jueves, 21 octubre 2021 08:14

Agustín Rosety ignoró durante nueve meses a los militares que reclamaban sueldos dignos

Agustín Rosety fue quién ignoró a las tres asociaciones de militares que reclamaban sueldos dignos. Las agrupaciones ATME, ASFASPRO y AUME solicitaron una serie de reuniones con los diferentes portavoces de los grupos parlamentarios en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, con objeto de explicar las propuestas planteadas para los próximos Presupuestos Generales del Estado y solicitar su apoyo. El Partido Popular, Unidas Podemos y Ciudadanos se sentaron el mesa con ellos para escuchar sus reivindicaciones salariales, sin embargo, Vox ni contestó al email. Dicho correo sin respuesta fue enviado a Agustín Rosety Fernández de Castro, portavoz de la Comisión de Defensa de Vox en el Congreso.

Agustín Rosety es diputado por Cádiz en la XIII y en la XIV Legislatura y en el Parlamento español se encarga de defender las políticas de Defensa. Sin embargo, ni siquiera contestaba a las agrupaciones militares que le solicitaban un encuentro para solucionar la precariedad de los sueldos de los soldados, así como el reparto desigual de los complementos de dedicación especial. No obstante, después de hacer publica esta información, Rosety ha accedido a encontrar hueco en la agenda y ya se está buscando día para el encuentro.

Cabe destacar que otros grupos minoritarios en el Congreso como EH Bildu, PNV o ERC tampoco han contestado a la solicitud de reunión que hicieron la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) y la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME). Las tres agrupaciones luchan juntas para que se incluyan dentro de los Presupuestos Generales del Estado una subida salarial para los soldados que no superan los 1.100 euros mensuales. Para tal cometido, es imprescindible que los grupos parlamentarios se reúnan con los representantes de la escala, algo que Vox ha evitado hasta que no se ha hecho público su desentendimiento.

A raíz de publicar en MONCLOA.com que Vox ignoraba la petición de encuentro de estas tres agrupaciones, la formación de Abascal ha decidido buscar día para llevarla a cabo. Paralelamente a esta llamada, que confirma la veracidad de la información aportada en este medio, Vox ha difundido a través de su cuenta de Twitter que se trataba de una ‘fake news’. Sin embargo, la prueba de los correos sin respuesta y la voluntad de, ahora sí, reunirse con las asociaciones militares corroboran dicha información tildada de bulo por el partido de derechas.

la prueba de los correos sin respuesta y la voluntad de, ahora sí, reunirse con las asociaciones militares corroboran dicha informació

UN MILITAR RETIRADO

El portavoz de Defensa del grupo parlamentario ha sido quién ha ignorado las quejas de los militares de estas tres asociaciones. Se trata de Agustín Rosety y fue General de Brigada del Cuerpo de Infantería de Marina. Además, el diputado es Diplomado de Estado Mayor, de Operaciones Especiales y Especialista en Artillería y Cazador Paracaidista. Un general de su rango no cobra lo mismo con el soldado y quizás por ello desconozca la precariedad salarial de las escalas más bajas del Ejército español.

Rosety ha compaginado sus estudios militares con un magister en historia contemporánea y una licenciatura en Derecho. Dichos conocimientos le han llevado hasta la Cámara Baja de las Cortes Generales de la mano de Vox para defender las políticas de Defensa. Agustín Rosety es un ferviente defensor de Gibraltar como territorio español así como de la ley de la carrera militar única. Entre sus luchas parlamentarias está la de salvar Navantia y la de asegurar el futuro de los militares que tienen que abandonar las Fuerzas Armadas a los 45 años.

Con 74 años, Agustín Rosety milita en el partido liderado por Santiago Abascal. Desde su escaño en el Congreso de los Diputados es el encargado de llevar a término la Portavocía de la Comisión de Defensa de la Cámara. Tras dejar las Fuerzas Armadas, Rosety decidió empezar su carrera política en Vox presentándose como cabeza de lista por Cádiz en las elecciones de 2019 en las que obtuvo su silla como diputado. Gracias a su actividad parlamentaria, Rosety Fernández de Castro se embolsa más de 86.000 euros anuales, es decir, triplica con creces el salario medio de los españoles.