jueves, 2 diciembre 2021 10:23

Irene Pardo, el ‘submarino’ de Génova para vigilar al PPC

Génova trata de controlar completamente al Partido Popular de Cataluña (PPC). Pablo Casado, Teo García Egea y Fran Hervías se han empeñado en tomar las riendas de un partido con un líder sin apoyo externo. Alejandro Fernández por no tener, no ha tenido ni sitio de honor ni una foto pública durante la visita de José Luis Martínez-Almeida a Barcelona.

Fernández trata de ganarse el favor de Casado. No sólo aludiendo a él en Twitter, sino también con elogios en sus declaraciones hacia el líder, inmerso también en su pugna con Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. El proyecto de Fernández para Cataluña es, punto por punto en el programa, impecable, pero no llega a los votantes.

Atraer la inversión, bajar impuestos en una de la Comunidades Autónomas con mayor presión fiscal de toda España y volver a la convivencia entre catalanes es su eje central. Sin embargo, este mensaje no cala en una Cataluña polarizada, donde la independencia y los discursos duros se han abierto camino, a izquierda y derecha.

MÁS FOTOS CON ALMEIDA QUE ALEJANDRO FERNÁNDEZ

Quien sí ha tenido fotos públicas junto al alcalde de Madrid ha sido Irene Pardo. La presidenta de las Nuevas Generaciones de los ‘populares’ es una perfecta desconocida para la inmensa mayoría de los votantes, pero ahí ha estado, junto con su padrino político, Josep Bou. Los elogios no solo se han transmitido a viva voz durante su paseo por las céntricas calles de Barcelona, sino también a través de las redes sociales.

Pardo, según han confirmado fuentes ‘populares’ a MONCLOA, no es más que «otro submarino» de Génova. Persona de confianza de Bou, que a su vez tiene a Ana Camins en la cúpula no sólo de Madrid, sino también de Génova, para poder informar a Casado y Egea de los movimientos de Fernández y la situación del partido.

Alejandro Fernández, líder del PPC, a la izquierda de la imagen y sin sitio de honor en la primera mesa.

Un valioso enlace para conocer los entresijos entre los jóvenes, principal objetivo ahora del PSC y Vox. Pero no sólo. Barcelona pel Canvi, el partido dirigido ahora por la diputada ‘popular’ Eva Parera, trata de aunar a los constitucionalistas bajo las mismas siglas. De cara a los jóvenes ha fichado a Yerai Mellado, entonces presidente de S’ha Acabat, una de las asociaciones juveniles más activas y combativas contra los independentistas en Cataluña.

BOU, LÍDER DEL PPC EN BARCELONA, PADRINO DE PARDO

Bou designó a Pardo como consellera en la gran purga municipal. El presidente del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona y Fernández tuvieron una guerra abierta y sin cuartel. Los continuos ataques y salidas de tono del empresario y expresidente de la entidad Empresaris de Catalunya llegaron a su punto más elevado a principios de marzo, tan sólo dos semanas después de la catastrófica noche electoral para el constitucionalismo del 14-F.

Bou amenazó con dimitir del grupo, pero conservar el acta, si no se hacía lo que él quería. Génova presionó a Fernández para que pudiera hacerlo. «Si en dos o tres semanas no se marchan determinadas personas, lo haré yo«, dijo Bou.

Bou culminó su purga tan sólo dos semanas después. La escabechina acabó con históricos dirigentes del PPC fuera, mientras que otros sí encontraron cobijo bajo el brazo de Fernández. se ha culminado una gran purga, donde algunos de los fulminados por Bou no han podido recalar en algún puesto en el partido. Otros en cambio sí han podido encontrar un refugio.

SÓLO APARECE EN LOS PLENOS Y NO SE LA VE CON ENTIDADES DEL DISTRITO

Entre los purgados se encontraban consellers de distrito y también en puestos de asesor, entre otros. Bou limpió a los más afines a Fernández y algunos históricos, como el jefe de prensa del PPC en el Consistorio. A cambio, fichó a un conocido independentista, Eduard Batlles, con un sueldazo de 50.000 euros brutos anuales.

Pardo ha sido la única consellera de distrito que ha aparecido en el primer plano en las fotos oficiales del PPC. Su imagen aparece junto a Bou, Martínez-Almeida. A la derecha, se encuentra el otro concejal del Ayuntamiento, Óscar Ramírez. La relación entre ambos regidores catalanes no atraviesa por su mejor momento.

Asimismo, pese a que el PPC aún no ha designado a candidato alguno para las próximas elecciones de 2023, Pardo ya ha encumbrado a Bou como el líder de la lista por Barcelona. Está por ver aún si Fernández puede apartarle antes de estos comicios, o por contra, Bou será el líder ‘popular’ para esa contienda electoral.

Según varias fuentes municipales, la labor de Pardo en su distrito es «muy discreta«. «Sus propuestas son simplonas y apenas hay relación con los compañeros», han apuntado. Pardo es la consellera de distrito más joven de la Ciudad Condal, pero no tiene relación con entidades sociales. «Solo se la ve en los plenos», han asegurado las mismas fuentes. «No se la ve en el despacho ni tampoco pateándose el distrito», han continuado.

EL PPC PUSO A PARDO COMO NÚMERO 3 EN LAS LISTAS DEL 28-A

Pardo cuenta con el beneplácito del presidente del grupo ‘popular’ en el Ayuntamiento de Barcelona. La relación entre ambos es de confianza plena, en cuanto a lo político se refiere. El concejal más díscolo y contrario a Alejandro Fernández, presidente del PPC, aún no es oficialmente candidato, pero Pardo le presenta como tal de cara a las elecciones de 2023.

Sin embargo, todo es una operación marketing. Fernández ha asegurado en más de una ocasión que hasta otoño de 2022 no habrá candidatos electorales. Antes, el PPC está trabajando en reestructurar el partido y presentar candidaturas sólidas para evitar su desaparición, como casi ocurrió en las pasadas elecciones generales.

Pardo fue colocada por Génova como número tres en las elecciones de abril de 2019. Aquella lista estaba comandada por Cayetana Álvarez de Toledo y Joan López. No obstante, se modificó por completo con la repetición de las elecciones del 10-N. Álvarez de Toledo volvió a liderar la lista, pero el PPC prescindió de sus números dos y tres, entre los que se encontraba la joven desconocida.

¿Cómo alguien apenas desconocido había pasado por encima de personas como Juan Milián o Maritxu Hervás, dos de los grandes activos del PPC? En ambos comicios, la lista fue cerrada por Josep Bou. En noviembre, se cambió a Pardo por Manuel Reyes, ahora presidente del PPC en Barcelona, y principal coordinador de la campaña electoral para el 2023.