sábado, 31 julio 2021 04:27

Sociedad Civil Catalana debe miles de euros mientras cobra entrada por los mítines de Illa y Casado

Sociedad Civil Catalana, la plataforma constitucionalista más numerosa de Cataluña, debe dinero, mucho dinero a asociaciones de este bloque. El incumplimiento de los convenios es habitual, así como sus promesas de mal pagador.

Ejemplo de ello es el impago del convenio a Politeia, que engloba a agentes de distintos cuerpos policiales que operan en Cataluña, desde la Guardia Civil a Mossos d’Esquadra, pasando por policías nacionales y locales, entre otros.

A ambas asociaciones les unía la defensa férrea de la unidad de España y la lucha contra el independentismo, sin entrar en el peligroso juego de los partidos políticos. Por este motivo firmaron un convenio el 13 de febrero de 2019, según los documentos a los que ha tenido acceso MONCLOA.com.

“Sociedad Civil Catalana (SCC) se compromete realizar una aportación de 1.000 euros al mes. Por su parte, Politeia se compromete a promocionar la participación de SCC en todos los eventos que la asociación lleve a cabo“, estipula una de las cláusulas de este pacto. Además, Politeia asumiría las funciones que hasta la fecha desarrollaba la agrupación sectorial de seguridad de SCC”, un departamento que servía para abonar las honorarios de personas afines a la cúpula.

Sociedad Civil Catalana no ha cumplido su parte económica en este convenio. De hecho, tras casi dos años desde su firma tan sólo ha abonado 2.500 euros de los casi 36.000 que tendrían que haberse entregado a la asociación formada por agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros.

SOCIEDAD CIVIL CATALANA INCUMPLE PAGOS, PERO PIDE 25 EUROS PARA SUS JORNADAS

David Hernández, presidente de Politeia, ha mostrado su malestar por este impago. A preguntas de Moncloa.com, el máximo dirigente de esta joven entidad ha criticado el proceder de SCC, que celebra esta semana sus jornadas de verano cobrando la entrada pese a los impagos. “(En SCC) Jugaron a firmar convenios de apoyo económico y mediático con otras asociaciones de ámbitos específicos, como la que tengo el honor de presidir, para luego incumplirlos sistemáticamente”, ha criticado.

La situación era tal que la abultada deuda ha hecho insostenible cualquier relación con SCC. Antes estos impagos, Hernández, de buena fe, se puso en contacto con los máximos dirigentes de la cúpula de SCC para tratar de llegar a un acuerdo. Sin éxito alguno.

Sus interlocutores fueron Ramón Bosch y Fernando Sánchez Costa, expresidente y presidente de SCC, respectivamente. Sin embargo, la plataforma con estrechos lazos con el PSC lo mantuvo y evitó cancelarlo, pese a que la deuda crecía. Tal era el bochorno para SCC que Sánchez Costa se negó a hablar directamente con Hernández.

PROMESAS DE MAL PAGADOR

En vez de él, envió a otros intermediarios, cargos de SCC o afines a la plataforma, para tratar de calmar el asunto. La respuesta y una solución a corto plazo fue el pago de 2.500 euros. El único que ha percibido Politeia tras casi 36 meses de servicios. El nuevo incumplimiento provocó un nuevo desencuentro entre ambas asociaciones.

“Tan sólo nos abonaron 2.500 euros, ni rastro de la diferencia que nos adeudan”, ha afirmado Hernández. “SCC ha obviado con prepotencia cualquier resolución de las situaciones“, ha aseverado. Y es que, Politeia ofreció a SCC cancelar el convenio, pero la plataforma ha hecho oídos sordos a estas peticiones, aumentando así su deuda.

Y todo, pese a que el convenio permite su modificación, según la cláusula once. Este acuerdo sólo puede ser modificado “en caso de acuerdo posterior suscrito entre los representantes autorizados de ambas partes“, se lee en el documento. El texto está rubricado por el propio Hernández y Ramón Bosch, entonces presidente de SCC.

Por otro lado, el máximo mandatario de Politeia ha criticado también las jornadas de verano de Sociedad Civil Catalana, a las que no está invitada esta asociación como tantas otras del espectro constitucionalista catalán. Y es que, el constitucionalismo, con Vox a la cabeza, ha roto su silencio con la sorprendente y socialista composición de las mesas de debate que se celebrarán esta semana.

EL DERROTISMO HABITUAL DE SCC

“Es otra muestra del derrotismo habitual en las grandes asociaciones constitucionalistas en Cataluña y su vinculación con ciertos partidos políticos”, ha criticado el presidente de Politeia en declaraciones a este medio.

A su juicio, la invitación a un buen número de políticos y expolíticos del PSC, que no es una formación nacional sino nacionalista, hace “difícil que el constitucionalismo salga de la clandestinidad con estas iniciativas, que sólo contentan a los patrocinadores políticos y empresariales de SCC”.

En el mismo sentido, ha lamentado el “despropósito” de invitar al PSC, que “ha impulsado los indultos a los políticos golpistas y ha derrotado moralmente a la sociedad civil constitucionalista”. Para Politeia, la aparición estelar del PSC en las jornadas de SCC es parte de la política de apaciguamiento del constitucionalismo para evitar que el voto se dirija a otras formaciones. Por el momento es eficaz, al dejar a la mitad de los eletores en sus casas, como ocurrió en las elecciones autonómicas del pasado 14-F.

ILLA E ICETA, EL TANDEM QUE MANEJA EL CONSTITUCIONALISMO EN CATALUÑA

Y es que, el tándem formado por Salvador Illa y Miquel Iceta ha demostrado ser muy negativo para Cataluña. Illa compaginó su cargo como ministro de Sanidad con el de secretario de Organizón del PSC. A esos pasados comicios debió ir Miquel Iceta, entonces ganador de las primarias socialistas. Illa le sustituyó debido al desplome en las encuestas el PSC.

Iceta no responde si habrá referéndum consultivo: "habrá agenda para el reencuentro"

Tras la remodelación del Gobierno, Iceta fue nombrado ministro y desde esa poltrona ha defendido no sólo los indultos, sino también referéndums, dando un nuevo paso para acercarse a ERC, mientras se ningunea a la otra mitad de Cataluña.

“Esta política de apaciguamiento para mantenerse en el poder del PSC ha sido lo peor que ha pasado en Cataluña y la siguen manteniendo por puro interés partidista”, ha criticado Hernández. Al respecto, ha recordado los pactos del PSC con los independentistas en decenas de ayuntamientos y diputaciones. “Es una estrategia política para mantener privilegios partidistas despreciando a la sociedad civil constitucionalista catalana que es la que, verdaderamente, defiende la constitución en esta comunidad”, ha zanjado.

EL PSC Y SUS PACTOS CON INDEPENDENTISTAS QUE SÁNCHEZ COSTA ASUME

El presidente de Politeia ha considerado “normal” que Vox no quiera sentarse en la mesa con el PSC al padecer el cordón sanitario de los socialistas e independentistas. “Los movimientos del PSC sólo se dirigen a su supervivencia partidista”, ha señalado.

De esta forma, ha afirmado que “el formato de SCC ya está condicionado de inicio, aparte que la mayoría de ponentes son de la órbita del PSC o del PSOE”. Así, se ha sorprendido de que tanto PP como Ciudadanos se hayan plegado a este “formato derrotista habitual y para el que encima cobran entrada”.

“SCC dejó hace años de ser un referente por sus equilibrios políticos imposibles”, ha afirmado Hernández. A su juicio, la plataforma ha introducido en su junta a políticos que han tratado de imponer los criterios de cada partido e incluso usar la plataforma como cantera para sus nuevas estrellas en el Parlament.