lunes, 2 agosto 2021 22:51

La discoteca Oh My Club reabre sin cumplir todas las restricciones

el corte ingles

El ocio nocturno deja de estar en tinieblas. El ministerio de Sanidad ha autorizado a las Comunidad Autónomas para que decidan la apertura de las discotecas y tras mucha insistencia por parte del sector se han reabierto los locales de ocio nocturno. Eso sí, los locales tendrán que cumplir una serie de restricciones para retomar su actividad, unas medidas que en ciertos locales no se han cumplido de forma estricta. Este es el caso de Oh My Club, la discoteca de moda de la capital, que abrió durante todo el fin de semana sin apenas cumplir las restricciones impuestas por las autoridades.

Las restricciones de las autoridades sanitarias madrileñas para la reapertura del ocio nocturno eran claras: horario de cierre a las 03.00 de la madrugada, no aceptar clientes a partir de las 02.00pistas de baile abiertas al aire libre y aforo al 50% en interior y 75% en exterior. Por su parte, los clientes podrían recoger bebidas en la barra, tendrían que bailar con mascarilla y debían mantener la distancia de seguridad en todo momento. Sin embargo, no todas estas restricciones se cumplieron en el local de moda de la capital.

Como pudo comprobar MONCLOA.com y se puede apreciar en el video, en la discoteca Oh My Club los clientes no se acataron muchas de las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y no se respetó el 50% de aforo del local. Mientras todo el personal de la discoteca hacía uso de la mascarilla, a excepción de las chicas de imagen, había muchos clientes que no hicieron uso de este accesorio de seguridad en toda la noche a pesar de no estar consumiendo. Además, en algunas mesas había shishas con la consiguiente propagación de aerosoles que favorece la transmisión del coronavirus.

Asimismo, el local permitió el baile de los clientes alrededor de las mesas y la gran cantidad de asistentes hizo muy difícil que se mantuviera la distancia de seguridad de 1,5 metros durante toda la noche. Cabe destacar que Oh My Club si cumplió con el horario de cierre clausurando la discoteca a las 03:00 de la mañana aunque hubo clientes que accedieron al establecimiento a las 02:00. Muchos de los grupos que clausuraron la discoteca a las tres de la madrugara se trasladaron a fiestas privadas a continuar con la noche.

EL REFUERZO POLICIAL

Con el objetivo de velar por el cumplimiento de la ley, el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha un refuerzo del dispositivo policial y alertó que reforzaría las inspecciones en las discotecas para asegurar que se cumpliera la normativa durante este primer fin de semana de ocio nocturno. Y así fue, los agentes se trasladaron hasta las inmediaciones de Oh My Club, sin embargo, no accedieron al local.

Como pudo comprobar este medio, cinco agentes de la Policía Nacional se acercaron a la puerta de la discoteca madrileña y tras una breve conversación con uno de los porteros decidieron marcharse sin levantar acta y sin entrar al local para comprobar si se estaban cumpliendo con las medidas de seguridad. Cabe destacar, que la Policía puede acceder a estos establecimientos durante el horario de apertura al público, sin embargo, la noche del sábado 26 de junio no lo hicieron.