jueves, 16 septiembre 2021 18:14

Colau se separa más del independentismo tras llamar “tontería” el referéndum

Los ‘comuns’, con Ada Colau al frente, reculan ante la defensa del referéndum catalán, lo que ha generado una nueva discordia entre los morados y el sector independentista. Ha sido la propia alcaldesa de Barcelona la que ha verbalizado el rechazo del partido y la propuesta de la celebración de un nuevo referéndum sobre la independencia en Cataluña. En Comú Podem siempre se ha posicionado a favor de la autodeterminación, sin embargo, después de años de ‘procés’, el grupo de Colau considera que ahora no es el momento ideal para abordarlo y que debería aparcarse durante un tiempo. Un paso atrás que no ha sentado nada bien, y que además ha sido manifestado con una elección de palabras poco adecuada. «No hay ninguna condición para plantear un referéndum a corto plazo», afirmaba la alcaldesa en una aparición en TV3. «Es mejor aterrizar. Después de una pandemia y la crisis climática, la gente ya no está para tonterías», ha sentenciado. Una frase que ha indignado profundamente al grupo independentista.

El aluvión de críticas ha sido de tal magnitud que Colau se ha visto en la necesidad de emitir un comunicado posterior aclarando que en ningún momento había querido dar a entender que el referéndum fuese una tontería. A lo que se refería es al continuo choque que se está produciendo por la consulta, en un contexto social, político, económico, sanitario y medioambiental, muy complicado. David Cid, el portavoz del grupo en el Parlament ha querido salir en la defensa de Colau y ha recalcado que la alcaldesa no ha menospreciado la defensa del referéndum que el partido había acordado, sino que había tratado de mostrar rechazo a las polémicas incesantes sobre detalles insignificantes como quién va a la mesa de diálogo o quién no. Además ha insistido en que tanto él como Colau, siempre han defendido el referéndum y de hecho forma parte de su propuesta.

LOS COMUNS APUESTAN POR LA TERCERA VÍA

Efectivamente el referéndum se encuentra en el programa de esta formación de izquierdas, integrada en el grupo del Congreso de Unidas Podemos, sin embargo, la decisión actual del partido es contraria a una nueva votación sobre la independencia de Cataluña, en la próxima reunión de la mesa de diálogo. La propuesta del grupo morado es que los catalanes voten un acuerdo en cuanto a financiación, autogobierno y blindaje de competencias, una postura que se conoce como tercera vía, muy cercana a los postulados del PSC. Pero lo que ha dejado claro Ada Colau es que los comunes ya no darán su apoyo a un referéndum que apueste por la separación.

La alcaldesa de Barcelona asegura que la cuestión deberá abordarse en el futuro, muy poco a poco y sin prisas, y considera que en los últimos años ha habido demasiadas promesas incumplidas y muchos autoengaños que han degradado el panorama político de la nación. Estas declaraciones las ha hecho en una de las semanas más significativas para el pueblo catalán, en la que se celebra la Diada del 11-S y cuatro años después de que en los plenos de septiembre el independentismo dio el visto bueno a las leyes de la desconexión provocando un auténtico estallido político.