jueves, 17 junio 2021 23:37

El PP de Madrid se convierte a la cofradía del puño cerrado y no paga la estancia a sus concejales

Los cargos del Partido Popular van a necesitar mucha liquidez en sus cuentas bancarias puesto que la formación de derechas en Madrid no está dispuesta a pagar los viajes para apoyar al partido. Esto es lo que ha ocurrido durante los últimos días de campaña electoral para las elecciones a la Comunidad de Madrid del pasado 4 de mayo. Cabe destacar que este espíritu tacaño de los madrileños no ocurre en otras provincias, como por ejemplo, en el País Vasco donde el PP de allí si pagó los gastos de los viajes a los cargos del partido residentes en otras Comunidades Autónomas. “En las elecciones vascas necesitaban a gente y por eso nos lo pagaron”, comenta a MONCLOA.com uno de los concejales de provincia que se trasladó hasta el País Vasco para acompañar la campaña de su formación.

Algunos miembros de nuevas generaciones, que incluso ocupan cargos como concejales por toda España, han acudido a la capital para apoyar la candidatura de Isabel Díaz Ayuso a costa de su bolsillo. Los Populares madrileños se han estirado menos que el portero del futbolín y nos le han pagado ni la gasolina para llegar al kilómetro cero del país.

Desconocíamos que dentro de las filas del Partido Popular se llevaran a cabo estas practicas de ahorro extremo

Desconocíamos que dentro de las filas del Partido Popular se llevaran a cabo estas practicas de ahorro extremo. Pero así ha sido, apoyar al PP madrileño haciendo bulto en los mítines y participando activamente en la campaña tiene coste para el trabajador del partido. La cofradía del puño cerrado ha estado presente en la semana grande de Ayuso y los devotos con poder adquisitivo no han faltado.

LOS MADRILEÑOS SON MÁS AGARRADOS QUE EL CHOTIS

Pero la tacañería, como el éxito de Isabel Díaz Ayuso, no tiene límites. No se han pagado los alojamientos, ni las dietas, ni nada. Apoyar a los madrileños tiene coste individual. Si esperaban que uno de los partidos políticos más ricos de España les iba a pagar algo, estaban equivocados.

El PP no ha financiado ni una botella de agua de 0,50 céntimos después de que sus concejales de provincia se hayan desgañitado en los mítines de Isa y su equipo. Tampoco la gasolina se les ha pagado a pesar de estar dando vueltas como una peonza por la geografía madrileña durante días.

Pero ni siquiera les han obsequiado con las propias mascarillas del Ayuntamiento de Madrid, ni unos míseros cubrebocas de cuadros vichy para no contagiarse en la fiesta de Génova. Los concejales más jóvenes se las tuvieron que comprar con la paga. Los madrileños son más agarrados que el chotis, faltaría más.

VIAJA COMO UN PRESIDENTE CON ‘FALCON VIAJES’

Pero las Nuevas Generaciones del PP tienen solución para sus viajes por España. Para ello, en 2019 crearon ‘Falcon Viajes’, una agencia ficticia con distintos recorridos por toda España inspirada en Pedro. La sede se encuentra a pocos metros de la sede del PSOE en la calle Ferraz.

El cliente más ‘Popular’ puede elegir entre varios destinos tales como “La Rioja, boda cuñado”, “Festival Internacional de Benicassim” o “Valladolid en helicóptero. Pero el marketing va más allá, Falcón cuenta con un lema común: “lo pagamos todos” y con un hastag #TúPagasÉlViajaGratis.

El vídeo promocional de la campaña tampoco tiene desperdicio. En él se pueden disfrutar de imágenes aéreas de los destinos, mientras una voz en off cuenta “Festival de Benicassim, vuela como un presidente, disfruta como una estrella de rock. Valladolid, primavera en helicóptero. Helicóptero Super Puma más Falcon. Gasta litros y litros de queroseno para ahorrarte ocho minutos. La Rioja, boda de tu cuñado. Quédate con todo el mundo y aterriza en la pista de baile con un helicóptero Super Puma”. Turismo made in Pedro.

Sin embargo, desgraciadamente, Falcón Viajes ha cerrado, por lo que los concejales del PP ya no podrán hacer uso de sus servicios para asistir a las campañas electorales de su partido en el resto de Comunidades Autónomas. Esperemos que la próxima vez, los azules sean más generosos y las nuevas generaciones no tengan que pedir dinero a sus padres para lanzarse a la arena política en otras provincias.