domingo, 17 octubre 2021 05:20

Oliver gana los «Juegos del Hambre» de Ciudadanos

Miguel Oliver es de los pocos supervivientes que queda de Ciudadanos en las empresas de titularidad pública dependientes de la Comunidad de Madrid. El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, colocó a sus fieles naranjas al mando de importantes cargos de compañías regionales tales como Metro de Madrid o Canal de Isabel II, entre otras. Sin embargo, tras la convocatoria de elecciones y la desaparición de los naranjas de la Asamblea de Madrid, estos puestos peligraban, pero Oliver «agazapado en la mesa» consiguió sobrevivir al frente de la Dirección de Comunicación, Marketing y Cliente de Metro de Madrid.

La Comunidad de Madrid es una administración con innumerables cargos donde obtener un buen salario. Y excelentes condiciones laborales. La institución autonómica tiene cargos intermedios para aburrir y ningún político impone un control férreo sobre los puestos que cuelgan bajo las faldas de quienes están primera plana. De este modo, hay una serie de supervivientes eternos e inmortales que ven cómo desfilan consejeros, presidentes y jefes de gabinete mientras ellos permanecen sin inmutarse en su despacho. No importan los colores, solo sobrevivir en la administración para continuar cobrando un generoso sueldo público.

Algunos de los máximos exponentes colados por la cúpula naranja son Cristina Sánchez Masa, Silvia Roldán, Nuria Santos, Javier Tussel o Miguel Oliver. Este último es uno de esos personajes públicos que colocó el exconsejero de Transportes y expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Oliver ha sido redactor jefe de ABC y ha escrito en El Marca (su verdadera pasión), sin embargo, cobrar una nómina parecida a la del presidente del Gobierno en el suburbano madrileño también está muy bien. Pero Metro de Madrid no solo ha hecho hueco a Oliver, también la consejera delegada de la empresa de titularidad pública proviene de los naranjas. Se trata de Silvia Roldán y desde el fantástico cargo en el que su partido la colocó se embolsa más de 100.000 euros anuales. Silvia, es otro de los «enchufes» de Ángel Garrido, aunque fuentes cercanas a la misma aseguran que ahora se ha cambiado de color y que está intentando sobrevivir en su cargo «peloteando» al nuevo consejero de Transportes del Partido Popular, David Pérez. Todo con el objetivo de ganar los «Juegos del Hambre» tal y como ha hecho Miguel Oliver.

Oliver ha sobrevivido pese a los muchos que quieren su cabeza laboral. Nadie se explica que siga en la Comunidad de Madrid dado que fue uno de los que saltó a Ciudadanos tan pronto vio la oportunidad de crecer a nivel político. Sin embargo, ahí esta. Las fuentes consultadas por este medio aseguran que tiene un «padrino» que le mantiene vivo en la Comunidad de Madrid en contra del criterio de muchos. Aún así, esto no ha impedido que Oliver siga disfrutando de un salario más que suficiente, de una remuneración y 14 pagas cómodas y sobretodo de una lectura de la prensa deportiva diaria, su gran obsesión. Su despacho ha sido testigo del paso del As y el Marca en más de una ocasión, algo que no oculta, pues suele subir a sus stories de LinkedIn.