martes, 3 agosto 2021 00:44

Si cae Hana, cae Guardiola: el PSOE de Jalloul se mueve para sobrevivir a la criba

El PSOE de la Comunidad de Madrid no pasa por su mejor momento. De hecho, pasa por el peor de su historia después de que la presidenta autonómica Isabel Díaz Ayuso arrasara en los comicios de mayo. El problema es que, ante la falta de liderazgo, ya se están moviendo los diputados socialistas, preparándose y organizándose por grupos, para coger posiciones y tener un buen puesto en cuanto se celebre el próximo congreso del PSOE-M. Una de esas facciones es la que lidera la antes elegida para suceder a Ángel Gabilondo al frente del partido, Hana Jalloul, junto a la cual llegaron otras caras como la del joven Javier Guardiola. Pues bien, fuentes del PSOE insisten en que este grupo no solo está cuestionado sino que desde la cúpula del partido ya preparan la llegada de una candidata de corte gubernamental. Y esto supondría relegar a Hana y, probablemente, “echar” a Guardiola de las listas.

El PSOE se ha organizado por facciones y Hana ya ha conseguido sus adeptos. Al menos algunos que saben que si no se agarran a una cara visible acabarán buscando trabajo y alejados de ese seductor salario público que abona más de 55.000 euros brutos al año por poco hacer. Guardiola es uno de estos parlamentarios autonómicos que se ha aferrado con uñas y dientes al asiento y quien ahora intenta ganarse el favor de Hana Jalloul. Él ha apostado por Hana, según fuentes del partido, y ha ligado su futuro al de ella. El problema es que desde la formación deslizan que Jalloul no solo ha suspendido el primer gran examen como posible candidata, sino que nadie la ve ya como la sucesora de Gabilondo.

Maroto acabará su carrera política previsiblemente como candidata del partido en la Comunidad de Madrid

El Gobierno prepara la llegada de una candidata de corte gubernamental. Puede que recupere ideas iniciales o directamente haga bajar a los infiernos autonómicos a la ministra de Industria, María Reyes Maroto. Que mantuviera su cargo en la criba del PSOE fue ilustrativo porque según deslizan las fuentes Maroto acabará su carrera política previsiblemente como candidata del partido en la Comunidad de Madrid. Y si eso pasa, Hana podría irse fuera directamente porque ya no cuenta con el favor de la directiva del PSOE.

Para Moncloa, la lista del partido en la Comunidad de Madrid es algo que se puede dejar para más adelante. No tienen prisa en buscar candidato o candidata para un territorio en el que no solo han perdido toda posibilidad de hacer oposición, sino que además han conseguido que el efecto de la victoria de Ayuso arruine las expectativas electorales de Pedro Sánchez.

La decisión de quién debe estar en la Comunidad ha trascendido a Hana Jalloul (y mucho más a su equipo con perfiles tan “flojos” como el de Guardiola). Para Sánchez, recuperar fuerza en este territorio es fundamental no solo porque es la capital de España, sino porque podría ser el principio del fin de Ayuso, la principal amenaza para Sánchez en estos momentos. En esa lectura, el Gobierno ha dado un giro de guion y ya no quiere perfiles con poco empaque como el de Jalloul (y mucho menos de parlamentarios como Guardiola). Busca redimirse de las anteriores elecciones y conseguir un resultado que al menos aúpe al PSOE en las encuestas.

Esta realidad se huele en el PSOE de Madrid y ya están moviéndose para afrontar la llegada de una candidata conocida. Saben que su llegada traerá consigo otros nombres que ocuparán los de los diputados menos reputados en el partido y ninguno quiere dejar de chupar de la administración pública. La estrategia que siguen, según cuentan las fuentes, es la de agruparse en torno a perfiles que puedan dar la cara por ellos y que sobretodo tengan el peso suficiente como para garantizarse un puesto en la Asamblea pase lo que pase. Jalloul, pese a que está en el punto de mira, no corre riesgo de salir de las listas. Y si ella pide meter a su equipo más cercano, mejor que mejor para quienes lo consigan. Y en esas está Guardiola.

GUARDIOLA, LA JUVENTUD QUE A NADIE MOTIVA

El PSOE-M está completamente desarbolado desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ganara en mayo las elecciones de autonomía. El malestar se respira en cualquier conversación. La mayoría de las miradas del partido se centran en la cúspide de la formación y en su falta de liderazgo, momento en el que sale a relucir el desencanto con la portavoz Hana Jalloul. Sin embargo, hay quien en vez de mirar hacia arriba ha decidido mirar a la cantera. A esas jóvenes promesas que auguran cómo será el partido dentro de unos años y que ayudan a los partidos a conectar con su electorado de menos edad. El problema es que la decepción es casi aún mayor cuando se ve que ni hay presente ni hay futuro. El “llamado” por el PSOE para representar ese rol es Javier Guardiola. Y su entusiasmo genera más desidia que pasiones. No hay cantera, o al menos es la sensación dentro del PSOE de Madrid.

De que Guardiola le pone ganas, nadie tiene duda. Sin embargo, el pesimismo se apodera de la conversación cuando se pone sobre la mesa la proyección política de este joven socialista de tan solo 28 años. Se ha movido mucho, lo suficiente al menos como para ir en la posición 22 en las listas del PSOE a las elecciones del 4 de mayo. Ha conseguido su objetivo de cobrar un salario público durante los próximos dos años, pero no el de representar esa cantera socialista. No le ven opciones los de arriba, pero es que sus compañeros en las Juventudes tampoco apuestan por él, especialmente porque entienden que ni tiene carisma ni aspira a convertirse en un valor importante para el PSOE.