miércoles, 1 diciembre 2021 04:16

Si tu casa vale 200.000 euros, eres rico: Sánchez busca crujirte más con Patrimonio y Sucesiones

El Gobierno de España ya se ha inventado una original forma para que pagues más por las casas que heredes. Se trata de subir el valor del catastro de todos los inmuebles. El Ministerio de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero, ha publicado, a través de la sede electrónica de la Dirección General del Catastro, los mapas de valores correspondientes a los informes del mercado inmobiliario urbano y rústico de 2021. Este es el primer paso para establecer los valores de referencia de los inmuebles que servirán, a partir de 2022, como base imponible para fijar impuestos como Sucesiones, Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Es decir, al elevar los valores de catrastro, los españoles que hereden inmuebles, sean del precio que sean, tendrán que pagar más impuestos al Gobierno de España. Así, con más recaudación, Pedro Sánchez podrá seguir manteniendo sus «chiringuitos» y a toda la clase política gracias a los impuestos de los españoles.

Este cambio de los valores catastrales supone una forma oculta de subir el impuesto de sucesiones y el de patrimonio. A este valor están sujetas todas las viviendas de cualquier tipo, es decir, aunque heredes una humilde casa de unos pocos miles de euros también tendrás que pagar al Gobierno de España para obtenerla. Además, cabe destacar que los impuestos se pagan a priori, antes de recibir el bien, lo que se traduce en que si no tienes líquido para pagar los impuestos no podrás recibir los bienes que un día obtuvieron tus antepasados con el esfuerzo de su trabajo.

Este cambio de los valores catastrales supone una forma oculta de subir el impuesto de sucesiones y el de patrimonio

Los asesores fiscales han denunciado este nuevo catrastazo y alertan que supone en la práctica una nueva subida de impuestos. Los valores de referencia sustituirán a la base imponible que se utilizaba hasta ahora conocida como el valor real del mercado. Esta modificación supone un engrosamiento de las cuentas de las arcas públicas a costa de todos los españoles que hereden. Pongamos un ejemplo práctico, si tienes la suerte (o la desgracia gracias al Gobierno de España) de heredar una casa de un millón de euros y el catastro elaborado por Montero pone que ese inmueble cuesta 1,5 millones pagarás mucho más en el impuesto de Patrimonio.

EL GOBIERNO SE EXCUSA

Pero esta subida disfraza ha sido defendida por el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez. El Ministerio de Hacienda se excusa en que el objetivo de dicha modificación es el de «resolver los problemas de gestión de estos impuestos, provocados por la litigiosidad que tenía la base imponible definida como valor real». En la práctica, los expertos aseguran que supondrá una subida de impuestos encubierta.

Hasta ahora, el valor real representaba un concepto difícil de cuantificar y es por ello que el departamento de Montero se ha propuesto establecer el coste de los mismos. Cabe destacar que esta nueva cuantificación Hacienda no tiene en cuenta aspectos como el estado del inmueble que deprecian el valor de la casa. Montero se centra en «los valores de las últimas transacciones producidas en una zona concreta» para elaborar este mapa para «crujirte» de impuestos seas de la clase económica que seas.

Hacienda ha explicado que «este nuevo indicador no conllevará subida de impuestos ni modificará el IBI ni tendrá un efecto retroactivo, al entrar en vigor el 1 de enero del próximo año». Además, el ministerio de María Jesús Montero ha asegurado que los valores de referencia no superarán a los del mercado porque se aplicarán «los factores de minoración que se han fijado por la Orden Ministerial publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Ese coeficiente será del 0,9, tanto para los inmuebles urbanos como para los rústicos».

María Jesús Montero (PSOE)

Asimismo, desde el Ministerio de Hacienda recuerdan que «el valor de referencia es distinto del valor catastral, y no afecta en modo alguno a los valores catastrales vigentes, de forma que tampoco a los impuestos cuya base imponible sea ese indicador, como es el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)».

Esta catastrazo llega tan solo unos días después de que se presentaran los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en los que se incluye una partida de 500 millones de euros para el Ministerio de Igualdad de Irene Montero. Con esta generosa partida, la ministra de Podemos pondrá en marcha sus interesantes cursos con poco poder de convocatoria como aquellos dedicados a la «masculinización» del mundo rural. También esta subida encubierta de impuestos llega después de que Pedro Sánchez anunciara con orgullo la creación un bono de 400 euros culturales para los ciudadanos que cumplan 18 años (los nuevos votantes). Todos estos «chiringuitos» y prestaciones de dudosa utilidad tendrán que ser financiados con algún tipo de fondo y que mejor que crujir a todo aquel que herede los bienes de sus familiares fallecidos…