martes, 18 mayo 2021 10:42

El PSOE pone a José Manuel Franco en la rampa de salida y prepara la purga en el PSM

La Delegación del Gobierno en Madrid no solo es un puesto relevante, también es un lugar desde donde dar publicidad al que se quede con el cargo. Los partidos políticos en el Gobierno han utilizado históricamente el cargo de delegado del Ejecutivo en la capital como un puesto en el que promocionar a quien consideraban que tenía futuro político. Pero igual que hay un puesto que indica que vas para arriba, hay otro que normalmente significa lo contrario; y en el caso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se trata de la secretaría de Estado de Deportes. Hay ejemplos varios, pero lo cierto es que el que el líder del PSM, José Manuel Franco, haya pasado de un puesto de promoción precisamente al cementerio de elefantes que es Deportes solo garantiza lo que apuntan las fuentes: Sánchez le pagará por los servicios prestados pero le quiere fuera. Ha perdido la confianza de la presidencia y de la cúpula del PSOE.

Cuando el Partido Popular quiso promocionar a Cristina Cifuentes no la llevó a un supermercado o a la Universidad Carlos III, lo que hizo fue nombrarla delegada del Gobierno en Madrid. Este es solo un ejemplo, pero este cargo ha servido a muchos como escaparate para crecer a nivel político. En el caso contrario, en el de pagar por los servicios prestados con un cargo absolutamente irrelevante, está el de Irene Lozano, una mujer que ahora Sánchez ha reciclado en las listas de Ángel Gabilondo para la Comunidad de Madrid pero que colocó como secretaria de Estado de Deportes cuando no sabía qué hacer con una amiga fiel a la que no veía ocupando ni medio cargo relevante. Pues bien, con estos ejemplos, Franco ha pasado del puesto de escaparate al del cementerio de elefantes sin que nadie se diera ni cuenta.

La nueva delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, es el nuevo ángel de Sánchez

La nueva delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, es el nuevo ángel de Sánchez. Entró a un puesto de escaparate con un discurso que en el PSOE no todos entendieron. ¿A qué venía reivindicar de una forma un tanto agresiva su “condición de feminista” durante la jura de su cargo? Porque era un discurso político puro y duro, no de agradecimiento por el cargo. En cualquier caso, desde la cúpula están hartos de la chapuza organizativa del PSM y quieren meterle mano apartando a Franco, pero no sin agradecerle los servicios prestados poniéndole al frente de una secretaría no demasiado útil o relevante.

Franco es un político respetado (a medias) entre los suyos. Decimos a medias porque alguna alcaldesa que otra (nos referimos a la creadora del ‘nepossismo’ municipal y regente de Móstoles, Noelia Posse) le ha plantado cara y ha demostrado el poco y nulo respeto que le guardaba a Franco. Pero, por lo demás, dentro de su partido solo le dedican buenas palabras, algo que ha hecho que muchos se lleven las manos a la cabeza en el momento en el que han mandado a Franco al Consejo Superior de Deportes porque saben que es toda una declaración de intenciones.

EL MANDAMÁS DEL PSM

Franco hizo mucha fuerza para convertirse en el mandamás del PSM. El hecho de que Pepu Hernández (recordemos que es el candidato del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, aunque no se le vea demasiado) y Ángel Gabilondo (candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid) fueran los políticos que rodeaban a Franco no le complicó demasiado el poder hacerse con el control de un defenestrado PSM que no hace más que perder afiliados por días. Sin embargo, en plena purga interna por acabar con el ala felipista del PSOE, Sánchez ha puesto el ojo en el PSOE de Madrid y quiere a Franco fuera por su “irrelevancia política”.

Mercedes González
Mercedes González.

Había quien veía a Franco como un político con mucha trayectoria, especialmente algunas garrapatas que se le pegaron motivadas por su ambición. Sin embargo, el nombramiento de Franco como secretario de Estado de Deportes ha hecho saltar las alarmas en su entorno que ya dan por hecho que habrá un cambio importante en el PSOE de Madrid más pronto que tarde. Primero saben que va Andalucía, pero Sánchez purgará el PSM cuanto antes con alguien que le rinda absoluta pleitesía. Y lo saben.

Desde el PSOE apuntan a la lista del PSOE en la Comunidad de Madrid. Franco no tiene cuenta de LinkedIn, pero igual no le hace falta ya que “un Sánchez siempre paga sus deudas” con aquellos que le mantuvieron respeto y fidelidad en sus horas bajas. Pero si se mira con detenimiento la lista del PSOE en la Comunidad de Madrid se pueden sacar conclusiones. Y hay quien ya las saca. Algunos incluso se salen del papel y apuntan a precisamente el cargo que ostentaba Franco y apuestan porque será Mercedes González (la delegada del Gobierno feminista con mayúsculas) la que herede los mandos del PSM.