miércoles, 1 diciembre 2021 07:53

Belarra impone el DNI-Animal único en toda España pero rechaza la tarjeta sanitaria común

El DNI-Animal propuesto por la secretaria general de Podemos Ione Belarra ya figura en el anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales. La Dirección General de Derechos de los Animales implantará una base de datos nacional del DNI-Animal para registrar a las mascotas de toda España y crear una red de refugios para las mascotas de mujeres maltratadas. Este DNI, dedicado a los animales, creará una base de datos nacional para facilitar el intercambio de datos entre todas las regiones de España. Sin embargo, esta facilidad que tienen las mascotas no la tienen los ciudadanos españoles que carecen de una tarjeta sanitaria única válida en todo el territorio nacional. PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas tumbaron la propuesta de una tarjeta sanitaria común ya que suponía «recentralizar España», sin embargo, ahora los animales si van a contribuir a centralizar el país gracias a las formaciones que rechazaron el registro sanitario común.

El anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales prevé la creación de este DNI-Animal, un curso de formación para tener mascotas o multas para aquellos ciudadanos que abandonen sus mascotas, entre otros asuntos. Este documento de identidad sirve para identificar a todos los animales de compañía, registrar sus tratamientos veterinarios y calendario de vacunas. La gestión de este DNI-Animal corresponde a las Comunidades autónomas pero es válido en todo el resto de España.

La gestión del DNI-Animal corresponde a las Comunidades autónomas pero es válido en todo el resto de España

Mientras el DNI-Animal sirve en todo el país, los españoles carecen de una tarjeta sanitaria única válida en todo el territorio nacional. Los veterinarios podrán acceder a los registros sanitarios de los animales independientemente de la provincia de la que que provengan, pero los médicos de seres humanos no. El grupo parlamentario Ciudadanos fue el encargado de proponer este documento único en toda España pero PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas decidieron no sacar adelante este proyecto de los naranjas con sus escaños. Con esta decisión, se tumbó la creación de una tarjeta sanitaria única que extendería la receta electrónica y la implantación de un historial clínico accesible desde cualquier punto del país. Los partidos de izquierda acusaron al entonces presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de querer «recentralizar el Estado» y de cargar en el Ministerio de Sanidad las competencias de las Comunidades Autónomas.

Sin tarjeta sanitaria común, los hospitales de las Comunidades Autónomas no comparten los currículums sanitarios de los españoles, en pleno siglo XXI esto sólo se hace de manera manual, con llamadas entre hospitales. Los médicos no pueden consultar de forma automática la historia clínica de un paciente que proviene de otra comunidad autónoma, sin embargo, en el caso de los animales, sí se podrá acceder a los datos de dicho ser vivo independientemente de la provincia de la que proceda.

CIUDADANOS PIDE UNA CARTERA DE SERVICIOS COMÚN

Ciudadanos ha clamado en múltiples ocasiones a la unificación de datos para mejorar los servicios públicos españoles. El partido naranja ha solicitado una cartera de servicios común para todas las Comunidades Autónomas, que evite la desigualdad de tratamientos en función del lugar de residencia. Entre estos servicios públicos se encuentra la Sanidad que a juicio de los naranjas se mejoraría con una base de datos común compartida entre comunidades.

La propuesta de la tarjeta sanitaria común fue impulsada en su momento por el titular de Sanidad de Ciudadanos de entonces, Francisco Igea. El Partido Popular si apoyó esta iniciativa de los naranjas que al final quedó en papel mojado ante la oposición del resto de grupos presentes en el Congreso de los diputados. Incluso, el PSOE tildó esta propuesta de «retógrada» que no casa con el Estado autonómico que es España.

Podemos también se opuso a esta centralización de datos que hoy quieren recoger en los registros comunes del DNI-Animal. Los morados, no dieron luz verde al registro sanitario único que permitía consultar datos sanitarios de los ciudadanos que fueran atendidos fuera de su lugar de residencia. Sin embargo, ahora, a través de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, han decidido cambiar de parecer y realizar un registro único para que todos los Ejecutivos regionales compartan datos sobre las mascotas que necesiten ayuda. Solo de los animales, los humanos no.