lunes, 21 junio 2021 03:08

Nabila Soliman: la Irene Montero de Ceuta que defiende el feminismo con ‘hiyab’

¿Se puede luchar a favor del feminismo con un ‘hiyab’? En Podemos sí y lo hace a través de su secretaria de Igualdad y Feminismo en Ceuta, Nabila Soliman Ali. Nabila cubre su pelo con el velo islámico al mismo tiempo que defiende los valores feministas de occidente. La política morada se presentó a como número cuatro de Unidas Podemos en las últimas elecciones a la Asamblea ceutí, sin embargo, no obtuvo escaño. Pero eso no fue problema para seguir su andadura política en Podemos obteniendo su cargo en la secretaría de Igualdad, algo así como la Irene Montero de Ceuta. Pero con ‘hiyab’.

Según su biografía de Twitter, Nabila es socióloga, madre y se considera feminista y antirracista. Precisamente es esa lucha contra la xenofobia la que le hace posicionarse a favor de los menores no acompañados que acceden a territorio español aunque no sea de forma legal. Además, Soliman dice “pelear por el buen común” y para ello escribe desde su blog titulado ‘Pequeña revolucionaria’.

La feminista con ‘hiyab’ es uno de los 18 nombres de origen africano que configuran la lista de Podemos en la ciudad de Ceuta. La formación morada cuenta con un 64% de personas de origen no español en sus listas para colarse en la Asamblea de la Ciudad Autónoma donde gobierna el PP. Sin embargo, de estos casi 7 de cada 10 aspirantes a políticos de origen magrebí que rellenan la lista de Podemos, solo unos pocos han conseguido ostentar un cargo. Este es el caso de Nabila, que con su ‘hiyab’, trata de defender las políticas del partido desde la ciudad española ubicada en África.

EL ORIGEN DEL ‘HIYAB’

El ‘hiyab’ se trata de un pañuelo que las mujeres musulmanas utilizan para cubrir sus cabellos y, a veces, su cuello. Esta vestimenta deja totalmente al descubierto el óvalo de la cara pero cubre su pelo. Según explica la arabista Luz Gómez García en su libro ‘Diccionario de Islam e Islamismo’, el empleo del término ‘hiyab’ con el significado de ‘velo femenino’ es un uso metonímico a partir de su significado en el Corán y el Hadiz.

El Corán no prescribe el uso de este polémico atuendo en Europa pero ordena la modestia, la decencia y el pudor a la hora de mostrar públicamente el cuerpo. Mientras que en España la decencia y el pudor no está ligada a cubrir una melena. No obstante, el origen de la interpretación del uso del ‘hiyab’ se encuentra en el Corán.

Algunos pasajes del Corán lo mencionan: “Di a las mujeres que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están [decentemente] a la vista, que cubran su escote con el chal”. Muy feminista. Asimismo, otro pasaje del libro más sagrado de la religión musulmana también habla de este accesorio: “¡Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el manto. Es mejor para que se las distinga [por ello] y no sean molestadas”. Además, la palabra ‘hiyab’ se refiere a la segregación que preserva la pureza. Una “pureza” que políticas como Nabila llevan por bandera a la vez que defienden los valores feministas.