martes, 19 octubre 2021 20:29

Sin recibir a los sindicatos: así afronta Raquel Sánchez su primera huelga

Raquel Sánchez Jiménez ya tiene su primer enemigo: los maquinistas de Renfe. La recientemente nombrada Ministra de Transportes tendrá que plantar cara a su primera huelga, ya que lo conductores de los trenes de Renfe han decidido manifestarse para denunciar las «deficientes» condiciones en las que se encuentra el servicio de movilidad ferroviaria. De este modo, la huelga queda convocada para los días 30 de septiembre y 1, 4, 5, 8, 9 11 y 12 de octubre, Puente del Pilar incluido. Durante las cuatro primeras jornadas de huelga se suspenderá la circulación de 892 trenes de los servicios de AVE-Larga Distancia y Media Distancia.

Esta huelga podría haberse evitado si sindicatos y ministerio hubieran llegado a un acuerdo. La convocatoria ha sido ratificada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios, tras concluir sin acuerdo una reunión con los representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Semaf reivindica el cumplimiento del plan de empleo y de los acuerdos sobre el traspaso de competencias en transporte ferroviario a las comunidades autónomas. Según el sindicato, Renfe ha aprovechado la pandemia «para eliminar trenes y reducir la plantilla». Ahora, con el tráfico de viajeros con niveles previos a la pandemia, los maquinistas exigen que se cumplan las condiciones laborales que acordaron antes del estallido de la pandemia.

Según el sindicato, Renfe ha aprovechado la pandemia «para eliminar trenes y reducir la plantilla»



Para hacer frente a esta huelga, el departamento liderado por Raquel Sánchez ha establecido los servicios mínimos para cada segmento. En el caso del AVE-Larga Distancia deberá ser operado el 72%, es decir, 703 trenes de los 970 habituales, y en el caso de los trenes de Media Distancia circularán 1.161, el 65% de los servicios regulares. La huelga también afecta a la red de Cercanías para los que establece un porcentaje el 100% de los niveles habituales en hora punta y el 75% en el resto del día.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, y la dirigente de Adif, María Luisa Domínguez, han informado a las organizaciones sindicales de que, en estos momentos, las trasferencias ferroviarias son uno de los puntos de la mesa de dialogo. Además, los presidentes han apuntado a la posibilidad de trasferir la financiación de las cercanías a la Generalitat de Cataluña para que gestione el pago a la entidad ferroviaria, en lugar del modelo actual en el cual lo efectuaba el ministerio directamente, por lo que la transferencia a las autonomías podría estar más cerca de lo previsto.

LA MINISTRA NO LES RECIBE

Antes de dar luz verde a la convocatoria de la huelga, los maquinistas han intentado llegar a un acuerdo con el Ministerio de Transportes para evitar dicho paro. Sin embargo, la ministra sigue sin recibirles. En su lugar ha mandado a la secretaria de Estado del Ministerio, Isabel Pardo de Vera, la cual no ha conseguido evitar la convocatoria de la huelga. La ingeniera también se enfrenta a su primera huelga desde que llegó a este alto cargo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Pero desde Semaf alegaban una reunión con la ministra para que escuchara sus peticiones, sin embargo, aún no ha sido posible a pesar de ser la responsable última de las empresas públicas que dependen de su cartera ministerial. «No tenemos contacto con ella, tampoco encuentro, no escucha la voz de los trabajadores», traslada un portavoz del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios a MONCLOA.com

Pero la falta de comunicación con la ministra socialista, que tiene competencias para actuar sobre la compañía, no es el único problema. Los maquinistas han denunciado que en la empresa se ha instaurado «un caos que impide prestar el servicio al usuario del tren con normalidad». «Renfe da respuesta a las directrices de movilidad del ministerio», explica un portavoz del sindicato a este medio a la vez que lamenta que el organismo no tome cartas en el asunto para solucionar las reivindicaciones de los profesionales de la empresa pública