miércoles, 19 mayo 2021 02:09

Pablo Iglesias promete a Rafa Mayoral un ascenso en Podemos a costa de Isa Serra

Rafa Mayoral espera impaciente su oportunidad para dominar Podemos desde un destacado puesto de la cúpula. El lugarteniente de Iglesias desde hace un lustro trata de escalar posiciones en el seno de la formación morada, donde actualmente ocupa el cargo de secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales.

El actual diputado de Podemos en el Congreso no se conforma con asistir a las comisiones de Defensa e Interior, busca poder dentro del partido. Para ello cuenta con el beneplácito no sólo de Iglesias, cuyo futuro sería muy negro si se quedara fuera del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Iglesias no dejaría la formación inmediatamente

“Iglesias no dejaría la formación inmediatamente”, según apuntan fuentes conocedoras del núcleo interno de Podemos a MONCLOA.com. La intención del casi exlíder de Podemos es dejar la pelea por el poder de la formación en manos de Irene Montero y Yolanda Díaz, que ha recibido el regalo envenenado de Iglesias. La opción de Podemos pasaría por convocar próximamente una nueva asamblea ciudadana en Vistalegre, tan sólo un año después de la reelección de Iglesias.

EL FUTURO NEGRO DE IGLESIAS

El principal candidato de Podemos al Hemiciclo madrileño tendría así un asiento de lujo para ver el combate entre su esposa y la actual ministra de Trabajo. Sin embargo, fuentes consultadas por este medio, consideran que no sería hasta el próximo año cuando Iglesias ceda el testigo del poder, a tan sólo 12 meses de las elecciones autonómicas y municipales. La última asamblea ciudadana se saldó con la ruptura entre Iglesias e Íñigo Errejón, con una pobre participación de los inscritos.

Rafa Mayoral

Mayoral tendría así su momento para iniciar su asalto a la cima de Podemos, que le dé una mayor visibilidad y demostrar su fidelidad al proyecto fundado hace más de siete años. El también diputado por Madrid no tiene reparos en trepar, incluso si tiene que pasar por encima de Serra, actual pareja de JuanMa del Olmo. Éste es otro de los dirigentes que se encuentra en el seno del núcleo duro y que mantiene una estrecha relación con Mayoral.

A ambos, además, les une su relación íntima con Montero. La esposa de Iglesias, con quien tiene tres hijos, tiene la voluntad firme de mantener vivo a Podemos, incluso si se produce la debacle el próximo 4 de mayo.

El secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de la formación morada tiene, por otro lado, algunos asuntos espinosos. El principal de ellos fue su cooperativa Kinema. Esta entidad se dedica al trabajo asociado y está integrada por profesionales de diferentes campos para promocionar el desarrollo personal y comunitario. La onegé revierte los beneficios económicos para fortalecer el proyecto, pero Mayoral pidió que le fuera restituido su capital una vez abandonó la sociedad.

LOS ASUNTOS ESPINOSOS DE MAYORAL

La falta de transparencia de Mayoral con Kinema es muy similar a la carencia de datos en su última declaración de bienes en el Congreso. La entidad, fundada en 2006, incumple la nomartiva vigente y considera que debe ocultar los datos de inscripción en el Registro Mercantil. Kinema incumple requisitos de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la información y de Comercio electrónico. En su artículo 10 señala que “todos los prestadores de servicios de la sociedad de la información hagan constar los datos de su inscripción en el Registro Mercantil

Kinema apareció en la denuncia presentada por José Manuel Calvente, exabogado de Podemos, por el caso Neurona, y por el que Pablo Iglesias está en el punto de mira de las acusaciones, según ha podido saber este medio. “No es descartable su imputación“, han afirmado fuentes bien informadas del caso a este diario. Por otra parte, Podemos exigía a todas las organizaciones territoriales contratar a Kinema, según desvelaba ante el juez la también exabogada de Podemos Mónica Carmona. “Muchos me preguntaban por qué no puedo ir a la gestoría que está al lado de la sede si me sale más barato”, indicó.

CALVENTE PONE A MAYORAL EN LA DIANA

Podemos despidió a Calvente en diciembre de 2019 tras poner la denuncia sobre los contratos de Neurona para la campaña del 28-A. El partido le purgó a raíz de una denuncia falsa de acoso laboral a una compañera. La formación tuvo que admitirlo después.

Por otro lado, Calvente denunció también la conocida como ‘Caja B’ de Podemos, una hucha destinada a las donaciones y cuyo control estaba en manos de Mayoral.

“Por la estructura jerárquica del grupo y por sus integrantes, así como por el destino de los fondos del partido bajo opacidad de la nueva Gerencia, parece ocupar el lugar de organizador y máximo destinatario de los fondos dispuestos”, indicaba. El diputado de Podemos ni ha sido imputado ni investigado en este presunto caso de corrupción política. Aún así, la investigación contra Mayoral se tendría que abrir en el Supremo por su condición de aforado y previo permiso del Congreso.

LA CAJA DE SOLIDARIDAD PROPUESTA POR MAYORAL, BAJO SOSPECHA

Mayoral propuso la creación de esta caja de Solidaridad en 2018 para “construirse como una herramienta que posibilite una respuesta y acercamiento a las necesidades de la ciudadanía, tejiendo redes con diferentes colectivos y con los sectores populares en un proyecto de lucha conjunta por la justicia social en clave de solidaridad y construcción de movimiento popular”.

El exabogado acusado falsamente detectó un posible uso irregular de los fondos, como un viaje de 50.000 euros a Brasil. Según el abogado personado en el caso Neurona, el diputado de Podemos la usaba para “realizar donaciones de forma indiscriminada y sin control legal alguno”. Se trataba de una “utilización política”, según Mayoral. El juez fue blanco de sus críticas por hacer “cosas extrañas“.