martes, 19 octubre 2021 19:58

La diferencia entre el despropósito del CIS y las encuestas serias

Incredulidad y despropósito. Así han recibido las casas de encuestas más importantes de España la nueva victoria del PSOE que otorga el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre el PP. El problema del CIS no se encuentra en la muestra, «sin duda, la más importante de España«, han aclarado fuentes de las casas de encuestas más importantes del país.

Son casi 4.000 personas las que han respondido a las cuestiones planteadas, un muestreo muy amplio en relación a otras entidades, tanto públicas como privadas. Por ejemplo, el CEO catalán realiza 800 llamadas telefónicas. Si se da por buena la recogida de los datos, el único problema es el cocinado de la misma, según apuntan fuentes de las principales casas de análisis consultadas por MONCLOA.

Los datos recogidos son buenos. Las encuestas son buenas. El problema es el cocinero

Y es que, el CIS no ha parado de errar su tiro desde que José Félix Tezanos cogió las riendas de la Dirección de la entidad. Las encuestas sobre la Asamblea de Madrid dan buena cuenta de este despropósito. El CIS apuntaba a una victoria del PSOE y de la izquierda sobre el PP. El error en su metodología fue de 15 puntos, provocando una caída en la credibilidad de esta institución pública.

El PP y Vox tienen posibilidades de gobernar

Ahora, con el alza del precio de la electricidad, Tezanos ha asegurado que el PSOE ganaría al PP por nueve puntos. Ni el propio cocinero del CIS puede dar por bueno este dato, más cuando todas las encuestas apuntan al sentido contrario. «El PP y Vox tienen posibilidades de gobernar«, han asegurado fuentes de una de estas casas de análisis. «La derecha está cerca de 10 puntos por encima de la izquierda», han matizado.

Sánchez

LAS CIFRAS QUE DESTAPAN EL INVEROSÍMIL CIS DE TEZANOS

Además, hay cifras ridículas en la forma de leer y cocinar los resultados de las encuestas realizadas por el CIS. Para Tezanos, Ciudadanos va a obtener el mismo resultado electoral que el pasado 10-N, un 6,5% frente al 6,8% que tiene en la actualidad en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, en la misma encuesta se arroja un dato que echa por tierra el cocinado de uno de los hombres de confianza de Pedro Sánchez.

Y es que, los votantes de Ciudadanos muestran una infidelidad a la hora de votar muy elevada. Apenas repetirían en el partido uno de cada cuatro votantes. Cabe recordar que en las pasadas elecciones catalanas y madrileñas, los naranjas perdieron casi el 88% de sus votantes. Pero para Tezanos, tan sólo perderán 0,3 puntos.

Asimismo y según lo previsto por las encuestas más serias, Ciudadanos no obtendría ni un solo diputado en la Cámara Baja. «Entre cero y uno para ser benévolo», ha asegurado una de las fuentes consultadas por este medio. Así, Cs pasaría de 10 escaños a representar a los mismos votantes que Teruel Existe. Es el mismo escenario que tuvo UPyD en 2008 antes de su completa extinción, precisamente por el nacimiento de Ciudadanos; o la IU de Gaspar Llamazares.

LOS CRITERIOS DE TEZANOS NO SON ACEPTADOS

El problema de Tezanos es su método. Todas las casas de encuestas utilizan un método similar con los mismos ingredientes, pero el CIS utiliza otro tipo de cocina. Para resumirlo, una de estas casas pone como ejemplo la cocina. Con huevos, patatas, aceite, cebolla y sal se puede hacer una rica y cuajada tortilla española.

Tezanos, siguiendo la misma comparativa, pone en el plato cebolla frita, dos huevos fritos y patatas fritas, con un buen puñado de sal por encima. La tortilla tarda en hacerse y según la maña del cocinero será más o menos entera, mientras que los huevos de Tezanos apenas tienen secreto. «Echar los datos en crudo es lo mismo que no hacer nada con ellos», afirman.

El CIS comete error de primero de análisis de datos al no tener en cuenta ni el recuerdo de voto ni tampoco la posibilidad de que un votante se pueda quedar en su casa a la hora de ir a votar. «Sus criterios no son aceptados», afirman desde una casa de encuestas. Como muestra de ello, todos los consultados vuelven a referirse a la debacle del CIS en Madrid. «El centro de investigaciones aseguró que la izquierda iba a ganar a la derecha y ahí está Isabel Díaz Ayuso gobernando y con más escaños ella sola que toda la izquierda junta», han señalado las mismas fuentes.

A la hora de tratar con cuidado los datos, «el CIS no lo consigue«. Y no se habla en ningún momento de una manipulación de Tezanos, sino de una nefasta lectura que no sigue ninguno de los criterios establecidos. «Los datos recogidos son buenos. Las encuestas son buenas. El problema es el cocinero», han aseverado. De ahí que algunas de las conclusiones de Tezanos sean «disparatadas» en la estimación de voto.

EL VOTANTE DEL PSOE, INDECISO; MIENTRAS EL PP ESFUMA EL EFECTO AYUSO

De hecho, el equilibrio entre bloques es uno de los datos que más ha llamado la atención. Según el CIS, la suma de PSOE, Unidas Podemos y Más País suma un 44%, mientras que PP, Vox y Ciudadanos alcanzan el 40%. Una diferencia respecto al resto de estimaciones publicadas hasta ahora.

«Hoy por hoy, la izquierda está por detrás de la derecha», han destacado. En este sentido, el 25% de los votantes del PSOE de Pedro Sánchez está indeciso entre la abstención y el voto en blanco, pero sin arrimarse a otro partido. Este mismo indicador, el PP y Unidas Podemos se sitúan en un nivel cercano al 20%, mientras el votante de Vox es el más fiel de todos, con una repetición de voto del 66%. El 10% de los votantes de Santiago Abascal se quedaría en casa antes que optar por otra formación. El PSOE es el partido con más posibilidades de situarse por debajo de su resultado.

Y es que, el votante de izquierda está indeciso, mientras que la derecha se muestra con un grado más elevado de movilización. No obstante, el PP no logra aglutinar a los votantes desencantados de Ciudadanos, que se decantan antes por la abstención que por otro partido.

«La derecha está movilizada frente a la adormecida izquierda. Por tanto, la suma de PP y Vox puede sumar para formar Gobierno», han indicado las mismas fuentes. Y es que, la extinción de Ciudadanos ha evitado dividir el bloque de la derecha.