martes, 3 agosto 2021 22:54

La alcaldía de Alcobendas, pendiente de la pelea de patio de colegio de Ciudadanos

La pelea interna entre los concejales de Ciudadanos acaba en una crisis en el Gobierno municipal de Alcobendas. La alcaldía de la ciudad se disputó en las urnas en 2019 y, tras un pacto de Gobierno, el PSOE y Ciudadanos decidieron turnarse la alcaldía. Una vez finalizado el mandato del socialista Rafael Sánchez Acera, el puesto de primer edil tiene que ser ocupado por uno de los cinco concejales de Ciudadanos que trabajan en el consistorio municipal. El trato era que el vicealcalde sería el alcalde y viceversa, sin embargo, a pesar de liderar la vicealcaldía, ser el número uno de los naranjas en Alcobendas y ser el portavoz de su grupo municipal, Miguel Ángel Arranz no ha conseguido alzarse con el título de alcalde como estaba previsto. Y todo gracias a sus compañeros y a la Ejecutiva naranja que recalcaban a este medio la necesidad de un “perfil con más tirón y con mayor presencia mediática”. Arranz se ha quedado sin alcaldía y ahora los concejales de Ciudadanos se disputan en los despachos liderar la ciudad de Alcobendas, uno de los consistorios más importantes que le quedan a los “casi desaparecidos” Ciudadanos.

Como ya adelantamos en MONCLOA.com, Miguel Ángel Arranz no ocuparía el despacho del alcalde. El Ayuntamiento alcobendense reestructuró ayer su organigrama, “con el objetivo de seguir trabajando por y para Alcobendas y afrontar los retos y proyectos de futuro con un equipo coordinado y cohesionado”, según ha informado la institución en un comunicado difundido a los medios. Sin embargo, los naranjas parecen estar menos cohesionados que nunca puesto que su cabeza de lista ha sido cesado y no ha acogido la noticia con la mejor de las sonrisas.

Pero si hay algún concejal que le ha “despojado” de sus funciones a Arranz, ese es Aitor Retolaza que es el nuevo portavoz del grupo municipal y asumirá las competencias de vicealcaldía como primer teniente de alcalde. Además, se ocupará de las delegaciones de Arranz que coinciden con las de Urbanismo, Vivienda, Ordenación del Territorio, Licencias y Regeneración Democrática. Retolaza hasta ahora estaba relegado a la posición de 4º teniente de alcalde y de concejal de Seguridad Ciudadana, Protección Civil, Movilidad y Transporte, Distrito Urbanizaciones y Empresarial. Sin embargo, a costa del cese del puesto de Arranz, podría arrebatarle el oro a sus compañeros en la carrera como alcalde.

El despacho del alcalde está en manos de los concejales que tendrán que votar al futuro regidor en el próximo Pleno de investidura en el que se elegirá al alcalde de la ciudad. Todas las miradas están puestas en esta elección y apuntan hacia Eduardo Andradas, portavoz de Unidas Podemos, ya que su voto será crucial para el nombramiento.

UN PREMIO DE CONSOLACIÓN PARA ARRANZ

Ciudadanos ha decidido cesar a Miguel Ángel Arranz como vicealcalde y portavoz del grupo municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Alcobendas. Además, la Ejecutiva naranja ha decidido retirarle de su cargo como concejal de Urbanismo, Vivienda, Ordenación del Territorio, Licencias, Regeneración Democrática.

Pero a pesar de perder la alcaldía, la concejalía y la portavocía, Miguel Ángel tiene un premio de consolación por parte del partido al que ha dedicado su trabajo durante los dos últimos años en las instituciones municipales de Alcobendas. Arranz se mantendrá como concejal de Relaciones Institucionales con San Sebastián de los Reyes, todo “un ministro de exteriores” del municipio de enfrente. Un triste premio de consolidación que tendrá que ser aceptado por Miguel Ángel que debe decidir entre quedarse solo con esta delegación, marcharse del partido o permitir que otro concejal de Ciudadanos sea el futuro alcalde de la ciudad de Alcobendas. Muchas decisiones que se suceden tras “una pelea de patio de colegio” entre los naranjas que se salda con el cese del líder de Ciudadanos en la localidad.