jueves, 5 agosto 2021 00:40

Cómo quitarte la arena de playa de los pies en tres segundos

Uno de los malos momentos de pasar un rato en la playa, son aquellos de ir y descubrir que la arena ha invadido nuestros pies. Por lo que, le vamos a enseñar unos buenos trucos para que regrese a casa sin ningún problema y sin más arena. En los casos, de que no tengan los objetos indispensables para aplicar estos consejos útiles, tendrán otras alternativas extras. Estas no son tan efectivas, pero nos sacarán de aprieto.

La playa es una de las opciones de muchas personas en este verano, por lo que tiene muchas ventajas. Pero, aún así, incluye algunas desventajas muy molestas, por lo que una de ellas es descubrir que la arena ha invadido nuestros pies. Y que, si volvemos a nuestra casa en coche, se acabará llenando de todo de granos de arena. Por suerte, tenemos algunos trucos muy rápidos para que limpien sus pies, y tu piel en general, para estos tipos de situaciones. Solo necesitaran un objeto común y fácil de encontrar para que llevemos nosotros.

¿Cómo podemos quitarnos la arena de la playa de nuestros pies?

¿Cómo podemos quitarnos la arena de la playa de nuestros pies?

La arena de la playa, se completamente hidrófila por lo que significa que tiene afinidad por el agua. Por eso nos cuesta tanto quitarnos los granos cuanto se tiene los pies todavía mojados, Ahora bien, ¿Qué pasa si el agua se encuentra con una sustancia aún más hidrófila que la arena? Aquí es donde entra en juego a escena los polvos de talco. Si, si desean salir de la playa, y se echan los pies con estos polvos, absorberán toda la humedad. Por lo que, podrán observar cómo los granos caerán por arte de magia.

Existen muchos accesorios que se complementan con estos trucos, hay personas que tienden a usar brochas para distribuir el talco. Mientras, otras personas se contentan con solo usar una toalla extra. También existen las posibilidades de meter el polvo en un calcetín para introducir nuestros pies, y así dejar que toda la arena se quede allí.  

Si usamos las manos para ese proceso, se debe de recordar aplicar polvos de talco en ellas para que quede bien limpio. Así evitar que se metan harán en los bocadillos, siendo una de las pesadillas más recurrentes de pasar un día agradable en la playa. Pero, si estás leyendo este post cuando ya te encuentres en la playa y no te ha llevado el polvo de talco. No te preocupes, aquí tiene otras alternativas.

Mantener la calma y esperar que la evaporación haga el trabajo

Mantener la calma y esperar que la evaporación haga el trabajo

Si no tienen prisa por salir de la playa, dejen sus pies manchados de arena en uno de los rincones secos y esperar a que el calor absorba la humedad. Por lo que, tarde o temprano será más fácil de quitarse los granos que genera la arena de playa. Así, puedes disfrutar de la playa en este verano sin ningún problema con los más pequeños de la casa.

Utilizar alfombrillas

Utilizar alfombrillas

Es otro de los métodos que consisten en usar alguna alfombrilla que tengamos en nuestro coche. Antes de proceder a entrar al vehículo, se debe de dejar la alfombrilla en el suelo, después se coloca los pies sobre ella y arrastra los pies por toda la superficie para que se vaya cayendo la arena. Por último, se termina usando una toalla para exiliar los granos más obcecados por quedarse en nuestra piel.

Usar las duchas públicas de la playa

Usar las duchas públicas de la playa

Puede ser un consejo obvio, pero a veces las prisas por regresar a casa hacen que se olviden de las duchas. De todas maneras, aunque estemos libre de arena, vale la pena tomar una ducha para quitarse los posibles contaminantes que podría tener el agua de la playa. Además, estas son perfectas porque evitan irritaciones en la piel.

Colocar los pies en un barreño

Si han llevado algún cubo o contenedor con ustedes, solo deben llenarlo de agua normal y meter nuestros pies durante unos minutos, hasta que se despegue la arena. En caso que, sobre agua, quizás tengan una ducha o alguna fuente cerca por lo que, también podrán llenar el barreño. Y, proceder a echar el agua encima de nuestros pies las veces que sea necesario. Siendo una de las razones por la que podemos disfrutar la playa este verano.