialistas en caso de llegar a presidir la Comunidad de Madrid. Superar el coronavirus será el principal objetivo de Gabilondo si consigue alzarse con el Ejecutivo autonómico. Para ello, los socialistas quieren crear una “superconsejería” de Sanidad que sea capaz de erradicar el coronavirus utilizando los centros sanitarios existentes en la región.

Asimismo, con el objetivo de frenar los contagios, fuentes del Partido Socialista nos avisan de que Ángel Gabilondo impondrá restricciones más duras de las que impone Isabel Díaz Ayuso para así proteger la salud de todos.

Hay hospitales con plantas cerradas y hay centros sanitarios clausurados

Asimismo, las mismas fuentes del PSOE nos informan que se van a apoyar a los sanitarios y se fomentarán los espacios ya existentes, en vez de construir hospitales innecesarios como el Hospital Enfermera Isabel Zendal. “Hay hospitales con plantas cerradas y hay centros sanitarios clausurados”, nos alertan desde la organización política.

Para Ángel Gabilondo la salud es lo primero y, si consigue alzarse con la presidencia de la Comunidad de Madrid, la lucha contra la Covid con los recursos regionales existentes será la prioridad. No obstante, las restricciones variarán en función de la evolución de la pandemia, pero si la situación continúa como hasta ahora los socialistas creen que se necesitarán medidas más restrictivas.

LA PANDEMIA: LA ETERNA BATALLA DE AYUSO CONTRA EL PSOE

La gestión de la pandemia está siendo el principal foco de conflicto entre el Partido Socialista y la dirigente madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso. Todo lo que desde el Ministerio de Sanidad se recomienda es puesto en cuarentena, y nunca mejor dicho, por la número uno del PP en la Comunidad de Madrid.

La desobediencia de Ayuso en cuanto a la gestión de la pandemia es algo que desata ampollas dentro del Partido Socialista Obrero Español. Primero fue el cierre de fronteras, después la desescalada, luego los cierres perimetrales y ahora la campaña de vacunación. Isabel Díaz Ayuso se resiste a seguir las indicaciones de Sánchez el cual ha delegado la gestión de la pandemia en los Gobiernos autonómicos.

Pero todas estas rencillas políticas no sirven de absolutamente nada para vencer al virus. Por ello, desde el PSOE nos informan que no entrará en polémicas y que aprovechando el carácter soso, serio y formal de su candidato tratarán de evitar cualquier tipo de enfrentamiento para centrase así en los problemas de los madrileños.

PRIMERO LA SALUD, LUEGO LA ECONOMÍA

El equipo de Gabilondo lo tiene claro y, en el caso de ocupar la Real Casa de Correos, su principal objetivo será proteger la salud de los madrileños frente al coronavirus. El Partido Socialista intentará que haya un equilibrio entre la salud y la economía pero lo primero será la sanidad.

No obstante, con el objetivo de impulsar la economía se darán ayudas desde el Gobierno autonómico en caso de que lleguen a ocuparlo. Gabilondo ha anunciado que se dotarán a los hosteleros de subvenciones provenientes del remanente. Esto podría ser una solución para algunos empresarios que tendrían que enfrentarse a medidas que limitan su actividad en el caso de que la transmisión comunitaria continúe entre los ciudadanos.

Previsiblemente, Juan Lobato sería el perfil más adecuado para presidir la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid y en él se centrarían todos los esfuerzos de la recuperación económica.

LA CHAPUCERA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

La chapucera campaña de vacunación de la Consejería de Sanidad madrileña está siendo fuertemente criticada desde las filas socialistas. Gabilondo, en múltiples comparecencias, ha criticado que la Comunidad de Madrid siga sin una estrategia clara de vacunación a pesar de haberla iniciado hace más de un trimestre.

Los socialistas ya alertaron de los cierres de los centros de salud durante el fin de semana y los festivos. Esta situación provoca que la vacunación se retrase en los colectivos que allí se vacunan. Por ejemplo, durante la Semana Santa, estos espacios permanecieron cerrados durante cuatro días obligando a paralizar la vacunación de los ciudadanos que les tocaba vacunarse en los centros de salud de cada distrito o municipio madrileño.

Asimismo, durante su visita a Móstoles, Ángel Gabilondo denunció que el gobierno de Ayuso haya mantenido cerrados 37 centros de urgencias de la región que durante 2019 atendieron a más de 750.000 personas. Un hecho que puede conllevar “problemas serios” como la saturación de los servicios de urgencias de los hospitales, apuntan los socialistas.

Ojalá la “superconsejería” de Sanidad que los socialistas quieren crear sea capaz de solucionar estos problemas que se han convertido en el epicentro de la vida de los madrileños. Ojalá el conflicto entre partidos cese y se luche por el bien común. Solo existe un objetivo: vencer el virus, y los socialistas lo tienen claro.