jueves, 6 mayo 2021 19:31

El lado peligroso de El Camino de Santiago: las sectas esotéricas

Galicia vive inmersa en los preparativos de su nuevo Año Jubilar. El Xacobeo 2021 se presenta como la gran esperanza para el Camino de Santiago de recuperar cierta normalidad tras el corte que ha supuesto la pandemia. Además, cuenta con el hándicap de que el Papa Francisco lo ha prorrogado hasta 2022. Decisiones únicas para tiempos inciertos. El Camino de Santiago es una peregrinación eminentemente religiosa, tal y como señalan los datos del último informe publicado por la Oficina del Peregrino. Tan sólo un 9% de los más de 300.000 peregrinos que se registraron en el organismo asegura que hace el Camino de Santiago por otra motivación no relacionada con la religión. Y es aquí donde se oculta uno de los grandes peligros ocultos tras la idealización de la ruta de peregrinación en forma de sectas esotéricas.

Luis Santamaría del Rio, miembro de @infories y director de @oropel_org, lleva años desenmascarando y alertando de la proliferación de sectas que se valen de lo exótico y el atractivo del esoterismo y las proclamas New Age para captar adeptos en todos los canales y fórmulas imaginables. También en el Camino de Santiago. En un artículo reciente, alertaba de la existencia de un grupo en concreto, “Orden del Temple de la Jerusalén Celeste”, con más de 15 años de captación de adeptos a través de lo que ellos denominan Camino Universal.

Camino Universal, una cita anual con el Camino de Santiago

A la par de cada Xacobeo, las ofertas de peregrinación, ya sean con motivo religioso o secular, y las propuestas de ocio se multiplican. Esa efervescencia ayuda a camuflar todo tipo de iniciativas que se basan de una manera u otra en lo espiritual, y como explica Santamaría, casi siempre vinculadas al esoterismo que desde siempre se ha asociado con el Camino de Santiago. Aunque la mayoría tiene un objetivo inocuo, también se ha constatado que algunas sectas aprovechan el momento para aumentar sus redes de captación.

Entre estas sectas, Santamaría pone el foco sobre el grupo Camino Universal, que lleva quince años organizando todos los veranos lo que denominan Camino Universal Santiago de Compostela. Venden su iniciativa como “una marcha iniciática de ascensión, de búsqueda de conciencia y de liberación hacia la fuente original”, que dura 5 días y que tiene cinco recorridos a los que cada uno se apunta según la “vía” que prefiera. Un Camino de Santiago de Compostela diferente del ortodoxo.

En su página de captación muestran el histórico de convocatorias finalizadas con éxito. Incluso en 2020 consiguieron mantener el evento, a pesar de las restricciones. En cada una de las vías informan de cuál es el recorrido que realizan hasta llegar a Santiago de Compostela. Por supuesto, publican imágenes de ediciones anteriores para convencer a los potenciales usuarios de que no son más que un grupo normal de personas que viaja junta y vive una experiencia en grupo.

Así te captan sectas como Camino Universal

¿Se produce la captación inmediatamente mientras hacen el Camino de Santiago? Las sectas son organizaciones pacientes que saben identificar el momento adecuado para revelarse. No se presentan nunca como organizaciones religiosas sino como un grupo independiente o como en el caso de esta, bajo la capa de una asociación legalmente establecida.

Utilizan entidades pantalla que les sirven para moverse en la sociedad sin despertar sospechas, y así poder atraer a personas interesadas en determinados temas y actividades para, en un segundo momento, proponer a algunas de ellas dar un paso más e incorporarse a un grupo especial”, explica Luis Santamaría a MONCLOA.COM.

Además de utilizar los límites de la legalidad, acuden a entidades públicas (ayuntamientos, diputaciones) y empresas privadas (los que denominan colaboradores) para apoyar económicamente su actividad y permitirla. Este medio ha contactado con los organismos públicos para comprobar su grado de conocimiento de la realidad subyacente en este tipo de agrupaciones a las que patrocinan. Ninguno ha reconocido a Camino Universal como una secta sino que hablan de ellos como una asociación cultural. En la mayoría de los casos, su relación se limita a facilitarles albergue y darles la bienvenida en su ruta particular del ‘Camino de Santiago de Compostela’. “Las sectas se aprovechan de la confusión y de la falta de información, y las corporaciones locales, al igual que otras administraciones públicas, caen en la trampa, colaborando con algo que suena tan bien y parece tan bonito”, reconoce Santamaría.

“Lo que deberían exigir las administraciones es la transparencia de las asociaciones y facilitar la publicidad de los datos de los registros oficiales de asociaciones, para que todos los ciudadanos podamos saber sus datos principales y quiénes están detrás”, insiste Luis Santamaría.

Personas sensibles y/o vulnerables

Por desgracia, el caso de Camino Universal no es el único que se aprovecha de la atracción que genera el Camino de Santiago, aunque su modo de captación es muy similar: “Se trata grupos esotéricos que plantean una lectura “alternativa” del Camino de Santiago en clave mágica u oculta. Así pueden atraer a tantas personas que peregrinan con un propósito de búsqueda espiritual o para hacer un parón en su vida y pensar las cosas. Pueden encontrar a personas especialmente sensibles y vulnerables, que están muy receptivas a un mensaje de liberación y salvación”, detalla Santamaría.

Además de como Camino Universal, esta secta en concreto actúa bajo otros nombres como la Editorial Mercia du Lac, la academia de meditación Meditatoday y la asociación de artes marciales Kin-Jo. Anteriormente habría utilizado el paraguas legal de la Organización Internacional de la Vía del Entendimiento en España (OIVEE).