miércoles, 19 mayo 2021 02:24

Errejón intentará reactivar Más País: su candidata confirma sus buenas previsiones para el 4M

Más País se estrelló en su debut electoral en las generales de 2019 al obtener tan solo dos diputados por la Comunidad de Madrid, al que había que añadir el que ya tenía Compromís por Valencia. Iñigo Errejón, que pretendía ser árbitro en la negociación entre el PSOE y Unidas Podemos, se convirtió en irrelevante.

Y este patinazo se sumaba al fracaso de Más Madrid con Manuela Carmena, que perdió la alcaldía y no fue capaz siquiera de igualar sus números en 2015 tras desembarazarse de Podemos e Izquierda Unida, y a la decepción del propio en la Comunidad de Madrid de Errejón, que se vio como vicepresidente de Ángel Gabilondo y acabó como parlamentario raso.

MÁS PAÍS, EN STANDBY

La decepción de Más País generó un importante agujero económico en Más Madrid, que ha impulsado una ‘Carta económica’ que invita a sus concejales a aportar al partido parte de sus ingresos (hecho que ha acabado con la ruptura interna por el enfado de los ediles ‘carmenistas’):

Errejón no alcanzó sus objetivos a finales de 2019 y esta debacle obligó a Más País a frenar todos los procesos de expansión. La formación abortó su desarrollo territorial y este hecho le dejó fuera de las últimas citas autonómicas (Euskadi, Galicia o Cataluña).

Pero ahora Más País barrunta que Mónica García va a obtener un estupendo resultado al frente de Más Madrid y este previsible ‘éxito’ anima a Errejón a volver a desplegarse por Andalucía (de la mano de la exsenadora Esperanza Gómez), Región de Murcia (bajo el liderazgo del exparlamentario Óscar Urralburu) o Extremadura.

Cierto es que el posible buen funcionamiento de Más Madrid no tenga consecuencias a nivel estatal si en la próxima cita electoral, previsiblemente las elecciones andaluzas, Más País con sus aliados obtengan unos números testimoniales.

EUROPA, HORIZONTE PARA ERREJÓN

Errejón, que ha visto con buenos ojos que Equo se adapte a sus socios europeos y se convierta en Verdes-Equo, sabe que por ahora en el sur de Europa las formaciones ‘rojinegras’ o ‘verdes’ no se están implantando con la misma alegría que en el norte del Continente o en Centroeuropa, véase Alemania.

Y es que Unidas Podemos en España o Syriza en Grecia son más una evolución populista de formaciones clásicas marxistas-leninistas (el PCE y otras fuerzas que pasaron del lazo con la URSS al eurocomunismo) que de partidos posmodernistas o de izquierda pop como la Alianza 90/Los Verdes de Alemania.

LA POLÍTICA ESPAÑOLA, SEGÚN ERREJÓN

Errejón mostró hace unos meses en la revista teórica marxista Jacobin Magazine una mirada muy optimista sobre el papel de Más País, que desde que apoyó la investidura del Gobierno liderado por Pedro Sánchez y cocapitaneado por Pablo Iglesias ha sido, según el diputado, “fundamentales en marcar un rumbo verde, de justicia social y de radicalidad democrática. En este año de trabajo hemos consolidado un espacio propio, necesario y con una relevancia política en aumento”.

“La terrible pandemia y la crisis lo han cambiado todo y han generalizado la incertidumbre y la ansiedad. Por debajo del país oficial, en el país real la vida se ha vuelto cada vez más dura. Por eso nosotros hemos apostado por ser responsables, firmes e innovadores. Apostar fuerte por reconstruir la sociedad para que nadie viva con miedo, que es la única forma de ser libres“, añadía.

El líder de Más País dejaba claro cuál es su objetivo: sumar alianzas. “Nos habéis leído, visto y oído mucho, en el trabajo institucional y en el trabajo cultural por construir un país justo y verde. En el trabajo ideológico por la libertad en común, por el tiempo, la Tierra y reconstruir la comunidad. Por fundar la convivencia en sabernos frágiles e igualmente necesitados de la cooperación y la solidaridad. Con humildad pero con muchas ganas, seguimos adelante, echando raíces, construyendo la casa por los cimientos y federando fuerzas”, añadía.