martes, 27 julio 2021 17:06

Barroso prepara su criba en PRISA para crear un grupo de medios “amable” con el PSOE

Desde que el que fue marido de la exministra de Defensa Carme Chacón, Miguel Barroso, entró en el consejo de administración del grupo PRISA, muchos han empezado a temblar. Barroso es un viejo conocido en el PSOE. De hecho, es el hombre del presidente Pedro Sánchez encargado de convertir el grupo de medios en una muleta del Gobierno y no tanto en un agente hostil e independiente que señale cada paso en falso que dé el Ejecutivo. Quizá por eso han pasado a la cuerda floja estrellas del periodismo como Ángels Barceló en la Cadena SER o Javier Moreno en El País y otros suenan para coger galones.

La entrada de Barroso en el consejo de administración del Grupo PRISA ha sido una bomba de relojería que se prepara para reventar en 2021. Cuando el presidente y la cúpula socialista mandó al que fue marido de la exministra de Defensa a este conocido grupo de medios de comunicación sabía que no iba ahí precisamente a hacer amigos. Barroso prepara una criba importante que acabará con la posición de más de un periodista de raza. Y lo peor de todo es que es un secreto a voces. Javier Moreno, actual director de El País, un profesional independiente, es el primero que ha pasado al punto de mira de Barroso precisamente por eso: por mantenerse neutral. Ahora, quien suena con fuerza para ocupar su puesto es la conocida periodista de la Cadena SER Pepa Bueno.

Hay que tener en cuenta que este terremoto del Grupo PRISA no es nuevo. Desde que arrancara el primer semestre de 2021, todo se ha revolucionado en este conocido grupo de medios. La salida de personajes importantes del PRISA como Pedro García Guillén o Augusto Delkáder ya dejaba entrever que había movimientos en la compañía que buscaban un cambio. Pero ya la llegada de Barroso dejó claro que ese giro tenía como horizonte crear un grupo de medios que no fuera especialmente crítico con el Gobierno. Sánchez ha entendido que no se puede gobernar sin el apoyo de un gran grupo mediático y ahora (aunque sea tarde) ha tomado conciencia de que es necesario retomar la relación con El País y la Cadena SER. Habrá que ver lo que dura.

El asunto más complicado es que la llegada de nuevas caras implica la salida inminente de otros que llevan tiempo dedicando su vida al periodismo y a la imparcialidad. Javier Moreno es uno de ellos, pero a pocos ha sorprendido que El País haya despedido con una llamada telefónica a Antonio Caño, quien fue director de este histórico diario español. Este ha sido uno de los pistoletazos de salida que darán nuevos titulares, según las fuentes cercanas a la empresa, en los que se llevarán a primera plana a apellidos conocidos del mundo periodístico.

el consejo de administración parece estar de acuerdo con las intenciones de su nuevo ‘killer’ de área

No hay que ser un lince para saber qué periodistas están en la rampa de salida. Javier Moreno, director por segunda vez en este siglo del diario de uno de los diarios de papel más leídos en España es el primero que ya sabe que afronta el despido tras la llegada de Barroso y el inicio de las hostilidades del consejo de administración. Pero hay otras profesionales, como Ángels Barceló, que también afrontan su despido por precisamente mantener un carácter crítico e independiente. Barroso ha llegado para hacer lo que se debe hacer. Y el consejo de administración parece estar de acuerdo con las intenciones de su nuevo killer de área

Este movimiento lleva tiempo preparándose. El Gobierno de Pedro Sánchez entendió en plena pandemia que no se podía gobernar con equilibrio sin el apoyo de un grupo mediático importante. En este caso, Sánchez se reconcilió con la idea de gobernar de la mano de El País y la SER y esto llevó a Barroso a lo más alto del Grupo PRISA. De hecho, desde el mismo momento que el exmarido de Carme Chacón llegó al consejo de administración no hubo persona con dos dedos de frente que no sumara dos más dos y entendiera a qué se debía ese inesperado fichaje por parte del conocido grupo mediático.

A más de uno le choca que Pepa Bueno pueda ser la próxima directora de El País principalmente porque trabaja en la Cadena SER. En cualquier caso, es lo que deslizan fuentes de este grupo mediático. También sorprende la posible salida de activos tan importantes como Javier Moreno o Ángels, pero dado su carácter más independiente tiene sentido dentro de los objetivos que persigue Barroso.

Sánchez ha acelerado este proceso durante este verano porque arranca para él la campaña electoral soterrada más larga de la historia. Primero ha sido el cambio de Gobierno con el nombramiento y el cese de varios ministros. Y después toca preparar durante estos meses la línea editorial de los medios afines para que durante esta legislatura marcada por el presunto fin de la pandemia y la recuperación económica sea un periodo dorado que lleve al presidente del Gobierno a lo más alto de las encuestas. Pero no parece que de momento esté consiguiendo resultados.

Desde el PSOE esperan que toda la maquinaria mediática esté a punto antes de que empiece el otoño y sobretodo antes de que el reparto a grosso modo de las ayudas europeas arranque. Necesitan un altavoz de manera urgente que dé valor a todo lo que haga el Gobierno para ver si son capaces de reducir las expectativas electorales del PP a la mínima expresión. De momento, el presidente popular no parece hundirse mientras que el PSOE no ha dejado de tomar medidas impopulares desde que empezó el buen tiempo. A ver si con la estrategia de comunicación adecuada pueden cambiar las tornas.