domingo, 25 julio 2021 18:09

Starlite, un ejemplo de cómo “infectar” Marbella a ritmo de reguetón

-

El epicentro de la Costa del Sol se ha convertido en un importante foco de contagios por Covid. La localidad malageña de Marbella ha registrado una tasa de incidencia de coronavirus superior a los mil positivos por cada 100.000 habitantes y es que por las calles de la ciudad parece que no exista la pandemia. Locales llenos, festivales multitudinarios y calles abarrotadas de turistas extranjeros que no hacen uso de la mascarilla es lo que se puede ver durante estos días veraniegos en Marbella. Uno de estos eventos es Starlite, un festival de música al que asisten cada noche miles de personas favoreciendo así la expansión del virus a golpe de reguetón.

Marbella es la milla doradora de las discotecas y locales de ocio de la península y el coronavirus no podía arrebatarle tal galardón. En plena quinta ola, los locales marbellíes siguen funcionando con total normalidad. No se contabiliza rigurosamente el aforo, no se exige mascarilla y no se tiene en cuenta la distancia social entre los clientes. Este es el caso de uno de los beach club más famosos de la ciudad, Opium Beach Club, que realiza fiestas a diario en las que los clientes se amontonan alrededor de la mesa del dj sin cubrebocas y sin distancia de seguridad tal y como se puede apreciar en el vídeo.

Pero Opium no es un caso aislado y es que hay infinidad de clubbes que infringen las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias. Como pudo comprobar MONCLOA.com, la discoteca Seven y Bandoo Arts Club abrieron sus pistas de baile interiores sin solicitar el uso de mascarilla a los clientes y sin garantizar una correcta ventilación de la sala. Tampoco se controlaba el aforo, ni el número máximo de personas por mesa a pesar de ser locales interiores.

Pero a parte de los locales en los que no parece existir ningún virus, donde se producen grandes aglomeraciones es en el festival por excelencia de la ciudad: Starlite. Como pudo comprobar este medio, cada noche acuden a los conciertos y a las dj sessions de Starlite miles de personas que no hacen uso de la mascarilla ya que es al aire libre. Durante la entrada y salida del recinto se producen sistemáticas aglomeraciones ya que los accesos se realizan a través de un fila minúscula en la no se mantiene la distancia de seguridad. Además, para llegar al auditorio, los asistentes deben hacer uso de un autobús lanzadera en el que están continuamente subiendo y viajando turistas sin necesidad de realizar ninguna prueba diagnóstica.

Más allá de los locales y los grandes festivales que se dan cita en la ciudad andaluza, Marbella sigue masificada a pesar de la pandemia. Por las calles de la localidad llama la atención la gran afluencia de turistas extranjeros que han llegado hasta allí, un verdadero coladero de personas que vienen a Marbella a salir de fiesta y a olvidarse del coronavirus. Pero si una zona llama la atención este es el popular Puerto Banús sobre el que pasean miles de personas sin mascarilla y prácticamente sin espacio peatonal mientras la Policía Local no da a basto.

MARBELLA ESQUIVA LAS RESTRICCIONES A PESAR DE LOS MALOS DATOS

Según los datos que ofrece a diario el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), Marbella tiene a día 21 de julio una tasa de incidencia de 1.028 positivos por cada 100.000 habitantes. Es por ello que la explosión descontrolada del virus en Marbella ha hecho que la Junta de Andalucía haya pedido al Gobierno central que se endurezcan las medidas.

El Gobierno de Juanma Moreno ha propuesto recuperar el toque de queda de dos de la madrugada a siete de la mañana en los municipios de más de 5.000 habitantes que superen una tasa de 1.000 casos de Covid por cada 100.000 habitantes. Este sería el caso de Marbella y otras localidades muy populares durante el verano como Conil o Tarifa. Será el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el organismo que deba ratificar esta petición de la Junta para las áreas de mayor incidencia. Además de la petición de la vuelta del toque de queda, Moreno ha instado a los consistorios municipales a cerrar las playas de 23.00 a 7.00 para evitar los botellones que se están sucediendo a la orilla del mar hasta el amanecer.

El Consejero de Sanidad andaluz, Jesús Aguirre, ha subrayado que los expertos han recomendado evitar “la celebración de fiestas, verbenas, romerías y otras actividades festivas populares mientras continúe la situación epidemiológica actual. Tampoco se recomienda reuniones o fiestas privadas con más de 10 personas”, ha zanjado el consejero andaluz que reconoció que no se esperaba esta quinta ola.