domingo, 19 septiembre 2021 22:24

Almeida hace suyo el discurso de Rita Maestre y suspende los «caros» parking disuasorios

La estrategia de disuadir el ingente tráfico de Madrid está costando. Para la consecución de tal objetivo, el Ayuntamiento de Madrid estaba llevando a cabo un plan fallido de aparcamientos disuasorios ya que están prácticamente vacíos a pesar de haber provocado un agujero millonario en las arcas públicas madrileñas. José Luis Martínez-Almeida ha decidido suspender temporalmente este plan, proyectado por el área de medio ambiente y movilidad liderada por Borja Carabante, sin renunciar por ello a la estrategia Madrid 360 que endurecerá las restricciones para acceder a Madrid de los vehículos contaminantes al final de la legislatura según fuentes municipales.

Esta decisión de alcaldía se adopta tras valorar el escaso funcionamientos de los tres estacionamientos construidos por Carabante. Se tratan de los equipamientos construidos en Fuente de la Mora (Hortaleza), Pitis (Fuencarral-El Pardo) y Aviación Española (Latina) que han costado más de cuatro millones de dinero público. Los dos primeros están en «funcionamiento» pero su uso es muy bajo y el tercero se va a inaugurar próximamente aunque no vaya a ser eficaz. Todo un hito de la movilidad madrileña de Carabante «guardia urbano» como el de los garajes de Aluche.

«No se están cumpliendo las previsiones de los estudios de movilidad que se hicieron en la legislatura anterior»

No obstante, el alcalde no culpa al «guardia urbano» del poco éxito de este proyecto municipal sino que señala como responsables al equipo de Gobierno municipal anterior. Un clásico. «No se están cumpliendo las previsiones de los estudios de movilidad que se hicieron en la legislatura anterior y que justificaban la ejecución de este programa de estacionamientos disuasorios», ha apuntado Martínez-Almeida que no ha dudado en colgarse la medalla de la inauguración de los mismos.

Por estos motivos, a pesar de estar en licitación desde hace meses se desiste el proyecto de construcción de los aparcamientos Villaverde Bajo-Cruce y Tres Olivos. El proceso de contratación estaba abierto hasta hoy y ya numerosas empresas habían presentado su oferta. Con los sobres abiertos y el contrato redactado finalmente el Ayuntamiento de Madrid ha decidido no adjudicar la licitación.

Los aparcamientos intermodales que faltan por construirse son los de Villaverde Bajo-Cruce, Tres Olivos, Canillejas, Aravaca, Barajas, Puerta de Arganda, Paco de Lucía, Valdebebas y Mar de Cristal. El «guardia urbano» no tendrá nuevos estacionamientos que inaugurar, menos mal por que los vecinos ya se estaban quejando de tener que soportar estas obras que hasta el propio consistorio considera inútiles.

MADRID 360 NO PUEDE CON EL TRÁFICO

El consistorio municipal ha anunciado que durante los próximos meses se evaluará la eficacia de los tres aparcamientos intermodales para continuar con el plan o rediseñar uno nuevo. «El Ayuntamiento de Madrid trabaja en nuevas alternativas para cumplir con los objetivos de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 y fomentar la movilidad sostenible», ha informado el consistorio en un comunicado. Nuevas alternativas aunque se mantienen los proyectos de estacionamientos disuasorios aunque estén prácticamente vacíos.

Las tres parking construidos seguirán en funcionamiento y habrá un nuevo aparcamiento intermodal en el centro comercial más grande de Madrid, Islazul, que contará con una línea lanzadera de la EMT hasta el intercambiador de Plaza Elíptica con el fin de disuadir a los ciudadanos de introducir su vehículo privado en la ciudad. Veremos si funciona o Carabante «guardia urbano» tiene que pensar otras alternativas para disuadir el tráfico de la almendra central de la ciudad.

Lo que está claro es que la estrategia de sostenibilidad del Ayuntamiento Madrid 360 no está sirviendo para disuadir el tráfico dentro de la M30. Este proyecto municipal sustituía a Madrid Central y pretendía ser mucho más ambicioso aunque las políticas reales que se están llevando a cabo, como los estacionamientos disuasorios, no están dando muchos resultados. Sin embargo, fuentes de Cibeles alertan que los planes del alcalde pasan por endurecer las restricciones actuales para que los vehículos puedan acceder a la capital. «Se llevarán a cabo al final de la legislatura y Madrid 360 implantará medidas más ambiciosas para los vehículos que quieran acceder a Madrid», apuntan estas mismas fuentes.