lunes, 27 septiembre 2021 21:10

Luces y sombras de Santos Cerdán, nuevo hombre fuerte del PSOE

La vida de Santos Cerdán dio un giro de 180 grados cuando Pedro Sánchez anunció que se recorrería España para recuperar el liderazgo del PSOE. «El lunes cojo mi coche para recorrer de nuevo todos los rincones de España y escuchar», escribió en octubre de 2016 tras dejar la secretaría general del partido por no haber triunfado su tesis de bloquear la investidura de Mariano Rajoy con el «no es no».

Cerdán, secretario de Organización del PSOE en Navarra, fue uno de los escasos cuadros medios del partido que no se sumó a la candidatura de Susana Díaz y decidió apostar sin reservas con Pedro Sánchez, que lo integró en su equipo de confianza.

Desde entonces este navarro de la localidad de Milagro, muy apreciado en Ferraz por su lealtad, trabajo y seriedad, ha ido ganando enteros en el PSOE hasta convertirse en su número 3 como secretario de Organización estatal.

EL CONGRESO

Cerdán no tiene demasiados críticos dentro del PSOE, aunque algunas voces progresistas no viesen con buenos ojos como defendía las ‘devoluciones en caliente’ o que ironizase en el Congreso sobre el bombardeo del navarro Parque Natural de Bardenas, sede de un Polígono de tiro del Ejército del aire.

Su nombre dentro del partido sigue ganando enteros y él, junto a Adriana Lastra, serán los encargados de organizar el 40º Congreso del PSOE. El diputado reconoce que «los congresos son muy importantes dentro del Partido Socialista. La ponencia marco está en la línea de las políticas del Gobierno, de los retos que tenemos por delante como país, el demográfico, el de la digitalización, el de la modernización necesaria de la industria…».

En una entrevista concedida al Diario de Noticias de Navarra ha aplaudido la remodelación del Ejecutivo: «Después de lo que se ha vivido con esta pandemia, con una crisis social, económica y sanitaria, un trabajo intenso, un desgaste físico y mental, y mucha presión por intentar hacer las cosas bien, todo eso mina. Creo que era necesario hacer esa remodelación y dotar de un nuevo impulso al Gobierno de España. Y creo que ha sentado muy bien dentro del partido y de la sociedad».

Y también respondió a las protestas del PNV por el incumplimiento de plazos del Gobierno: «El diálogo existe, continuo. ¿Se puede mejorar y aumentar? Evidentemente, todo es susceptible de mejorarse. Todos anhelamos adelantar plazos. Entiendo al PNV, como puedo entender al Gobierno de Navarra, de Castilla-La Mancha, de Aragón. A todos les gustaría que todo fuera más ágil, incluso al propio Gobierno de España. Pero la Administración también tiene sus tiempos y a veces no puedes ir a la velocidad que te gustaría como Gobierno».

CERDÁN Y LA DERECHA

Cerdán ha protestado por el extremismo de las fuerzas conservadoras en España: «Tenemos una derecha que está echada al monte. No es como la que puede haber en Europa. Es extremista, podemos ver esa ponencia del Partido Popular donde el ex ministro Camuñas decía que no fue un golpe de Estado lo del 36 y ver sonreír al propio Casado y alabar luego la ponencia. El propio Casado en el Congreso echó la culpa de la Guerra Civil a la República y la equiparaba como si fuera lo del golpe de Estado».

El navarro cree que «el PP está compitiendo con Vox a ver cuál es más de extrema derecha, y otro tanto UPN, que está incluso en algunas ocasiones con sus discursos a la derecha de Vox. Por lo tanto, ante posiciones tan radicales, el resto de la Cámara muchas veces se tiene que unir para defender la democracia a este país. Hemos visto cómo Casado ha ido a Europa a intentar que no nos lleguen los fondos europeos a España. Es que está deseando que vaya mal y que sufran los españoles. Así él cree que puede llegar a gobernar este país, diciendo que todo va mal y que solo lo puede arreglar él. Afortunadamente la Unión Europea tiene la mirada mucho más larga y más progresista que la derecha de este país».

UN HOMBRE DE PARTIDO

Santos Cerdán es una de las claves de la apuesta de Sánchez por dar más protagonismo a los militantes del PSOE a pesar de que su primer gobierno estaba plagado de ‘independientes’ y que sus últimos cuatro años han estado marcados por un consultor como Iván Redondo.

El secretario de Organización del PSOE, que a su vez es presidente de la Fundación Pablo Iglesias, se ha mostrado orgulloso de la formación en la que milita: «Un partido que es, ha sido y será pionero en la transformación y el progreso. Lo hicimos desde la lucha obrera y en las calles, cuando aún no estábamos en las instituciones. Lo hicimos desde el Parlamento, al que llegamos por primera vez en 1910. Lo hicimos desde la clandestinidad, desde las cárceles y el exilio…«.

«Y lo hemos hecho en el Gobierno, desde donde transformamos y modernizamos España, y desde donde seguimos mejorando cada día la vida de la gente. Y lo seguiremos haciendo. Con un Gobierno y un proyecto de país para todas y para todos», añade.

Según Cerdán, los socialistas consolidaron «el Estado del Bienestar en España. Pusimos en marcha la Educación, la Sanidad y las pensiones públicas. Despenalizamos el aborto, sentamos las bases de la atención a las personas con dependencia, dimos nombre a la violencia de género y convertimos en realidad el matrimonio igualitario».