sábado, 8 mayo 2021 01:21

‘Pirrakas’, el mal ejemplo del hermano mayor: la Policía detiene a su hermano por la agresión en Vallecas

La Policía Nacional ha detenido a dos escoltas de Podemos tras la agresión a Vox en Vallecas. Uno de ellos es Daniel Jiménez, hermano de Iñaki alias ‘Pirrakas’ y máximo dirigente de los Bukaneros, la facción más ultra de los seguidores del Rayo Vallecano.

Tanto Daniel como Alberto R. fueron detenidos en el operativo de la Policía Nacional una semana después de la batalla campal a pedradas contra los militantes y dirigentes de Vox el pasado 7 de abril en la Plaza de la Constitución de Vallecas.

Los dos cargos de seguridad están a sueldo de Podemos, según han afirmado a El Confidencial fuentes próximas al caso. No obstante, se desconoce qué funciones tienen dentro de la formación.

PIRRAKAS, TESTIGO DE EXCEPCIÓN

La Policía detuvo a ambos junto a otros 11 violentos por la Brigada Provincial de Información de Madrid. La Policía Nacional ha basado sus informes tras el visionado de cientos de vídeos y fotos de los altercados. Según las imágenes, los dos escoltas de Podemos habrían intervenido activamente en la pelea, mientras Iñaki se dedicó a jalear a los suyos y darles apoyo desde la barrera. ‘Pirrakas’ fue así un testigo de lujo en estas agresiones.

Alberto R. llevaba puesto un polo de manga corta de rayas azules, junto a un mochila roja, blanca y azul, sin que haya trascendido que material llevaba en su interior. A este escolta se le ha visto realizando labores de vigilancia junto al casoplón de Pablo Iglesias en Galapagar, como ya hiciera ‘Pirrakas’.

pirrakas

Daniel, por su parte, ha seguido los pasos de su hermano como miembro de los Bukaneros. En el momento de los hechos llevaba camiseta negra de manga corta y pantalones oscuros. Como su hermano en el pasado, se le ha grabado golpeando, pero esta vez a los antidisturbios.

TRAS LA CONEXIÓN ENTRE PIRRAKAS Y PODEMOS

Algunos sindicatos policiales buscan la vinculación entre ‘Pirrakas’ e Iglesias, ya que debido a sus antecedentes no podría ser escolta privado, para lo cual hay que estar registrado como tal en el listado del Ministerio de Interior. Algunos cargos electos no tienen derecho a escolta policial, pero no es impedimento para contratar a quien tenga titulación.

En su etapa juvenil ha cosechado numerosos antecedentes, siendo muy conocido por los servicios de información de la Policía Nacional. Entre sus medallas personales se encuentran una tentativa de homicidio, desórdenes públicos y una supuesta pertenencia a grupo criminal. El dirigente de esta facción ultra del Rayo Vallecano junto a otras personas dieron una paliza a un militante de Alianza Nacional en 2008. Le quemaron la cara con bengalas a la víctima de la formación de ultraderecha y le dejaron en coma. Dos años más tarde, la Policía le detuvo por estos mismos hechos.

La también conocida oficialmente como Plaza de la Constitución se convirtió en un polvorín tras la llamada de la extrema izquierda para boicotear el mitin de Vox. Popularmente se conoce como ‘Plaza roja’ debido a los adoquines que revisten el pavimento, pero es todo un símbolo para la extrema izquierda madrileña.

DESPLIEGUE POLICIAL BAJO ÓRDENES POLÍTICAS

Los agentes de la UIP, conocidos como los antidisturbios, intentaron formar un fuerte despliegue en cada uno de los accesos a pie a la plaza. Sin embargo, la zona del parque se dejó apenas sin efectivos, permitiendo así que unos 500 miembros de la extrema izquierda rodearan por completo a los simpatizantes y periodistas que cubrían el acto.

Antes de iniciarse los habituales parlamentos, estos miembros de la izquierda radical habían golpeado y amenazado a varios seguidores y periodistas de Vox, como Kake Minuesa y otras dos mujeres que trataron de cruzar justo por el parque. Los violentos les zarandearon y tiraron al suelo, momento en el que varios agentes iniciaron una serie de cargas, sin que se rompiera el cordón policial en ningún momento.

La tensión fue cada vez a más. El lanzamiento de huevos y piedras se sucedía en cada actuación y palabra. Uno de los militantes de Vox sufrió el impacto de una de estas piedras, mientras que un diputado tuvo que ser atendido en el hospital tras recibir el impacto de una pedrada en la mano.

PODEMOS EVITÓ CONDENAR LAS PEDRADAS CONTRA VOX

Desde Podemos, se dijo que el acto de Vox fue una provocación, sin que se condenara en ningún momento la agresión sufrida no sólo por Santiago Abascal y Rocío Monasterio, sino por todos los que allí estuvimos. Más de 30 agentes antidisturbios tuvieron que ser atendidos por contusiones, uno de ellos fue salvajemente agredido ante la atenta mirada de ‘Pirrakas’, sobre quien, por el momento, no hay una nueva detención en su historial.

Los agentes consultados por MONCLOA.com afirmaron que “las órdenes fueron no usar el material antidisturbios”. De hecho, tuvieron que desplegarse para recogerlos de las furgonetas, apostadas a cerca de un centenar de metros, rompiendo así la línea policial y creando fisuras mientras los antisistema las aprovechaban. “Se vieron vendidos”, se han quejado. “

No entendemos los motivos por los que la Dirección General de la Policía dio estas órdenes”, han dicho. “¿Quieren un policía dentro de un féretro?”, han reflexionado. “Nos causa inquietud, preocupación y un malestar importante”, han resumido. “”Son órdenes políticas y no operativas”, criticaron. Las fuentes recuerdan la querella presentada por un sindicato policial contra el jefe del operativo Ícaro en Cataluña, ya que se dejaron vendidos a los Policías Nacionales, con la batalla de Urquinaona (Barcelona) como gran expresión de la violencia de la izquierda.