lunes, 27 septiembre 2021 21:14

El callejero indigna a la izquierda madrileña: «La ciudad está más sucia que nunca»

El general Millán Astray vuelve al callejero de Madrid por decisión judicial. Es por ello, que se ha restaurado la placa con el nombre del general franquista gallego en sustitución de la de la calle a la que daba nombre la maestra Justa Freire tras las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre la recuperación de los nombres de las calles cambiados al amparo de la conocida como Ley de Memoria Histórica, que el ayuntamiento ha acatado. Así, José Luis Martínez-Almeida no ha tenido más remedio que devolver a la Latina la calle dedicada al procurador de las cortes franquistas provocando la indignación entre las formaciones políticas de izquierda.

Esta decisión de los tribunales madrileños ha provocado el clamor de las divisiones municipales de Más Madrid y Podemos. El arco parlamentario de la izquierda en Cibeles ha censurado que la medida se haya llevado a cabo en agosto y hablan de retroceso democrático. «Millán Astray vuelve al callejero de Madrid y Justa Freire se va. Sigue el retroceso en todos los ámbitos», ha lamentado Rita Maestre a través de su cuenta de Twitter.

También la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Carolina Alonso, ha censurado la restitución de Millán Astray en el callejero, algo que ha calificado de «maldita vergüenza». «Me parece bochornoso no cumplir con la ley de memoria, pero ponerle una calle a este asesino no tiene un pase», ha apostillado Alonso, quien ha subrayado que «la ciudad está más sucia que nunca en todos los sentidos».

El TSJM señaló que «ya en el año 1923 tenía el nombre de una plaza de Madrid» como reconocimiento «por su intervención en la guerra de Filipinas, por haber sido el fundador de la Legión española, así como por sus heridas en combate», y que ni «tuvo intervención» en el alzamiento militar ni tampoco una «participación directa» en la guerra civil. Sin embargo, Millán Astray fue procurador en la Cortes franquistas y amigo personal de Francisco Franco.

La vuelta de Millán Astray hace desaparecer del callejero a la maestra Justa Freire que formó parte del Grupo Escolar Cervantes de Madrid y ocupó la dirección del Grupo Escolar Alfredo Calderón en 1933. Tras la Guerra Civil, Freire fue sometida a un Consejo de Guerra y paso dos años en la cárcel de Ventas. Una vez liberada, continuó dando clase y formó parte del equipo docente del recién creado Colegio Británico.

EL PP SE ABSTUVO PARA CAMBIAR EL CALLEJERO

La lucha por la memoria histórica en el callejero madrileño es una batalla que el Ayuntamiento de Madrid libra desde la legislatura anterior. El Pleno de Madrid celebrado el 28 de abril de 2017 aprobó eliminar 52 nombres de vías y plazas que homenajeaban a personas o acontecimientos relacionados con la sublevación militar del 18 de julio de 1936, la Guerra Civil o el franquismo. Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos apoyaron este acuerdo mientras que el PP se abstuvo.

Posteriormente llegarían los recursos de la derecha, que ha llevado a los tribunales a anular los cambios aprobados

Posteriormente llegarían los recursos judiciales, que ha llevado a los tribunales a anular los cambios aprobados en Caídos de la División Azul, General Millán Astray y Hermanos García Noblejas. La ordenanza reguladora de la denominación y rotulación de vías permite modificar los nombres preexistentes atendiendo a circunstancias excepcionales que se hallen debidamente justificadas. Pero en este caso no habrá ningún cambio.