jueves, 28 octubre 2021 09:54

Iglesias vende que la detención de Puigdemont es un plan del «Estado profundo» para hundir a Sánchez

Las conspiraciones están de moda, tanto en la izquierda como en la derecha. Y si no que se lo digan a Pablo Iglesias, que ha vuelto a ser noticia a raíz de sus declaraciones y opiniones sobre el arresto de Carles Puigdemont en Cerdeña. En su labor de tertuliano sigue ofreciendo jugosos titulares. El último ha sido el plan de «Estado profundo» para acabar con Pedro Sánchez, y la detención del ex president es una pieza más del puzle.

La teoría de Pablo Iglesias, y que alientan otros miembros de Unidas Podemos, es que este hecho buscaba sobre todo que ERC retirara el apoyo al Gobierno y de esta manera no pudieran aprobar los Presupuestos Generales del Estado sin el apoyo del Congreso. Iglesias lo tiene claro: detrás de esta conspiración estarían «algunos jueces que todo el mundo conoce» y «sectores de la cúpula policial».

PABLO IGLESIAS VE A PUIGDEMONT COMO VÍCTIMA

Con esta teoría el fugado Puigdemont no sería un prófugo sino una víctima de los tejemanejes de ese «Estado profundo», y una persona útil en este caso para destruir al Gobierno, aprovechando precisamente esa fuga y la consiguiente detención. Así lo expuso el ex vicepresidente del Gobierno en una tertulia de RAC1. Para él, todo ello es la hipótesis «más sensata».

«Si esto efectivamente ha sido así es gravísimo, porque esto querría decir que hay sectores del ‘Estado profundo’ muy interesados en que esta legislatura se acabe antes de tiempo y en que el Gobierno pierda los apoyos imprescindibles para sacar adelante los Presupuestos y mantener la legislatura con vida», ha insistido. Y refiriéndose claramente a ERC y a EH Bildu, ha añadido que «Creo que eso debería hacer reflexionar a todos los actores para entender que si la derecha judicial, policial y mediática está tan interesada en hacer que los frágiles acuerdos y espacios de diálogo entre las fuerzas políticas que hacen viable la legislatura se rompan, es una razón para saber que se tienen que mantener y que hay que continuar con la hoja de ruta del diálogo».

EL TIRO POR LA CULATA

Sin embargo, quizá no esperaban la buena labor legal del abogado defensor de Puigdemont, Gonzalo Boye, que de todas formas se esperaba una orden de detención en cualquier momento, como así lo reveló en una entrevista reciente en El País. Boye acusó incluso a las autoridades españolas de mentir a la justicia europea sobre la euroorden.

LOS QUE DISEÑARON LA OPERACIÓN CREÍAN QUE CON ITALIA PODRÍA «SONAR LA FLAUTA» PARA QUE PUIGDEMONT FUERA ENTREGADO A ESPAÑA

Todo ello hizo que por un error de forma la entrega de Puigdemont a la justicia española no haya sido posible, quedando en libertad sin medidas cautelares. Iglesias ahonda en su intervención en RAC1 sobre el particular, e insiste en que su hipótesis se refuerza tras leer y conversar con «algunos juristas». Se basa en que los que diseñaron la operación creían que con Italia podría «sonar la flauta» para que Puigdemont fuera entregado a España

iglesias rac1

IGLESIAS ASEGURA QUE MARLASKA NO SABÍA NADA

Pero Pablo Iglesias fue más allá, asegurando que ni el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, ni el gobierno italiano, conocía la operación de detención en Cerdeña. En cambio, el ex secretario general de Podemos incide en que sí lo sabían «sectores de la cúpula policial» que estaban «reunidos» y que «se enteran antes que el propio Gobierno».

Miembros de Unidas Podemos no han negado esta teoría de Iglesias, pero tampoco la han apoyado abiertamente, matizando las palabras. Por ejemplo Isa Sierra, que se fue por el discurso habitual y oficial de la formación morada de evitar todo acto que ayude a «revivir el conflicto» por via judicial.

APOYO Y BURLA DE LOS INTERNAUTAS

Ante la teoría conspirativa de Iglesias sobre la detención de Puigdemont, en Twitter se han alternado los que la apoyan o al menos la ven verosímil y los que la consideran una burla a la inteligencia o una forma más de apoyar a los independentistas y renegar del Estado de Derecho y de las FFCCSE.

Otros directamente se lo han tomado a broma, insistiendo en que todo o casi todo lo que dice Iglesias no hay que tenerlo en cuenta seriamente:

UNA DETENCIÓN LLENA DE DUDAS Y FALLOS

No obstante, la detención el pasado jueves de Carles Puigdemont en el aeropuerto de Cerdeña no ha estado exenta de muchas aristas. Para empezar, el propio abogado del ex president, Gonzalo Boyé, declaró que la detención había sido «bastante estúpida» y se pensaba que podía circular por Europa sin ningún problema.

El propio Boyé adelantó que la detención duraría poco y que el Tribunal Supremo «se ha equivocado una vez más» y fue más allá, apuntando que «Se está poniendo en riesgo la cooperación jurídica del Estado español con el resto de países europeos», y que la euroorden estaba suspendida de facto. La poca preocupación de Boyé se confirmó con la pronta puesta en libertad de su cliente, aunque no ha ahondado como Iglesias en ningún momento sobre posibles teorías conspirativas.