viernes, 6 agosto 2021 04:28

El PSOE pierde el norte y exige a la Comunidad de Madrid que gaste las segundas dosis reservadas

Ellos han visto una oportunidad infalible, pero en realidad solo están poniendo en riesgo las segundas dosis de quien ya se ha vacunado contra el coronavirus. Desde luego, a nivel electoral, viene muy bien el poder criticar que la Comunidad de Madrid (principal rival político del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras las elecciones del 4-M) aún no ha administrado una buena cantidad de dosis que tiene guardadas. Pero tal y como ha podido saber este medio de comuniación, esas dosis están, efectivamente, guardadas bajo llave porque son las que les corresponden a quienes ya han recibido la primera vacuna. Inocularlas ahora sería un riesgo para esas personas porque romperían las recomendaciones del fabricante. Pero al PSOE poco le importa con tal de tapar, según deslizan desde la Comunidad de Madrid, que el Gobierno no tiene dosis suficientes para los españoles. O en este caso, para los madrileños.

El stock de vacunas de Pfizer se está reservando para 2ª dosis ya comprometidas

“El Ministerio de Sanidad está entregando este mes la mitad de la dosis de Pfizer que entregaba en junio. Debido a esto nos hemos visto obligados a dejar de generar nuevas citas para primeras dosis de la vacuna de Pfizer, no solo en C.S. sino en todos los puntos de vacunación. El stock de vacunas de Pfizer se está reservando para 2ª dosis ya comprometidas. Ayer volví a reclamar ayer en el Consejo Interterritorial más vacunas, ya que solo podemos generar nuevas primeras citas en los próximos días con un pequeño stock de dosis de Moderna y de Janssen”, ha detallado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ante las insistentes críticas del PSOE.

ayuso-mi-casa-es-la-tuya

Los socialistas no parecen entender que si se inocula una primera dosis, hay que guardar la segunda para que la pauta se haga tal y como recomienda el fabricante. En cualquier caso, la lectura que hacen desde la Comunidad de Madrid es que estas críticas tan agresivas son una forma de tapar sus propias vergüenzas y el freno de la llegada de nuevas dosis necesarias para continuar con la campaña de vacunación. A este ritmo (al menos el 60% de la población ha recibido la primera dosis), es relativamente sencillo que afrontemos agosto con la inmunidad de grupo, pero para eso tienen que seguir llegando vacunas que no llegan, al menos a las comunidades autónomas.

“Madrid tiene 1’1 millones de vacunas sin administrar en las neveras. No todo vale para confrontar con el Gobierno de España. La política de Ayuso: mentiras, mentiras y más mentiras”, aseguraron desde el PSOE de Madrid ante la noticia de que la Comunidad de Madrid frenaba las citas para poner la primera dosis por falta de vacunas. El problema es que desde el Partido Popular tienen claro que eso no es así. A la Comunidad de Madrid le conviene avanzar en la vacunación lo más rápido posible en cualquier de los escenarios. Desde el PP entienden que si el PSOE les ataca así es porque tienen que frenar sus propias vergüenzas y porque Ayuso es quien les ha hundido en las encuestas. “A todos nos conviene vacunar. Nos conviene en todos los sentidos”, aseguran desde la Comunidad. Poco ganarían en el PP guardando porque sí una buena cantidad de vacunas.

Luego está el dato que también refresca el PSOE de que en la Comunidad de Madrid se está a la cola en ritmo de vacunación. Los problemas logísticos son tediosos, pero desde el partido de Ayuso lo justifican asegurando que efectivamente eso es así porque no reciben las dosis suficientes.

Lo que sí tienen claro desde la Consejería de Sanidad y desde la Comunidad de Madrid es que no privarán de la segunda dosis a quien ya ha recibido la primera. Son escrupulosos con las pautas a seguir y reconocen que la actitud del PSOE, presionándoles sobremanera para que administren las dosis que tienen reservadas, les parece temeraria dado que supondría retrasar (a saber cuánto) la segunda dosis que da por cerrada la vacunación. El PSOE critica y exige, pero no aclara por qué no siguen llegando dosis de Pfizer a esta comunidad autónoma que tanto necesita avanzar en el proceso de vacunación.

Desde el PSOE deslizan que no solo es así, que, efectivamente, hay alrededor de 300.000 dosis comprometidas que no se deben gastar, pero sí que entienden que es necesario aplicar las máximas posibles. Dentro de esta dinámica, ellos deslizan que la Comunidad de Madrid tiene dosis que no gasta solo porque quiere atacar al Gobierno y decir que no llegan dosis suficientes. Pero lo cierto es que, las tenga guardadas o no, ya no llegan más dosis nuevas. Al menos durante este mes. Los pedidos están parados y el objetivo del Gobierno en riesgo. Y es ahí donde está el quid de la cuestión.