viernes, 7 mayo 2021 02:03

La “dictadura” interna de Rita Maestre espanta a Tania Sánchez para volver primera línea

No sabemos si quien fue responsable de Hacienda del Ayuntamiento de la capital Jorge García Castaño se ha enterado de la presión interna que se vive en Más Madrid, pero el resto de los concejales sí. Las “ansias de protagonismo” de la que ahora es líder de la oposición en el Consistorio no son ajenas a los suyos. Por no hablar de que el proyecto que representa Maestre no seduce ni al bedel del Palacio de Cibeles, tal y como deslizan fuentes del propio partido. Pero el problema más grande es que la dictadura de Rita Maestre está espantando a nuevas caras que podrían lavar la imagen de Más Madrid. Desde la formación verde deslizan que si Tania Sánchez no ha dado un paso al frente todavía para ponerse en la primera línea política es porque le da “pereza” meterse en un berengenal como el que es el partido que ahora rige Rita. Por no hablar de que el hacerlo obligaría a la que muchos consideran una “brillante” política a bajar al barro para pelearse con Maestre.

Hay muchas voces en Más Madrid que aún creen que el proyecto podría tener sentido si se saca del partido a las “malas hierbas”. Hay una serie de cabezas políticas visibles que no dejan paso a los talentos. Casi todos los creyentes coinciden en que Tania es uno de esos brillantes talentos que tiene que dar un paso al frente. El problema es que la dictadura de Rita Maestre en la capital y de perfiles similares como es el de Inés Sabanés en el partido hacen imposible que la formación se convierta en lo que muchos quieren: un espacio alternativo a Podemos donde el debate y el talento convivan para ofrecer un partido de izquierdas liberado de los sesgos que marcan Podemos.

Tania de momento no quiere saber nada de la primera línea política a pesar de que son muchos los que quieren que lo haga. Si la que fue diputada de Podemos huye de esta responsabilidad es porque se conoce perfectamente el percal y no quiere ni acercarse al feudo de Rita Maestre en la capital. Puede que a la líder de la oposición no le apetezca entrar a los plenos o que siga con una “mentalidad de instituto”, tal y como deslizan fuentes de su propio partido, pero lo que tiene claro es que nadie va a ir a hacerle sombra. Para Maestre solo hay una posibilidad: seguir ascendiendo. Ya le reventó que Íñigo Errejón (un hombre) le levantara la candidatura a las generales de Más País en una votación tensa. Pero ahora lo que no va a consentir es que la desbanquen de su puesto.

Rita hace lo que quiere y cuando quiere

Lo que aseguran las fuentes es que el ambiente que se vive en Más Madrid es el de una dictadura de instituto. Rita hace lo que quiere y cuando quiere. Y mientras no le toquen su puesto o no cuestionen su liderazgo, seguirá aprobando medidas para después salir a la calle con pancartas para manifestarse contra esas mismas medidas que han aprobado ellos mismos. Esto no va de coherencia, sino de liderazgo, respeto y salario público. Si dejó su carrera de modelo en Milán, que al menos le traiga beneficios.

Lo que no se huele Rita Maestre es que en su partido cada vez la aguantan menos. Que se fueran cuatro de sus concejales con la correspondiente mordida económica a las subvenciones es prueba de ello. La dirigente política se cree intocable y da por hecho que será la candidata contra José Luis Martínez Almeida en las próximas elecciones municipales. Pero mientras ella vive en “los mundos de Yupi”, sus propios concejales urden formas de apartarla de la candidatura y de sus padres (que también trabajan en el Ayuntamiento de Madrid). Necesitan sangre fresca y sobretodo solvente.

Tania Sánchez siempre ha despertado pasiones en el partido. Traer a un perfil como el suyo al Ayuntamiento de Madrid sería un golpe de efecto que podría ayudar a que el partido sobreviva. De momento, el perfil de Rita Maestre no es que despierte mucho entusiasmo entre el electorado que votó a Manuela Carmena. Son el agua y el aceite y nadie quiere beberse una garrafa de Hojiblanca cuanto lo que tiene es sed. El problema es que Rita tiene sus drugos que le ayudan a controlar la dictadura de Más Madrid y cuenta con que Tania no se meterá en ese problema. Si ya le pesa volver a la primera línea política, imagínate si es a costa de un enfrentamiento sangriento con Rita Maestre…

Tania

Sobre si Errejón tiene o no capacidad de decisión a la hora de apartar a Rita, las fuentes callan. Sí que deslizan que el candidato de Más País tiene una única función en la formación que es la de salir en la televisión. Está más pendiente de La Sexta que de que su partido suba en las encuestas o de proyectar la marca a otras comunidades autónomas. El resto, lo de trabajar fuera de las cámaras, se lo deja a su equipo. De hecho, quien urdió la formación de Más Madrid y estableció una estructura de partido decente para abordar las elecciones y ‘sorpassar’ a Unidas Podemos fue la propia Tania Sánchez.

Con Errejón con la vista puesta en los platós de televisión y Rita promoviendo su particular “reino yupi del terror” en Más Madrid, el escenario no es atractivo para ningún candidato con peso y carisma suficiente como para intentar levantar la marca. Mientras los pesos pesados sean Maestre, Sabanés y Errejón, la marca que ya no sabemos si es Más Madrid, Más País o Más Fracasos seguirá condenada a la infrarrepresentación. Veremos lo que saca Mónica García en la Comunidad de Madrid, pero no las tiene todas consigo ni tampoco cuenta con el respeto de los suyos. Su primer enemigo lo tiene de número dos, pues Pablo Gómez Perpinyá tiene más ansias de poder que las que imagina su jefa.