sábado, 18 septiembre 2021 17:38

Los maquinistas sobre la nueva ministra de Transportes: «No escucha la voz de los trabajadores»

Tan solo un mes al cargo del MITMA y Raquel Sánchez ya tiene su primer frente: los maquinistas ferroviarios están a un paso de la huelga. Los conductores de RENFE han convocados dos comisiones de conflictos por la «no reposición» de los trenes suprimidos por la pandemia y el «incumplimiento» de los acuerdos de 2007 con motivo de la transferencia de la gestión de las cercanías y la integridad del personal en Renfe. Algo que la nueva ministra de Pedro Sánchez tendrá que solucionar aunque evite la comunicación con este colectivo.

«No tenemos contacto con ella, tampoco encuentro, no escucha la voz de los trabajadores», traslada un portavoz del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF) refiriéndose a la nueva ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Algo más que sorprendente puesto que la ministra, Raquel Sánchez, tendría que ser la encargada de solucionar los problemas de los trabajadores de las empresas públicas que dependen de su cartera tal y como en este caso es Renfe.

Pero la falta de comunicación con la ministra socialista, que tiene competencias para actuar sobre la compañía, no es el único problema. Los maquinistas han denunciado que en la empresa se ha instaurado «un caos que impide prestar el servicio al usuario del tren con normalidad». La falta de personal es uno de los grandes problemas ya que hay trenes que carecen de personal a lo largo de toda la geografía española según Semaf. «Renfe da respuesta a las directrices de movilidad del ministerio», explica un portavoz del sindicato a este medio a la vez que lamenta que el organismo no tome cartas en el asunto para solucionar las reivindicaciones de los profesionales de la empresa pública.

¿Y EL PLAN DE EMPLEO?

Asimismo, los maquinistas exigen el cumplimiento del Plan de Empleo recogido en el convenio que posibilitaría la prestación del servicio con normalidad, ya que el incumplimiento actual impide que salgan muchos de los trenes programados. Actualmente, los conductores consideran que se está ofreciendo un «servicio tan deficiente» que ya se están viendo aglomeraciones en muchos servicios de cercanías por la falta de frecuencias y la no reposición de maquinistas.

«Nos gustaría que la ministra tuviera la voluntad de sentarse con los sindicatos y conocer las necesidades de los trabajadores»

Los procesos de recursos humanos también se están descontrolando. Según los conductores, Renfe está dilatando los procesos de entrada de personal y los movimientos internos en la empresa no se están dando. «Nos gustaría que la ministra tuviera la voluntad de sentarse con los sindicatos y conocer las necesidades de los trabajadores», trasladan los maquinistas a este medio.

El pleno año europeo del ferrocarril sería interesante que se escucharan los problemas de los trabajadores de este sector que son los encargados de desarrollar la potente infraestructura ferroviaria española controlada en manos del Estado.