jueves, 29 julio 2021 00:32

¿Por qué Ruiz Escudero te dice que no recibirás en fecha tu 2º dosis? La autocita tiene la clave

La Comunidad de Madrid se ha metido en un problema del que no sabe cómo salir. Hace semanas aseguraban que, efectivamente, tenían un stock de vacunas de algo más de 900.000 dosis que reservaban para no alterar la pauta completa de quienes habían recibido el primer pinchazo durante este mes. El problema es que, revisando los datos oficiales, es imposible explicar de forma racional por qué ahora el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha advertido a los madrileños que han recibido la primera dosis que puede que su segundo pinchazo se retrase de los 21 días recomendados por el fabricante, en el caso de Pfizer, a los 42. Solo hay dos explicaciones posibles, según los expertos. O que la Comunidad se ha visto desbordada por el sistema de autocita y no tiene en realidad las dosis necesarias para cubrir la pauta completa de quienes han iniciado su vacunación o que el consejero de Sanidad miente respecto al problema que impide que los madrileños cumplan la pauta.

Madrid ha recibido 1,13 vacunas por habitante, según los datos oficiales del Gobierno; Andalucía ha recibido 1,10

Por mucho que se queje Escudero, la Comunidad de Madrid no es ni mucho menos la autonomía que menos dosis por habitante ha recibido. Madrid ha recibido 1,13 vacunas por habitante, según los datos oficiales del Gobierno. Andalucía ha recibido 1,10, algo menos que Madrid. Castilla y León 1,25 y Galicia 1,22. Ninguna de estas tres últimas comunidades ha alterado el plazo de vacunación de sus ciudadanos a excepción de Madrid, que amenaza con hacerlo. ¿Por qué? Pues porque o bien la autocita ha llevado a la autonomía de la capital a una situación poco sostenible o porque Ruiz Escudero no está siendo del todo sincero con el número de vacunas que tienen reservadas. Sea como sea, el mensaje de la Comunidad de Madrid no es nada alentador, además de que ataca directamente contra las recomendaciones de Pfizer.

Desde la administración insisten en que ellos reservan las segundas dosis. Al menos es lo que decían hace una semana, cuando el PSOE acusaba a la Comunidad de Madrid de guardarse en la guantera casi un millón de dosis mientras se quejaba de que no tenía. En un principio, los dirigentes autonómicos se justificaron diciendo que eran las segundas dosis. Vamos, que si recibieron en su momento una media de 250.000 dosis semanales, solo administraban 125.000 para reservar el segundo pinchazo a los madrileños y seguir con las recomendaciones de Pfizer, en el caso de las dosis de esta compañía biotecnológica. Sin embargo, ahora ha cambiado mucho la papeleta y Ruiz Escudero se ha coronado con el nuevo anuncio.

No ha tardado ni una semana. Primero dijo que las segundas dosis estaban garantizadas, luego que tendrían que cancelar la emisión de primeras citas y ahora que los que recibieron la primera dosis pueden quedarse fuera de las recomendaciones. “Recibimos menos vacunas de las necesarias para cumplir con los objetivos. Para avanzar en la inmunización y controlar la pandemia, hemos de insistir en la vacunación, pero hay que tener más vacunas”, ha comentado el consejero poco antes de decir que puede que la segunda dosis se retrase de los 21 días a los 42 porque no tienen suficientes dosis.

La Comunidad de Madrid ha recibido en total algo más de siete millones de dosis para 6,6 millones de habitantes. Cualquier diría que podrían haberse hecho las cosas mejor, pero lo cierto es que quienes, entienden que es posible que la administración haya cometido un error, apuntan a que el principal origen de este problema ha sido la autocita. Este sistema podría haber generado una emisión de citas muy por encima de las segundas dosis reservadas llevando a la Comunidad de Madrid a una situación insostenible, pero esto es solo una teoría, dado que desde la administración aseguran a este medio que eso no es así. Que hubo control en todo momento cobre las dosis y el número de citas que se estaban generando.

La otra opción que apuntan las fuentes es que la Comunidad de Madrid mienta. Hay gente en la administración que aseguran no saber qué se cuece en la Consejería de Sanidad pero sí que reconocen con todas las letras que Ruiz Escudero mantiene un enfrentamiento directo con la Comunidad de Madrid. Dentro de esta guerra, las fuentes de la administración deslizan que es posible que estas palabras de Escudero sea una forma de presionar al Gobierno para que entregue más dosis y así llevar un ritmo de vacunación más alegre al de otras comunidades autónomas. Dentro de esta teoría, que es la que la que más adeptos tiene dentro de la comunidad autónoma, también está la idea de que la administración de Isabel Díaz Ayuso quiere desgastar al Ejecutivo deslizando la idea de que no está dando suficientes dosis a los suyos. Sea como sea, de cumplirse esta teoría, los que recibieron la primera dosis no tendrían riesgo de que se retrasase su segundo pinchazo.

La lógica es clara. Madrid ha recibido más vacunas por habitante que Andalucía. Sin embargo, la comunidad de Isabel Díaz Ayuso solo ha administrado un 87,9% de las vacunas mientras que la de Juan Manuel Moreno Bonilla ha administrado un 96,6%. ¿La explicación? Sea que se han guardado las segundas dosis o sea que Ruiz Escudero miente, lo cierto es que si Andalucía no ha tenido problemas en reservar las segundas dosis, la Comunidad de Madrid, menos.