martes, 22 junio 2021 02:35

Iglesias y Montero imponen a Podemos a Belarra y a Yolanda Díaz

No ha ganado ni unas primarias, tampoco está inscrita en Podemos. Pero Yolanda Díaz será la candidata a la presidencia del Gobierno por obra y gracia del dedo de Pablo Iglesias e Irene Montero, que continúan haciendo y deshaciendo a su antojo en la formación morada.

Ione Belarra controlará el partido en las próximas primarias. Ningún otro candidato cuenta con opciones de ganar. Y es que, los jefes han puesto en marcha toda la maquinaria para que la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 tenga todo el poder en Podemos, mientras que la ministra de Trabajo y vicepresidenta Tercera pueda presentar batalla en las próximas elecciones generales.

Irene Montero (dcha) e Ione Belarra (izda)
Irene Montero (dcha) e Ione Belarra (izda)

Belarra, la designada por Iglesias y Montero, ha presentado su candidatura, mientras Díaz descarta por completo liderar una formación política tras su paso por IU. La formación cambio sus propios estatutos para que la vicepresidenta tercera pueda presentarse como cabeza de lista.

PODEMOS SE ABRIRÁ A ALIANZAS, PERO BELARRA DESCARTA ALGUNAS

El objetivo de este cambio es “reforzar” las alianzas con otras formaciones políticas y plataformas sociales para agrandar la base. De esta forma, “se tenderá a la conformación de coaliciones con las fuerzas políticas con las que compartimos el espacio del cambio de nuestro país”. Para los morados, “es un nuevo reto técnico y organizativo que exige atender a diferentes elementos políticos, geográficos y demográficos en un país tan plural y diverso como el nuestro”.

Belarra ha asegurado que toma la decisión de presentar su candidatura “después de reflexionar con compañeros y compañeras“, pese a ser la apuesta personal de Montero, con quien guarda una gran relación personal desde que iniciaran sus estudios en la facultad de Filosofía de la Autónoma de Madrid.

La sustituta de Iglesias, de tan sólo 33 años, ya ha tomado las riendas de la formación en la primera reunión del Consejo de Coordinación. Fue el pasado cinco de mayo. Era la primera vez desde 2014 que Iglesias no presidía este órgano.

BELARRA, LA “MUJER” DE MONTERO

Tal y como avisó Montero, una “mujer” se encargará de pilotar ahora a Podemos, con la intención de mantener la alianza con IU y otras formaciones dispersas por las distintas regiones. Belarra, por el momento, es la única candidata a la IV Asamblea Ciudadana, un nuevo Vistalegre, que tendrá lugar en junio para evitar una falta de legitimación y de liderazgo en la dirección.

Díaz, por su parte, ha evitado presentar su candidatura para aspirar a gobernar. Sin presentar batalla. Montero e Iglesias mantienen así a Podemos bajo su paraguas, decisiones que se adoptan en la sombra. De hecho, la sustituta de Iglesias en el Gobierno continúa con su militancia en el Partido Comunista de España.

ETB
Ione Belarra se ha convertido en la gran fuerza emergente de Podemos. Foto: Flickr

Para evitar esta guerra interna con varias candidaturas potentes, Montero e Iglesias decidieron modificar la base de los estatutos, un cambio que se hizo sin publicidad y a tan sólo unas semanas de las elecciones del pasado 4 de mayo en Madrid. La modificación supone un revés para la militancia, definida como “la gente” por la propia Belarra.

BELARRA: SIN CERRAR LOS CIES, PESE A ESTAR EN EL GOBIERNO

La candidata de Iglesias y Montero ha asegurado que “la gente” ha pedido que sea Díaz quien lidere una candidatura. Sin embargo, la ministra de Trabajo, que dejará en paro a numerosos ‘riders’ al obligar a las empresas a contratarles, no ha pasado por un proceso de primarias ni lo hará. Es la prebenda pagada para evitar un enfrentamiento entre una desconocida como Belarra y una ministra en alza, con una gran valoración debido a su talante dialogante con empresarios y sindicatos.

Belarra, por otro lado, tiene una larga trayectoria dentro de Podemos. Por entrar en el partido dejó su doctorado en Filosofía, estudio que compartía con Montero. Ambas pasaron al activismo político, tras pasar por Cruz Roja, SOS Racismo y pedir el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES), pero estando en el Ejecutivo los mantiene abiertos.

UN CAMBIO PARA ELIMINAR LÍMITES MÍNIMOS

Los nuevos estatutos aprobados antes de las urnas en Madrid también allanan la candidatura de Belarra. Y es que, Podemos eliminó el mínimo de participación para que las primarias sean válidas, todo ello ante la altísima abstención registrada en los últimos procesos, tal y como se comprueba en las elecciones autonómicas.

Así, ya no habrá que cumplir con el requisito de alcanzar el 10% de los inscritos en cada territorio, un 20% activos o bien un 30% de los inscritos verificados, quienes han dado el DNI. Sin embargo, “si un proceso electoral no alcanzase estos mínimos en el caso de las elecciones autonómicas, forales, insulares y municipales, el Consejo Ciudadano Autonómico podría solicitar, por circunstancias excepcionales debidamente motivadas, al Consejo de Coordinación Estatal que los resultados se den por válidos. La decisión final será del Consejo de Coordinación Estatal”. Una forma de imponer la candidatura preferida de los jefes, y no de la gente.

¿HACIA UN ADELANTO ELECTORAL?

Los acontecimientos se aceleran ante una posible ruptura en el primer Gobierno de coalición y un adelanto electoral en otoño o principios de 2022, como apuntan fuentes parlamentarias consultadas por MONCLOA.com.

Pedro Sánchez, por otro lado, se mantiene en sus trece y pretende agotar la legislatura, pese a carecer del apoyo, por el momento, de ERC. Los republicanos están inmersos ahora en gobernar en solitario en Cataluña, pero necesitarían sí o sí el voto del PSC.

Los socialistas se han enrocado y han puesto sobre la mesa una serie de condiciones, entre ellas eliminar el cordón sanitario de los independentistas a éstos, un documento que firmó ERC cinco días antes de las elecciones del 14-F.