miércoles, 19 mayo 2021 01:07

Más Madrid acusa sin pruebas a la “extrema derecha” del robo de 8.000 euros

La izquierda acusa sin pruebas a la “extrema derecha” de todos los males del mundo. Si atacan una sede de Podemos en Cartagena, la culpa es de la “extrema derecha”, que la niñera de Irene Montero ha sido contratada directamente con dinero público, la culpa es también de la extrema derecha. Si a Más Madrid le roban 8.000 euros, que acaban en una cuenta de Podemos, la culpa es de un ‘hacker’ de… sí, “extrema derecha”.

Así actúan Podemos y Más Madrid en este último caso. Cerca de 8.000 euros, destinados al ‘crowdfunding’ del partido para las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, han salido de la caja de la formación dirigida por Íñigo Errejón a una cuenta controlada por los morados de Pablo Iglesias.

MÁS MADRID EVITA CULPA A PODEMOS

Como ha ocurrido en los otros casos, los partidos de izquierda no han desvelado detalles de importancia y se guardan de atacar o señalar directamente a partidos políticos, debido a la posibilidad de ser denunciados por un delito de injurias o calumnias, entre otros.

Pese a estar colaborando con la Policía para esclarecer los hechos. En vez de esperar la conclusión de las pesquisas y de la imputación del autor o autores, tanto los de Íñigo Errejón como los de Pablo Iglesias ya tienen al culpable: “Un hacker de extrema derecha“.

El supuesto pirata informático, según las versiones de Más Madrid y Podemos, se ha saltado todos los controles de seguridad, pese a que las plataformas que ofrecen esta posibilidad están bajo el punto de mira ante los posibles fraudes que se pudieran cometer.

La información, adelantada por El Periódico este jueves, ocurrió hace dos semanas. Los de Errejón no ven culpables en Podemos, que se dio cuenta de los hechos el 2 de abril, un día después del presunto ataque.

LA VULNERABILIDAD DEL SERVIDOR DE LA WEB

Para lograr su objetivo, el supuesto ‘hacker’ eliminó toda alarma del servidor de la web y accedió a la carpeta de microcréditos y donaciones, para cambiar los dos números de cuenta donde se ingresaba el dinero de los simpatizantes. Es decir, el ‘hacker’ no sólo tuvo acceso a un servidor de Más Madrid, sino que también conocía el número exacto de las cuentas de Podemos, pese a que este partido no lo ha denunciado, al menos públicamente.

Con el dinero recaudado, Más Madrid trata de financiar su campaña electoral ‘low cost’, mientras los sondeos la sitúan como tercera fuerza en la Asamblea de Madrid. Las fuentes de El Periódico han evitado desvincular la implicación de los ‘morados’, mientras acusan a la “extrema derecha” de perpetrar este robo.

Las dos formaciones se tienen ganas, incluso en esta precampaña electoral. No se descarta, según fuentes policiales, ninguna de las hipótesis barajadas, desde un trabajador de alguna de las dos formaciones, hasta un ‘hacker’ que ha querido beneficiar a Podemos en detrimento de Más Madrid. De hecho, las relaciones entre ambas formaciones no atraviesan su mejor momento. A mediados de marzo, los de Errejón dieron un sonoro portazo a la intentona de Iglesias para concurrir juntos a las elecciones de dentro de poco más de dos semanas.

EL PORTAZO DE MÁS MADRID A PODEMOS

“Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos“, respondía Mónica García, principal candidata de Más Madrid, a un compungido Iglesias, que se juega su futuro en estos comicios. Las encuestas le dan un 7%, unos 9-10 diputados, la mitad de los de Errejón, que ostentarían entre 18 y 21 escaños en la Asamblea de Madrid.

Errejón grandes fortunas

El supuesto pirata informático ha podido superar los controles de los servidores por la vulnerabilidad del sistema informático utilizado para captar las donaciones. Según Podemos y Más Madrid, los informáticos de Podemos están revisando este sistema para poder evitar nuevos ataques.

LA EXTREMA DERECHA, CULPABLE DE TODO

Para más inri y dejar su huella, el ‘hacker‘ colocó el nombre de Nicolás Maduro en vez del de Mónica García en la lista de la candidatura, una especie de firma o jugar al despiste, ya que pudo modificarse poco después. De esta forma, no ‘secuestró’ la web, como suele ser habitual en los últimos tiempos ni tampoco ofreció un rescate por ello.

No es la primera vez que Podemos señala a la extrema derecha de los ataques que le suceden. En Vallecas acusó a los de Santiago Abascal de “provocar”, pese a que no hubo agresión alguna por parte de Vox.

El líder de Podemos también ha afirmado, sin prueba alguna, que la “justicia no es la misma para todos”, en referencia a los siete radicales de los ‘bukaneros’ y facciones afines detenidos en los últimos días. Lo mismo hizo Podemos con el ataque a su sede en Cartagena, que fue atacada con material incendiario, sin que haya por ahora ningún detenido.