domingo, 16 mayo 2021 02:48

Vox y Ayuso, un tira y afloja por la reducción de las Consejerías

El recorte de las Consejerías de Madrid entra en la precampaña para las elecciones del 4 de mayo. Los ‘populares‘ y Vox consideran necesaria una reducción de estos departamentos, pero no se ponen, por ahora, de acuerdo en el número a eliminar ni tampoco cuáles serían las que desaparecieran. Para el PP, habría tres consejerías menos si Isabel Díaz Ayuso fuera reelegida, hasta un total de 10. Sin embargo, Vox ha considerado necesario una reducción mayor, al pasar a sólo siete Consejerías, seis menos de las 13 actuales.

Vox pretende revertir el acuerdo entre Ciudadanos y el PP la pasada legislatura, que obligó desdoblar y crear cuatro nuevos Departamentos autonómicos. Así, se separaron Hacienda de Economía; Educación de Universidades; Transporte de Vivienda; y Cultura de Deporte, éstas últimas fueron incluidas en otras Consejerías.

Isabel Díaz Ayuso

Teniendo en cuenta el recorte generalista que propone Vox en estas estructuras, el número de altos cargos se reduciría de forma ostensible si se contabilizaran siete consejeros y una sola Viceconsejería por cada una, junto con un recorte de directores gerentes y otros altos cargos. Habrá que esperar para conocer el número total aún, pero la propuesta podría dejar a la mitad los 122 altos cargos actuales. Vox ha evitado detallar, a preguntas de MONCLOA.com, si sólo eliminaría Consejerías o bien las integraría en otras constituidas. Tampoco ha considerado pronunciarse sobre las que eliminaría totalmente.

EL VICEPRESIDENTE COBRA MÁS QUE AYUSO

Hasta ahora, los sueldos de estos puestos de máxima confianza oscilan entre los 75.084 y los 104.928,6 euros, que cobra el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, cargo que ocupaba antes de la convocatoria de elecciones Ignacio Aguado, el que fuera líder de la formación ‘naranja’ y ahora en paradero desconocido.

El director de Telemadrid es el que más cobra, con un sueldazo de 134.425,2 euros.

Aguado llegó a cobrar más de 1.800 euros más que la presidenta de la Comunidad de Madrid, un plus estipulado por la Administración, sin que haya sido pactado por acuerdo alguno. La diferencia ya se producía en legislaturas anteriores. El director de Telemadrid es el que más cobra, con un sueldazo de 134.425,2 euros.

Vox
Rocío Monasterio

En Madrid, cada consejero, según los datos de Transparencia de la Comunidad de la Comunidad, cobra un total de 100.556 euros, mientras que la presidenta cobra 103.090 euros. Si Vox fuera decisivo tras el 4 de mayo, el gasto de los principales altos cargos se reduciría en 603.336 euros.

El resto de altos cargos del Ejecutivo madrileño está formado por viceconsejeros (16 en total), con un salario de 97.277 euros; gerentes de organismos y los consejeros de empresas públicas cobran 93.855 euros; y el resto, como responsables de órganos y directores de Área, junto a comisionados, perciben 74.084 euros.

LAS VICECONSEJERÍAS Y DIRECTORES, EN EL PUNTO DE MIRA

Si Vox pretende reducir el número de altos cargos, el recorte de las viceconsejerías también disminuiría, así como el de directores generales, secretarios y comisionados. En caso de dejar una única viceconsejería por cada departamento, el ahorro sería de 875.493 euros.

Si se hiciera lo mismo con los directores gerentes, cada Consejería reduciría estos salarios de forma drástica. Estas cifras no son sólo simbólicas, en comparación con los Presupuestos de Madrid, sino toda una declaración de intenciones de cara a un posible acuerdo, si así lo establecen las urnas, entre Vox y el PP para mantener a la izquierda alejada del Ejecutivo. Los de Rocío Monasterio y Santiago Abascal parten de esta premisa en la precampaña, asegurando que el enemigo no son los ‘populares’.

De hecho, una de las leyes que tendrá que negociar el próximo gobierno de Madrid son precisamente los Presupuestos, cifrados en más de 20.000 millones de euros. Los recortes de gasto no son la única propuesta de Vox, sino también la reducción de impuestos, como la bajada del IRPF en el nivel autonómico, para mantener a la Comunidad como líder entre las que más aporta al Estado y el referente de España para empresas y trabajadores.

Pese a la crisis del coronavirus, Madrid se ha convertido en la región que más dinamismo económico ha registrado no sólo a nivel de captación de inversión extranjera, sino también en consumo, al caer tan sólo unos 4 puntos, tres veces menos que en Cataluña y otras Comunidades con mayores restricciones. El equilibrio entre economía y salud ha sido la principal premisa del Ejecutivo ‘azul’ durante la pandemia. Pese a las críticas del resto de Comunidades Autónomas y del Gobierno, Madrid es considerada un oasis y un espejo al que miran otras regiones de países como Lombardía en Italia.