martes, 28 septiembre 2021 02:34

La última esperanza de los afganos: estos son los sanguinarios líderes que llaman a la resistencia

La toma de control talibán ha sido rápida y fácil ya que el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani decidió huir del país obligando al Ejército afgano a no combatir. Su excusa: evitar un derramamiento de sangre entre civiles, algo que ha dado la victoria a los talibanes. Sin embargo, la cobardía de Ghani no ocurre en los tres leones del norte de Afganistán que están preparando una ofensiva militar contra los talibanes.

El primer león se trata de Bismillah Mohammadi que lideraba el ministerio de Defensa afgano y está listo para hacer frente a los talibanes. «Estamos dispuestos a que nos maten por la libertad de Afganistán«, ha dictaminado a través de su cuenta de Twitter mientras esta reorganizando a la cúpula militar afgana para deshacerse de los talibanes.

«Estamos dispuestos a que nos maten por la libertad de Afganistán»

El segundo león es Abdul Rashid Dostum. Este hombre uzbeco fue vicepresidente de Afganistán y aunque permanezca huido en su país de origen para evitar su asesinato está preparando la ofensiva contra los talibanes junto al general Bismillah. Dostum es un mariscal sanguinario que se jactaba de desmembrar talibanes y ha sobrevivido a varios atentados de este grupo militar. En el norte del país, Dostum es conocido como ‘el señor de la guerra’ y ahora se configura como la última esperanza para los afganos de deshacerse del control talibán.

Y el tercer león que llama a la resistencia es Ahmad Masud. Masud, es el hijo del mítico ‘León de Panshir’ que lideró la resistencia contra el régimen talibán en las montañas del noreste afgano hasta su asesinato en un atentado suicida. Ahora, su hijo se configura como el último señor dispuesto a dar la batalla para conseguir la libertad de Afganistán.

LA COBARDIA DE LOS LÍDERES AFGANOS DA LA VICTORIA A LOS TALIBANES

El llamamiento a la resistencia de estos tres leones por el norte del país es algo que no comparten los líderes afganos que no han dudado en abandonar Kabul tan pronto como les ha sido posible dejando el país en manos de los talibanes. El grupo militar ha ganado la guerra en Afganistán sin apenas encontrar resistencia, hasta a ellos les sorprendió la rápida caída de Kabul y esto es debido a que el Ejército afgano decidió no combatir por orden de sus superiores.

Los líderes del gobierno afgano abandonaron con rapidez la capital para, según ellos, «evitar un derramamiento de sangre». Estas fueron las palabras pronunciadas por Ashraf Ghani, presidente de Afganistán, que no dudo en doblegarse ante los talibanes para evitar también que su sangre fuera la primera en derramarse. Y sin embargo, si ha habido sangre puesto que el comandante de alto rango de las Fuerzas Armadas afganas Haji Mullah Achakzai, que no pudo huir, ha sido ejecutado por los talibanes.

Ismail Khan y Ashraf Ghani

La cobardía de Ghani ha hecho que los talibanes tomen el control. Pero no es el único y es que Ismail Khan también huyó. Khan es conocido como el «León de Herat» ya que fue uno de los señores de la guerra más célebres de Afganistán. Khan prometió defender su tierra contra la ofensiva de los talibanes pidiendo a su gente que se uniera al combate pero acabó rindiéndose ante los insurgentes. A pesar de mantener el poder durante décadas sobre Herat, la tercera ciudad más grande del Afganistán, Khan se rindió. Ahora, doblegados ante el poder talibán, los afganos tratan de huir del país y la última esperanza para los que no consigan hacerlo está depositada en los líderes afganos que aún están dispuestos a oponer resistencia: los tres leones del norte.