domingo, 28 noviembre 2021 09:20

Lobato da los primeros pasos para convertirse en Aguado y tiende la mano a Ayuso

El halo conciliador y de sometimiento de Ciudadanos sigue vigente en la Asamblea de Madrid a pesar de que los naranjas hayan desparecido del hemiciclo madrileño. El recién nombrado secretario general del PSOE-M y portavoz de los socialistas en la Asamblea en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, se ha mostrado dispuesto a abrir una negociación con el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso para frenar la posibilidad de que haya una modificación de las leyes LGTBI que la Asamblea de Madrid aprobó en 2016 durante el mandato de Cristina Cifuentes.

Esta normativa identificada como Ley 3/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid, contiene artículos orientados a la no discriminación y al respeto de este colectivo. Este texto había permanecido inalterado con el cambio de Ejecutivo, sin embargo, ahora esta normativa autonómica se está revisando ahora y forma parte de la negociación de los Presupuestos para 2022 de la Comunidad de Madrid después de que una de las exigencias de Vox para apoyar las cuentas de Díaz Ayuso sea la derogación de este texto. Ante la amenaza de derogarla, el líder de los socialistas madrileños se ha abierto a negociar con el Partido Popular como ya hacía el exdirigente de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado.

Mientras Unidas Podemos y Más Madrid han redactado una enmienda a la totalidad de las cuentas propuestas por el equipo de Isabel Díaz Ayuso, Juan Lobato se ha limitado a enviar una carta a la Presidenta de la Comunidad de Madrid para que reconsidere los Presupuestos. Asimismo, el portavoz socialista se ha mostrado abierto a acordar los Presupuestos para 2022 con el Partido Popular a través de su cuenta de Twitter.

No obstante, parlamentarios del equipo de Juan Lobato se han posicionado radicalmente en contra de revisar las leyes LGTBI en las cuentas anuales. El diputado socialista y activista LGTBI, Santiago Rivero, apuntó que las leyes LGTBI «no son revisables», sino que «se aceptan, se desarrollan y se cumplen. Lo que tienen que hacer no es revisar las leyes sino establecer los protocolos para que se cumplan, especialmente en el ámbito sanitario y en el educativo», ha zanjado Rivero subrayando lo «intolerable» que supone el hecho de que haya listas de espera de más de seis años para la cirugía de personas trans. Asimismo, Santiago Rivero ha indicado que el PSOE no va a aceptar «un revisionismo de los derechos ya adquiridos de la manos de la ultraderecha Vox, que lo que quiere es arrebatarnos esos derechos que tanto nos ha costado conseguir».

«EGO»

Juan Lobato lleva tan solo dos semanas al frente de los socialistas madrileños. Tras obtener la secretaría general en las primarias, Lobato se ha colocado al frente del PSOE de la Comunidad de Madrid. El exalcalde de Soto del Real consiguió arrebatarle el liderazgo de los socialistas capitolinos al alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, con una victoria abrumadora.

Lobato consiguió el favor de caras importantes del partido aunque desde Ferraz no quisieron decantarse por ninguno de los dos candidatos. Según fuentes del PSOE, la dirección nacional del partido prefiere poner al frente a una mujer para hacer oposición a Isabel Díaz Ayuso pero hasta el momento de nombrar candidata a presidir la región habrá que respetar el voto de la militancia que ha elegido a Juan Lobato como secretario general. Sin embargo, fuentes cercanas a Juan Lobato apuntan a que él mismo quiere postularse como candidato a presidir la Comunidad de Madrid. «No le basta con ser secretario que también quiere ser candidato, detrás de Lobato solo hay ego y muchos del partido lo sabemos», destaca un miembro de la Ejecutiva socialista que prefiere mantener el anonimato.

«No le basta con ser secretario que también quiere ser candidato, detrás de Lobato solo hay ego y muchos del partido lo sabemos»

Sin embargo, hasta que se perfile un candidato o candidata aún queda tiempo puesto que las elecciones serán en 2023. Por el momento, Lobato ya se ha hecho con la portavocía del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid relegando a Hana Jalloul que había sido Portavoz desde que comenzó la vigente legislatura.