viernes, 25 junio 2021 11:09

El hachazo fiscal de Sánchez, disfrazado de ecologismo, llegará este año

Nada de esperar a la recuperación económica para subir los impuestos como prometieron los socialistas. El hachazo fiscal de Pedro Sánchez llegará a final de año disfrazo en “pequeños reajustes” para instaurar “tasas ecológicas”, así lo ha anunciado la ministras de Hacienda, Maria Jesús Montoro. Estas medidas fiscales están recogidas en Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que España ha presentado a la Comisión Europea

Pedro Sánchez impondrá nuevas cuotas a los autónomos, eliminará la declaración conjunta del IRPF, alzará el impuesto sobre el patrimonio y cambiará la modificación de donaciones y sucesiones. Pero por si esto fuera poco, el Gobierno de España también incrementará el tipo impositivo sobre los hidrocarburos y creará peajes sobre la mayoría de la red de carreteras del Estada. Todo un sablazo para los contribuyentes.

“No hay justicia social si no hay justicia fiscal y los impuestos justos y progresivos son fundamentales para mantener los servicios públicos”

Asimismo, el hachazo fiscal recentralizará los sistemas tributarios autonómicos para igualarlos “por arriba”, generalizando así la asfixia fiscal e impidiendo que ningún gobierno autonómico pueda aliviar la carga tributaria de sus ciudadanos. “No hay justicia social si no hay justicia fiscal y los impuestos justos y progresivos son fundamentales para mantener los servicios públicos”, ha aseverado Sánchez para justificar el palo fiscal a los españoles.

IMPUESTOS AL PLÁSTICO Y A LOS RESIDUOS

Pero de donde quiere pillar tajada Sánchez para aumentar la recaudación del Gobierno de España es mediante la creación de impuestos verdes. Disfrazados de los valores ecologistas, Sánchez subirá el impuesto del diésel, el del plástico, creará peajes e impondrá nuevos tipos dirigidos a prevenir la generación de residuos.

Estas tasas ecológicas ya se han aprobado en el Consejo de Ministros que ha dado luz verde al proyecto de ley de residuos y suelos contaminados dirigido a impulsar una economía circular. Los plásticos monouso y la prevención de la generación de residuos serán los ámbitos afectados.

Según ha informado la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, esta ley incluye aumenta los objetivos de reciclaje de distintos flujos de residuos e incorpora la obligación de recogida separada para diferentes restos municipales como el textil o los biorresiduos con un calendario de implantación. Para ello, esta ley verde incorpora nuevos impuestos al vertido y a la incineración con el objetivo de fomentar otras vías de reciclaje.

¿CUÁNDO SE SUBIRÁN LOS IMPUESTOS?

El palo fiscal, según fuentes del Gobierno, llegará “cuando haya recuperación económica” y se recupere el PIB prepandemia. Según las estimaciones de los expertos, la fecha estimada data de 2023 por lo que en dos años llegará el hachazo fiscal completo a los bolsillos de los españoles.

montero
Maria Jesús Montero (PSOE)

Sin embargo, la portavoz del Gobierno, Maria Jesus Montero abre la puerta a que se produzcan “pequeños ajustes” como los que se han planteado en los Presupuesto Generales de este años y sobre todo, los relativos a fiscalidad medioambiental. En este sentido, ha avanzado que hasta que no se recupere el PIB prepandemia, a finales de 2022, no parece adecuado poner en marcha ninguna medida fiscal “realmente importante y transformadora”. 

Ademas, la también ministra de Hacienda ha defendido que la reforma fiscal debería realizarse antes de las elecciones generales. “Incluso a lo mejor es conveniente que antes de la convocatoria electoral (de las generales, que tocaría a finales de 2023 de agotarse la legislatura), se pongan en marcha todas las medidas fiscales, si nos da tiempo, que se estimen oportunas”, ha señalado la ministra. De este modo, el Gobierno de España evitar que la fiscalidad se vote en las urnas.