miércoles, 19 mayo 2021 05:00

Errejón se viste de Iglesias y se toma en serio anular y enterrar a Tania Sánchez

Todavía no hemos sido capaces de escuchar a nadie del mundo de la política hablar mal de Tania Sánchez. Al menos no en relación con su capacidad de trabajo y su profesionalidad como dirigente política. Que esté en las listas de Más Madrid a la Comunidad de Madrid no sorprende. pero lo que sí llama la atención es que vaya de número 17 cuando es la dirigente más válida de lejos. No es Mónica García quien ha tomado la decisión de anular a Tania, pues es Íñigo Errejón quien ha tomado el control de la candidatura. El problema es que Errejón se huele la amenaza que supone el tirón de Sánchez y se ha vestido de Pablo Iglesias para anularla y enterrarla. Que esté, sí, pero que no moleste. Esta es la máxima de Errejón.

Tania, al menos, trabaja. Y lo hace con toda la profesionalidad que ella pueda aportar. El problema es que ha creado escuela dentro del partido y ya tiene más de un seguidor entre las filas de Más Madrid que clama porque Sánchez tenga una posición mucho más relevante en el partido. La pregunta es ¿qué pinta Pablo Gómez Perpinyá de número dos teniendo en las filas a Tania Sánchez? Inexplicable para muchos, pero algo evidente para otros. Errejón no quiere nadie que amenace su posición ni la de los suyos. Mónica no manda todo lo que querría y ella ha asumido que en Más Madrid, Más País o Más Podemos se hará lo que el televisivo Errejón diga.

Más País
Errejón durante una entrevista en TVE.

En un principio las fuentes interpretaron que la razón por la que Tania Sánchez iría de 17 en la lista de Más Madrid era por decisión de ella. Es vox pópuli que la dirigente política no quiere un papel protagonista en la formación y que ha huido de la primera línea política. Si fuera por ella, preferiría trabajar en la sombra, lejos de las cámaras. Es, de hecho, justo lo contrario a Errejón, que cuando se apaga la luz roja de las videocámaras acaba su función y ya no tiene nada más que hacer. El problema es que las últimas informaciones a las que ha tenido acceso MONCLOA.com apuntan a que es Errejón quien no quiere que Tania ascienda en el partido por miedo a que suponga una amenaza para él o para sus seguidores.

Errejón es un personaje televisivo. Es una especie de actor cuya labor política se centra en aparecer en la televisión siempre que pueda. De hecho, en los mítines electorales, el diputado solía estar a lo suyo hasta que La Sexta o Antena 3 entraban por la puerta. Cuando los periodistas daban al REC, el parlamentario daba un salto y se ponía en primera plana a defender los derechos de los más desfavorecidos. Cuando se apagaba la cámara, se acabó la función. Y así hasta la siguiente aparición en Al Rojo Vivo o donde fuera. Tania es lo contrario y esto ha hecho que poco a poco despierte una legión de diputados que sí quieren trabajar que claman porque Sánchez tenga un papel importante en Más Madrid. Algunos incluso hablan de colocarla al frente del partido en el Ayuntamiento de Madrid y echar de una vez a Rita Maestre y a los “Jorges Garcías Castaños” que llevan incontables años viviendo de lo público.

que Tania Sánchez haya sido desplazada por personajes como Perpinyá tiene sentido si se ve la lista como un reflejo de los fieles seguidores de Errejón

En el fondo, que Tania Sánchez haya sido desplazada por personajes como Perpinyá tiene sentido si se ve la lista como un reflejo de los fieles seguidores obedientes de Errejón. Es el líder de Más País quien quiere controlar lo que se mueva bajo sus pies. Y más si se trata de su niña bonita, que es la formación que montó Tania de la nada y de la que se beneficia la pop star Errejón. Pero la cosa es que Sánchez tampoco se lo ha puesto difícil al dirigente de Más País, pues ella está cansada de los enfrentamientos que trae la primera línea de la política.

Pocas ganas de Tania de empezar una guerra y un dirigente que ha mamado más de Pablo Iglesias de lo que le gustaría reconocer da como resultado a Sánchez relegada en la lista con personajes con “nulo” valor político por encima de ella. Al menos es el sentir que se respira en la lista de Más Madrid que ven cómo la única que trabaja de verdad y que podría levantar la formación cae a un inexplicable puesto 17 en la lista.

EL “LADY GAGA” DE LA POLÍTICA

Algún que otro dirigente de Más Madrid se ríe cuando la película “Ha nacido una estrella” recuerda a Errejón. Cuando se habla con los que conocen al diputado de Más País lo definen de una manera que ocupa pocas líneas: “Íñigo es tele”. Es una pena que Errejón no estuviera nominado en los Oscar, porque al menos ha aparecido tantas veces en televisión como Brad Pitt (o incluso más). La obsesión del partido por tener repercusión mediática se ha pasado de rosca hasta el punto de que los asesores de prensa de Más Madrid estaban en cada mitin al tanto de los movimientos que hacían las cámaras. Y en el momento en que una de ellas indicara que entraba en directo, colocaban a Errejón en la primera línea para que chupara un poco de protagonismo.

El papel de Errejón trascendió la elaboración de programas, el mantener unida una estructura interna o el de atender a medios de comunicación que no fueran televisiones. De hecho, su jefe de prensa ignora el 90% de los mensajes que le entran, no vaya a ser que le dé una hernia por exceso de trabajo. Más País, Más Madrid o como quiera llamarse la estructura decidió hace tiempo que su presencia en la mente de todos los españoles se gana aprovechando el tirón mediático de Errejón. Y para eso está.